Noticias

Las tareas pendientes de Zidane

By 19 junio, 2019 No Comments

Faltan apenas veinte días para que el Real Madrid regrese de sus vacaciones y, tras comparecer en Valdebebas, tome el avión para iniciar su gira norteamericana. Los deberes en materia de fichajes para reforzar la plantilla están más que avanzados, pero aún quedan tareas por hacer e incógnitas cuyo despeje está en manos de las decisiones de Zidane.

El fichaje de un centrocampista

Si dependiera del técnico francés, no habría duda: Pogba sería jugador del Real Madrid la próxima temporada. El jugador ya ha dado el paso con sus declaraciones del domingo en Tokio. «Creo que para mí podría ser un buen momento para tener un nuevo desafío en otro lugar». Una fórmula similar a la que empleó Hazard a la conclusión de la Europa League para anticipar su futuro. El obstáculo para la llegada del francés es que el Manchester United está enrocado en retenerlo como estandarte del nuevo proyecto, en una temporada en la que tendrá que conformarse con disputar la Europa League.

La alternativa es Eriksen, opción preferida por el club, entre otras razones, por su menor coste económico. Pero el danés se está cansando de esperar como segundo plato. Se estaba resistiendo a renovar con el Tottenham, pero ha comenzado a considerar la posibilidad de prolongar su contrato con el club londinense más allá de 2020.

El aluvión de salidas pendientes

No es un tema directo de Zidane, pero puede condicionarle mucho el trabajo en la gira de pretemporada. El Madrid se ha centrado cerrar las incorporaciones , pero aún no ha conseguido dar salida a los futbolistas a los que tiene que buscar destino. Entre descartes y cedidos que regresan el club debe buscar salida a, al menos, 12 jugadores, suficientes para formar un equipo paralelo.

La jerarquía en la portería

Con la salida de Keylor Navas —descontada, pero aún no efectiva— se resuelve el debate de la titularidad bajo la portería en favor de Courtois, pero ahora queda por definir quién será el segundo guardameta del equipo. Luca Zidane ha sido el tercer portero en las últimas temporadas, pero la intención del club es buscarle una salida como cedido. Lunin también aspira a quedarse con esa condición.

El nuevo sistema

En el tramo final de la temporada recién concluida, Zidane avanzó que en el nuevo proyecto variaría su sistema: «Va a haber cambios también en el dibujo, sí», comentó en la previa del encuentro contra el Athletic. El 4-3-3 ha sido su esquema básico hasta ahora, que adoptó en su día condicionado por la bbC. En eso no se ha mostrado rígido en el pasado, mutando a un 4-3-1-2 con Isco de mediapunta y a un 4-4-2 en otras ocasiones. Los fichajes de Hazard y Mbappé y la solicitada llega de Pogba le abren las variantes. El francés tendrá unos diez días para trabajar sus nuevos conceptos antes del primer amistoso, la madrugada del sábado 20 al domingo 21 contra el Bayern en Houston.

Encontrar un preparador físico

Una de las figuras clave del cuerpo técnico de las últimas temporadas ha sido su preparador físico, el italiano Antonio Pintus, que llegó en 2016 avalado por Zidane y consiguió ganarse el respeto profesional de la plantilla. El turinés había sido el artífice en anteriores temporadas de que la plantilla consiguiera soportar largas temporadas que se prolongaban desde la Supercopa de Europa hasta la final de la Champions. Lopetegui prescindió de él y Solari lo recuperó, pero ahora Pintus ha aceptado una oferta del Inter de Milán. Un galáctico del cuerpo técnico que deja un vacío pendiente de cubrir.