Rafinha renueva con el Barça y se marcha cedido al Celta

El Celta ya tiene la guinda al pastel de la Operación Retorno. Tal y como avanzó AS el pasado sábado, el equipo vigués lanzó una última ofensiva por Rafinha y la operación acabó llegando a buen puerto. Únicamente falta la firma para que se produzca la confirmación oficial, pero el acuerdo ya es total entre todas las partes.

Rafinha ha aceptado renovar una temporada más con el Barcelona (su contrato expiraba en junio de 2020) para recalar como cedido en el Celta. La operación no contempla una opción de compra, tal y como pretendía la entidad olívica, por lo que se trata de una cesión pura.

El jugador aterrizará esta misma tarde en Vigo, pasará el pertinente reconocimiento médico y firmará su contrato para este curso con el conjunto celeste. De esta forma, se convierte en el cuarto jugador que regresa este verano, después de Denis Suárez, Santi Mina y Pape Cheikh.

Aunque Rafinha nunca militó en las categorías inferiores del Celta, siempre estuvo muy vinculado al equipo vigués desde que su padre fichara por la entidad olívica en los años noventa. Nunca se escondió su amor por los colores celestes y eso le hizo jugar en Balaídos en la temporada 2013-2014, a las órdenes de Luis Enrique. En Vigo, además, se reencontrará con su madre y dos de sus hermanos, que residen en la ciudad olívica.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies