La Federación mostró su negativa a través de una carta firmada por Luis Rubiales y dirigida a Javier Tebas. Rubiales, que tenía hasta el 5 de enero para pronunciarse y aún no había contestado a LaLiga, ha decidido acabar de golpe y porrazo con esta polémica

La Federación solicita documentación aclaratoria sobre “el acuerdo firmado por esta última entidad para disputar partidos en Estados Unidos, del que se desconocen aspectos fundamentales como las obligaciones asumidas y si existe el consentimiento de los en Estados Unidos, del que se desconocen aspectos fundamentales como las obligaciones asumidas y si existe el consentimiento de los actores y clubes implicados en la competición”.

En la misiva, se informa a la Liga de que se ha elevado la consulta sobre este asunto a la FIFA y a la UEFA para conocer “las posibles implicaciones que podría tener la decisión de autorizar este partido sobre la integridad y principios generales deportivos, además de posibles desequilibrios que se pudieran crear en otros territorios y si está en consonancia con las líneas estratégicas de esos máximos organismos deportivos internacionales”.