Real Madrid

El Madrid busca el imposible: la 1ª Liga de Tenerife, su espejo

By 11 febrero, 2019 No Comments

El Real Madrid persigue el imposible. En los 90 años de historia de la Liga que ahora se conmemoran, ningún equipo ha logrado ser campeón tras tener una desventaja de diez puntos sobre el líder (aunque ahora la distancia con el Barcelona está en seis, tras la derrota con la Real en la 18ª jornada llegó a diez). La mayor remontada para proclamarse campeón, según el blog La Liga en números, se produjo en la temporada 1998-1999, cuando el Barcelona de Van Gaal fue capaz de enjugar los nueve puntos que el Mallorca le sacaba en la jornada 14 para entonar segundo alirón consecutivo del holandés en Can Barça. Los azulgranas sumaron 17 victorias en 21 partidos para levantar el título faltando tres jornadas.

Tras esa, en la historia del campeonato ha habido otras dos remontadas de ocho puntos para ser campeón, ambas sufridas por el Madrid. La más reciente (y rápida) en la 2003-2004. Los de Quieroz sacaban ocho puntos al Valencia (cuarto) en la 26ª jornada. En la última docena de partidos, los che, con Rafa Benítez en el banquillo sumaron 15 puntos más que los blancos, que solo ganaron tres partidos y perdieron sies de los siete últimos para quedar cuartos.

Distinto mérito (porque las victorias entonces solo valían dos puntos), tuvo la remontada del Barcelona en la primera de las Ligas de Tenerife. Como en la 98-99, el viaje a contracorriente empezó en la 14ª jornada. El Real Madrid (26 puntos) le sacaba entonces ocho al Barcelona (tercero, con 18), que abrió entonces una racha de cinco victorias que repitió luego en el cierre de campaña. El Madrid, que era líder ininterrumpido desde la 7ª jornada, se quedó sin gasolina en las cinco últimas: dos victorias, un empate y dos derrotas. El Barça llegó a ser 13ª aquella temporada y también remontó seis puntos a otro líder: el Atlético (6ª jor.).

Aunque este precedente, por doloroso que sea su recuerdo, sí puede servirle al Madrid: con las victorias valiendo dos puntos, la diferencia significaba cuatro victorias o tres triunfos o dos empates [los dos Clásicos de aquella temporada acabaron 1-1 y el Barça tuvo mejor diferencia de goles general]. Remontar diez puntos ahora exige los mismos resultados (o un empate menos si los de Solari consiguieran la proeza de recuperar el goal average tras el 5-1 de la primera vuelta en el Clásico del Camp Nou).

Otros seis campeones lo fueron tras remontar siete puntos: Barcelona (28-29, 51-52 y 52-53); Atlético (49-50), Real Sociedad (80-81) y Real Madrid (02-03).

En la recordada Liga del Clavo Ardiendo, los de Schuster remontaron los seis puntos que el Barcelona les sacaba en la jornada 24 (los blancos eran cuartos). Entonces, el Madrid solo pinchó cuatro veces (tres empates y una derrota). El Barça, en cambio, cedió tres derrotas y otros tantos empates, incluido el Clásico y el famoso Tamudazo. El campeonato acabó empatado a puntos (76) y decidido por la victoria blanca (2-0) en el Clásico de la primera vuelta.

Ya en otra ocasión muy fresca en la memoria estuvo a punto el Real Madrid de remontar no diez, sino doce puntos, a un Barcelona líder. Fue hace tres temporadas, en la campaña en la que Zidane se hizo con las riendas del banquillo del Bernabéu. El Barça tuvo doce puntos de colchón durante cuatro jornadas (de la 26ª a la 29ª), pero un empate y tres derrotas seguidas (Clásico, Real Sociedad y Barcelona). Los de Luis Enrique enderezaron el rumbo con pleno de victorias en las últimas cinco jornadas e hicieron inútiles las últimas 12 victorias seguidas del Madrid, que acabó a un punto del campeón.