A Neymar se le agota el tiempo

Las horas han comenzado a pasar demasiado rápido para Neymar. Y las hojas del calendario se desprenden una tras otras sin que encuentre una solución. Por lo publicado en la prensa parece que la tensión entre Madrid, Barcelona y Juventus por materializar su fichaje va en aumento, pero lo que es una caldera es la situación que está viviendo el propio jugador. Para empezar, este domingo tendrá que pasar un mal trago, lo hará tanto si Tuchel le convoca para el partido ante el Toulouse como si no. Si no va al Parque de los Príncipes, habrá cánticos contra él. Si comparece y juega, también… Al menos, en la segunda opción, él tendría la posibilidad de revertir la situación con su juego.

Pero más allá del partido ante el Toulouse el verdadero drama para Neymar está en lo que pueda suceder después. Quedan apenas diez días para el cierre del mercado, el próximo 2 de septiembre, y su salida del PSG está lejos de materializarse. La realidad de Neymar es que ya no aguanta más en París. La League1 ha supuesto un claro paso atrás en su carrera como futbolista. Incluso su físico ha estado más desprotegido, ha recibido entradas más duras y en mayor cantidad y han sobrevenido varias lesiones que han sido un martirio para él. Su objetivo número uno, más allá del equipo en el que termine, el salir del PSG. El segundo, si es posible, ir al Barcelona…

En esta terna de pretendientes que tiene Neymar, ninguno de ellos tiene a estas horas una intención clara de contratarle. El Barcelona, si acaso, que es el único que se ha movido con dos ofertas oficiales (a la baja) que han sido planteadas por la insistencia de Messi. El argentino está haciendo verdadera presión a Bartomeu para que lo contrate porque no tiene feeling con Griezmann. Pero el Madrid, como la Juventus, se mantiene a la expectativa. En el caso del equipo blanco, sólo se lanzaría si el fichaje le fuera muy rentable en lo económico. Igual que la Juventus, que tiene la opción de reunir a Cristiano y al brasileño en el mismo equipo, lo que le reportaría una buena subida en notoriedad en el fútbol mundial.

Pero en el entorno del jugador, según ha podido saber AS, empieza a no tener claro que será fácil salir del PSG esta temporada. Firmó el brasileño por cinco años y le quedan tres más. El jugador está cobrando ahora 37 millones de euros netos y quiere un sueldo muy similar y firmar otros cinco años. Y tanto Madrid como Barcelona no se fían del estado del dedo del pie que tantos problemas le está dando. Quedan diez días para el final del mercado y el tiempo se agota para el brasileño sin que haya una solución para él.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies