«Ni Dios sabe lo que nos viene con Fati, tiene dos pares de h…»

Samuel Eto’o, que recientemente ha anunciado su retirada del fútbol en activo, ha concedido una entrevista  a SER Cataluña, al programa ‘Què T’hi jugues’, en el que repasa la actualidad del Barça, con nombres propios, su llegada al club blaugrana, sus planes de futuro…

Su fichaje por el Barça.

«El que me ayudó a escribir mi historia fue el Mallorca, por eso le estaré eternamente agradecido al club y a Mateu Alemany, así como los entrenadores que tuve en el equipo. Me acuerdo un día en el despacho de Luis Aragonés que me preguntó: ‘A ver, negrito: ¿qué quieres ser, un buen jugador o un gran jugador? Tu tiempo se ha terminado aquí y te tienes que ir a un equipo de tu nivel’. Cogió su teléfono, llamó a Txiki (Begiristain) y le preguntó si quería ganar títulos los próximos años y le dijo que me fichara si querían ganar, él se pensaba que Luis se estaba fumando algo, pero al final siguió su consejo».

Lo mejor de su etapa en el Barça.

«La foto más bonita fue la reunión entre Florentino y Laporta en su barco de Mallorca. Cuando Joan salió de allí, la reunión no fue lo que esperábamos y me dijo ‘ahora sí te he fichado’, después de que cogiera la cabeza diciéndome ‘esto no va a salir’. Yo pensaba ‘este tío está loco’, y al final tuvo razón. Ese señor luchó mucho para que yo pudiera ir a vivir todo lo que viví con mis compañeros. Todos los palos que me llevé me hicieron no bajar la guardia e intentar ser mejor».

Reunión Florentino-Laporta.

«Fue reunión muy dura con amenazas, pero Joan insistió tanto que cuando Butragueño y Florentino vinieron a mi casa de Mallorca les dije que me iba al Barça y sólo quería ir allí aunque me tenga que espera un año más aquí. Florentino dijo que solo había una salida que era negociar, negoció y feliz».

Mejor delantero de la historia del Barça. 

«Es un gran honor viendo todos los nombres importantes que han pasado, como Ronaldo Nazario, que para mí es el mejor jugador de todos los tiempos junto a Messi; es un gran honor».

Regreso al Barça.

«Volveré algún día, no sé cómo, pero volveré, Piqué quiere ser muchas cosas, pero si demuestra que vale, por qué no le vamos a ayudar. Yo ahora quiero descansar, disfrutar unos meses de mi mujer. Después, cuando sea, ser el primer entrenador de color en ganar una Champions y hacer jugar a un equipo como hace Pep con sus equipos».

El día que abandonó La Romareda por insultos racistas.

«Fue un momento triste, pero también le doy las gracias al club porque se puso de mi lado, los compañeros también, pero fue un momento triste porque muchas veces vamos a los campos con los hijos, ellos recuerdan lo que hacemos y repiten lo que hacemos, y muchos de ellos estaban repitiendo lo que sus padres estaban haciendo sin saber el significado. Lo duro es que esto sigue existiendo y pido de rodillas que todos ayuden para que las gradas sean más limpias, haya más educación. Enseñar a los hijos que todos somos iguales. Hay gente que te insulta primero y luego te pide fotos».

Griezmann y Ansu Fati.

«Veo todos los partidos del Barça. Lo que se nos viene con Fati creo que ni Dios lo sabe. Es muy bueno, tiene dos pares de huevos, mucha mucha personalidad, le deseo lo mejor y sobre todo que no tenga las lesiones que le puedan parar. Griezmann empezó bien. Los jugadores importantes juntos se entienden y el equipo funciona, si él disfruta, nosotros disfrutamos; le deseo que disfrute de este club y que no tenga ninguna presión porque jugar en el Barça es algo único, como quien bebe un buen vino».

Futiuro como entrenador.
«Por el momento me centro en descansar y disfrutar con mi esposa».

Xavi, futuro entrenador del Barça:
«Si no lo hace le voy a matar (risas)».

Victoria de Xavi en las semifinales de Champions asiática.
«Lo hizo muy bien así que le di la enhorabuena».

Los goles en las finales de Champions.
«Me inventé un gol que no existía. La prensa siempre había sido injusta con Valdés. Nosotros ganábamos y marcábamos, pero él salvaba cinco/seis goles en partidos importantes que eran increíbles y no se lo reconocían. Era el mejor jugador del Barça cada temporada. Más que los goles, lo que recuerdo es que, cuando entro en los vestuarios al descanso de la final en París, quería matar a mis compañeros y, cuando todo el mundo tenía la cabeza baja, dije: ‘vamos, uno por uno, no puede ser que vayamos perdiendo y estemos jugando así de mal ¿Qué estamos haciendo? Que cada uno piense, hay que ser hombres en los 45 minutos restantes y ganar esta final’. Y estoy contento porque Frank (Rijkaard) lo vio bien, hizo entrar a Andrés y él cambió el partido, jugó como Maradona, Messi y Cristiano Ronaldo juntos».

Celebración del gol en Roma.
«Con los golpes en el brazo decía que soy negro y por eso no hablan de mí, era el único de los dos equipos en el campo que había marcado en una final y era verdad. Hablaban de Cristiano y la prensa tenía que hacer portadas, hablaban de mi hijito Messi como si estuviera por llegar, pero la realidad es que el que lo había hecho era yo».

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies