Eden Hazard está volviendo a sonar para el Real Madrid. Ahora que el equipo blanco atraviesa una mala racha, una gran parte de la afición ve necesario un revulsivo para reconducir la situación y echando un vistazo al mercado de fichajes, el belga es el jugador más talentoso de los que podrían abandonar su equipo sin reparos. Estas son las cinco razones por las que saldría ganando el club si decidiera contratar al diez del Chelsea en enero.

Podría jugar la Champions League

El futbolista del Chelsea siempre ha mostrado disposición por jugar en el Real Madrid, especialmente cuando estaba entrenado por su admirado Zinedine Zidane. Y ahora lo ha vuelto a reconocer. El Chelsea se quedó fuera de la Champions League la pasada temporada y ha sufrido un cambio de entrenador, por lo que no hay mucha estabilidad en Stamford Bridge. No jugar Liga de Campeones implica que si firmase en enero podría disputarla de blanco.

Un líder que tire del carro

En caso de acabar fichando, el Real Madrid se haría con un líder. El futbolista que capitanea a la selección de Bélgica llevó a los suyos a la tercera plaza del Mundial de Rusia gracias a su talento y a su carácter. También ha sacado a su club de más de un apuro y fue el protagonista de su equipo hace dos años cuando consiguieron el título de la Premier League, algo que desde la salida de Cristiano Ronaldo se echa de menos.

Motivar y generar competencia en el vestuario

Y precisamente suele ocupar la banda izquierda como acostumbraba a hacer el portugués, aunque también puede jugar tanto por la derecha como por detrás del delantero. Eso generaría competencia para la mayoría de los centrocampistas, obligando a jugadores como a Marco Asensio a mantenerse alerta y en forma todo el tiempo para tener hueco en el once inicial de Julen Lopetegui.

Un jugador habilidoso y muy completo

A pesar de que no aportaría tantos goles como Cristiano, tiene talento para anotarlos (esta temporada, sin ir más lejos, lleva ocho dianas en diez encuentros) y pocos jugadores de banda hacen tantos como él, pero además posee otras habilidades. Es veloz, se maneja a la perfección con ambas piernas y además de ser un genio en el desborde, es buen pasador. Prueba de ello es que en lo que va de curso ha repartido tres asistencias. Por si fuera poco, también sabe pegarle a balón parado, ya que posee un potente disparo. Todo un peligro para las defensas rivales.

Fácil adaptación y reclamo para futuros fichajes

Hay pocos futbolistas en el mundo tan completos como el belga y traerle no significaría únicamente mejorar el juego del equipo. También sería muy útil a la hora de atraer a otros futbolistas. Si hay una liga que sea capaz de retener a sus estrellas es la inglesa y ver salir a un verdadero crack en la plenitud de su carrera (27 años) rumbo a Madrid facilitaría mucho las cosas de cara al siguiente objetivo. De hecho, ser belga es una ventaja, ya que no ocupar plaza de extracomunitario permitiría la llegada de otros que sí lo fueran o el desarrollo de jugadores como Vinicius, que no se vería obligado a buscar una cesión para hacer hueco en la plantilla. Hazard, además, mantiene una gran amistad con Thibaut Courtois, compañero de club y de selección hasta que el Real Madrid logró el traspaso del guardameta, quien le ayudaría a adaptarse rápidamente.