Marcelo está en los Juzgados: asume 4 meses de cárcel y pagar 750.000 € por fraude

By | Agencia Tributaria, Delitos fiscales, Deportes, Equipos, Fútbol, Hacienda pública, Marcelo, Real Madrid | No Comments

Marcelo sellará durante la mañana de hoy martes su pacto con Hacienda por el que reconocerá un fraude fiscal correspondiente al ejercicio 2013. El lateral brasileño del Real Madrid habría utilizado una sociedad pantalla radicada en Uruguay para facturar sus derechos de imagen y evadir el pago del IRPF. El jugador ha acudido al Juzgado de lo Penal número 18 para ratificar los hechos ante el Juez y la Fiscalía.

Marcelo ha aceptado una condena de cuatro meses de cárcel y un pago de 753.624,90 euros por delito fiscal, según informaciones a las que ha tenido acceso El Mundo. La negociación se ha cerrado con una importante rebaja de la multa que debería abonar: 40% del total de la cantidad defraudada. Es decir, pagará 196.367,08€.

A ello hay que sumarle los 490.917,70 € defraudados que Hacienda le atribuye, más los intereses de demora en el pago. El acuerdo, en principio, será presentado este martes en el Juzgado de Instrucción número 4 de Alcobendas.

En el acuerdo figura que Marcelo admite haber cedido sus derechos de imagen a una sociedad uruguaya (Birsen Trade S.A.), considerada una empresa pantalla empleada para evadir impuestos. De ahí que la Agencia Tributaria considerase que en el año 2013 debería haber tributado más de un millón de euros en su IRPF; circunstancia que el propio jugador ha reconocido en su pacto con la Fiscalía.

En términos legales, el jugador del Real Madrid se ha declarado culpable de un delito contra la Hacienda Pública previsto en el artículo 305 del Código Penal. Eso sí, evita la prisión al tratarse de una pena inferior a los dos años y logra también una rebaja sustancial de la multa por admitir los hechos y colaborar con la resolución del caso en el menor tiempo posible.

Por otro lado, la Agencia Tributaria ha acusado a Marcelo de evadir impuestos en los años 2011 y 2012, pero sin llegar a los 120.000 euros; cifra a partir de la cual se considera delito fiscal. A ello también tendrá que hacer frente el lateral, pero por la vía administrativa. La sanción establecida ronda los 150.000€; cerrándose todo el periplo judicial del ’12’ con cerca de un millón por abonar y sin tener que pasar por prisión.