El Real Madrid se posiciona públicamente en el conflicto entre LaLiga y la RFEF por la intención de Javier Tebas de llevar partidos de Primera a Estados Unidos. “No iremos a Estados Unidos, no sé qué intereses responde, pero no a los intereses de los clubes y de los aficionados, nos negamos rotundamente”, aseguró Florentino en el turno de réplica de la Asamblea a la pregunta de un preocupado socio.

Con LaLiga enfrentada a FIFA, RFEF y AFE, aunque Tebas no rinda (“El Girona-Barcelona se tiene que jugar…”), el Madrid ya había insinuado a sus socios su posición contraria a la idea de jugar en Estados Unidos. En la reunión con los socios representantes del pasado viernes, preparatoria de la Asamblea, Florentino ya avanzó sus intenciones al ser preguntado por el Girona-Barcelona de Miami y la posibilidad de que el Madrid juegue allí. “Estoy rotundamente en contra”, les indicó, en privado, el máximo mandatario blanco. Esta vez insistió ya ante los 972 socios compromisarios presentes en el Palacio de Congresos del Campo de las Naciones.