Noticias

De líderes a secundarios: Kaká, Griezmann, Bale, Neymar…

By 14 julio, 2019 No Comments

Antoine Griezmann ha sido el último jugador en renunciar a su papel de líder en el Atlético de Madrid para enrolarse en el Barça, donde Messi asume dicho cargo. Tras cinco temporadas en el cuadro rojiblanco y más de 70 goles a sus espaldas, el antiguo ‘7’ colchonero quiso cambiar de estatus. 

En los últimos años ya se han dado varios casos similares al del francés, aunque desde distintas perspectivas. Unos cambiaron de aires pensando que serían líderes y se encontraron con una situación adversa. Otros, ya sabían que dejarían atrás un rol más importante para ser un secundario y así fue. 

Kaká

El brasileño era la gran estrella de un Milán que, por aquel entonces, era uno de los máximos exponentes de la Champions League. El ’22’ era la gran imagen del equipo de 2006. El atacante fichó por el Real Madrid en el verano de 2009, justamente cuando Florentino Pérez incorporó a Cristiano Ronaldo como su gran estrella. 

Kaká dejó atrás la gran responsabilidad que tenía en el Milán para estar a la sombra de Cristiano. En ese Madrid fue perdiendo protagonismo temporada tras temporada hasta marcharse del club en 2013 y retornar al Milán. 

Gareth Bale

El galés era la referencia del Tottenham y una de las estrellas más mediáticas de la competición inglesa. Sus seis temporadas en el club británico le erigieron como el líder indiscutible de un equipo que ya se estaba consagrando en Europa League. 

Tras recibir la oferta del Real Madrid, el galés no pensó en que su estatus se vería diluido de manera tan drástica. Pese a que en su primera temporada sí protagonizó varios partidos importantes, Bale seguía estando a la sombre de Cristiano Ronaldo. 

Neymar

El caso del brasileño es distinto al de Bale y Kaká, pero el final fue el mismo. Llegó al PSG para ser el gran líder de un proyecto ganador, donde contaría con la ayuda de Mbappé. Lesiones, polémica y la gran explosión del francés propiciaron que fuese un jugador secundario a la sombra del galo. 

Diferente tesitura experimentó el brasileño cuando se marchó al Barça. Por aquel entonces sí era el gran líder del Santos y, al igual que Griezmann, quiso enrolarse a la plantilla culé para estar junto a Messi…

Costa

El Atlético de la temporada 2013-2014 no contó con un líder definido, porque Simeone primaba más al bloque en conjunto. El futbolista más decisivo, al menos de cara a gol, fue un Diego Costa que acabó con 27 tantos. El hispano-brasileño terminó escuchando otras ofertas del extranjero y se fue al Chelsea. 

En el conjunto blue el gran líder, al menos durante gran parte de la temporada, fue Hazard. El belga quitó protagonismo a un Costa que no pudo reivindicarse y que volvió de nuevo al Atlético de Madrid, donde Griezmann y Morata también le ubicaron en un segundo plano.