«Courtois no tiene ansiedad; debe recuperar dos kilos…»

Thibaut Courtois (27 años) sigue padeciendo los efectos que la gastroenteritis aguda que le impidió jugar el segundo tiempo ante el Brujas y de la que el Madrid informó tres días después del partido para negar un supuesto cuadro de ansiedad atribuido erróneamente al portero. Pese a que el meta anunció el pasado lunes en sus redes que ya estaba restablecido («Recuperado y listo para seguir entrenando con el equipo nacional», tuiteó tras su primer entrenamiento con la selección), Roberto Martínez, su seleccionador, desveló en Deportes Cuatro que aún arrastra las consecuencias del virus estomacal: «No hay problemas de ansiedad, está entre un kilo y medio y dos lo que tiene que recuperar. Totalmente lo que una gastroenteritis te puede llevar».

Tras ejercitarse el primer día al margen, Courtois ya trabaja en Bélgica con normalidad. Si no sucede ningún contratiempo, será titular el próximo jueves ante San Marino y el del domingo en Kazajistán. Su figura no admite debate en su país ni es cuestionada por su seleccionador, quien volvió a dar la cara por él: «Es un jugador que sueña con jugar en el Madrid desde muy pequeñito y ahora está preparado para marcar una era en el Madrid». La seguridad que transmite con los Diablos Rojos (ha encajado de media 0,73 goles por partido y ha dejado la portería a cero en un 50% de encuentros) contrasta con las dudas que le envuelven en el Madrid (1,37 goles recibidos por partido y un discreto 28% de porterías a cero). «Estoy convencido de que es el mejor portero del mundo», zanjó Roberto Martínez.

El otro nombre que acaparó los focos en la entrevista de Deportes Cuatro fue Hazard y su supuesto exceso de peso. El seleccionador sonrió al escuchar la pregunta sobre los problemas con la báscula del atacante madridista y salió en su defensa: «El talento innato que tiene no depende de si el peso es uno u otro. Es una persona que es muy tranquila, no es un jugador que busque una gloria personal. Con o sin peso, Eden está en un momento que puede desbordar, desequilibrar y hace la diferencia». La selección cierra filas en torno a su estrella. Antes de estas palabras de Bob Martínez, Dennis Praet cerró cualquier conato de debate: «No veo a Hazard pasado de peso».

La controversia sobre su silueta ha acompañado al belga desde la pretemporada. Hace unas semanas bromeó con un intento de exhibición de abdominales, pero su rendimiento no le servía de escudo. Contra el Granada, en el último partido del Madrid, ya comenzó a parecerse al Hazard que quiere ver el Bernabéu y marcó su primer gol de blanco con una preciosa vaselina. «La gente está hablando y yo he escuchado muchas cosas…», reconoció el jugador. Con ese gol comenzó a diluir unas dudas que no existen ni en su selección ni en su país.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies