Javier Tebas, presidente de LaLiga, sigue manteniéndose firme ante las negativas de la AFE, encabezadas por su presidente David Aganzo, sobre que la sede del encuentro Girona-Barcelona sea en Estados Unidos.

En una entrevista concecida a CNN, Tebas se mostró confiado para seguir adelante con su plan de llevar el derbi catalán a suelo norteamericano: “Conozco bien España y el mundo del deporte. Sabía que no iba a ser fácil y que se iba a producir malestar con el tema. Pero me apuesto 10.000 dólares a que el partido se juega en Estados Unidos”.

Además, para reforzar su postura, Tebas recordó que se recompensará a las aficiones de Girona y Barça al jugarse el partido en el extranjero: “Se va a ofrecer a los aficionados del Girona paquetes específicos para así poder ir a ver a su equipo”.