La presente Liga es una de las más igualadas de la historia. Barcelona y Real Madrid lideran la clasificación de Primera empatados con 14 puntos. Desde la temporada 1995-96, cuando se empezó a usar el sistema de tres puntos para el vencedor de los partidos, nunca hubo un primero que sumase tan pocos puntos. Además, respecto a la distancia con el colista, en los últimos diecinueve años no hubo tan poca diferencia.

Los de Valverde y Lopetegui han tenido un arranque liguero casi idéntico. Ambos equipos han tropezado con dos empates y una derrota. Los azulgranas cedieron dos puntos ante Girona (2-2) y Athletic (1-1) y tres ante el Leganés (2-1). Los merengues, por su parte, cayeron ante el Sevilla (0-3) y empataron ante Athletic (1-1) y Atlético (0-0). A pesar de ello, siguen dominando la zona alta de la clasificación con catorce puntos cada uno, seguidos de cerca por Sevilla (13) y Atlético (12). Nunca en la historia de LaLiga, desde que por cada victoria se obtienen tres puntos, un líder no sumaba tan pocos puntos. En cambio, los azulgranas lograron sumar la pasada campaña y en la 2013-14 todos los puntos posibles (21). La suma de tan pocos puntos por parte de los dos grandes de España y el acecho de los hispalenses y rojiblancos demuestra la igualdad de esta edición de LaLiga.

Prueba de ello es la distancia con el colista. Barcelona y Madrid tienen diez puntos más que el Leganés, el farolillo rojo de Primera. Sólo en la temporada 1999-2000 hubo menos distancia, tan solo nueve. Cuando Barcelona y Rayo Vallecano, primero y segundo, sumaban 16 puntos y 7 el Betis.