Thibaut Courtois fue uno de los grandes protagonistas del derbi del sábado en el Santiago Bernabéu. Gracias al portero belga del Madrid, y a Oblak, el Real Madrid-Atlético acabó sin goles. Para el guardameta madridista fue un partido especial, no sólo porque se enfrentó al equipo rojiblanco (ya lo hizo la pasada temporada con el Chelsea), sino porque al final la afición blanca acabó aclamándole.

Courtois ha hablado para el portal de fñutbol belga Belgofut y ha explicado sus sensaciones tras el encuentro:

Derbi: “No fue un partido fácil porque veníamos de perder a mitad de semana (ante el Sevilla en el Pizjuán). Ellos tuvieron dos oportunidades en la primera mitad. También hubo aquel disparo de Saúl al empezar… Luego paré dos veces un uno contra uno, primero contra Griezmann, luego Costa. Me sentí importante. Ciertamente, en esa oportunidad de Griezmann, él vino ante mí, pero me agrandé y mantuve mi cabeza fría. También con Diego me agrandé, y la saqué con la mano. En la segunda mitad llegaron menos e intenté transmitir confianza en las bolas centradas. Tuvimos oportunidades de ganar, pero Oblak hizo un buen partido. Es una pena porque realmente tuvimos que ganar”.

Su juego con los pies: “No soy malo con los pies. Puede que no esté entre los mejores, pero ciertamente tampoco estoy mal. Me atrevo a jugar con mis pies. La última pelota en la que Kalinic puso presión, se le doy a Varane con la derecha (él es zurdo). Muchos porteros habrían despejado ese balón. A veces doy una pelota mala, sí, pero conozco a más porteros que son, por así decirlo, fenomenales con los pies cometiendo más errores que yo. Sólo estoy haciendo lo que tengo que hacer, y eso es lo más importante”.

Coreado en el Bernabéu: “Sí, sobre todo después de ese primer mano a mano. Todos contuvieron la respiración. Cuando paras esa pelota y oyes a todo el estadio vitorear… Y entonces ellos corearon mi nombre. Me gustó. Tengo que intentar tomar mi lugar poco a poco. Tengo que mostrarme, especialmente si tienes dos buenos porteros, como es nuestro caso. Ayudar al equipo siempre es lo más importante”.

Contra el Atlético: “Ya lo había experimentado el año pasado, cuando jugamos con el Chelsea ante el Atlético. Pero todavía es especial. Ellos son amigos. Siempre tendré buenos recuerdos del Atlético. Pero ahora era un nuevo partido… Un partido importante que tuvimos que ganar”.

¿Ha cambiado el Atlético?: “Juegan muy organizado. Simeone también busca los errores del oponente y trata de explotarlos. Lo hicieron dos veces y dos veces estuve allí. Usan los recursos que tienen y siempre han tenido éxito”.