El COVID-19 aprieta al Madrid con los extracomunitarios

El coronavirus va a provocar muchas consecuencias a todos los ámbitos, entre ellos el administrativo. En este sentido, el Real Madrid será perjudicado por el retraso en el proceso para la obtención de la nacionalidad española. Es un asunto que afectará a sus extracomunitarios brasileños: Vinicius, Militao, Rodrygo y Reinier. No tanto al cedido Kubo, cuyo caso es diferente por necesitar diez años de residencia ininterrumpida en España (o contraer matrimonio con alguien del país).

Varias fases del procedimiento son telemáticas, por lo que no se verán exageradamente alteradas. Eso sí sucederá con las presenciales, y muy en particular con la jura de bandera para mayores de 14 años en el Registro Civil, el paso final. Para este había una lista de espera de alrededor de medio año antes del COVID-19, un tiempo que se incrementará por la situación actual.

A la espera de posibles soluciones que suavicen el contratiempo, el primer damnificado será Vinicius. El carioca cumplirá este verano dos años en España y, como contó AS, pedirá la nacionalidad. La hoja de ruta, ahora echada a perder, señalaba que la consiguiese a finales de 2020, en el mejor de los casos, o a inicios de 2021, en el peor. Como si de un efecto dominó se tratase, Militao y Rodrygo, que llegaron en 2019, también sentirán el atraso; como Reinier, aterrizado en febrero.

Un problema ‘sólo’ para la Liga

El Madrid, con Vinicius, Militao y Rodrygo, tiene ahora cubierto el cupo de extracomunitarios en Liga. Esto implicaría, si como parece todos continúan en la 2020-21, que Reinier no podría jugar la competición doméstica, y por ello sólo se pensaría en una cesión,… a no ser que Rodrygo continuase con ficha del segundo equipo. Este periódico trasladó una consulta sin respuesta por desconocimiento a la RFEF al respecto de si, constando El Rayo y Reinier como futbolistas del Castilla, el club podría ir intercambiando, en función de necesidades y preferencias, la tercera ficha de extracomunitario.

De cualquier modo, esto sólo ha de tenerse en cuenta en la Liga. No se considera torneo profesional ni a la Copa ni a la Supercopa de España, por lo que no existen las restricciones comentadas, en virtud de la disposición adicional segunda de la Ley contra la violencia, el racismo, la xenofobia y la intolerancia en el deporte de 2007. En la Champions también podrían actuar todos: sólo hay cupos para asegurar un número de futbolistas nacionales (o asimilados), ocho, de los que cuatro deben haber sido formados en el club.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies