Sigue el partido en directo

By | Antoine Griezmann, Atlético Madrid, CD Leganés, Deportes, Equipos, Estadio Municipal Butarque, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, Jan Oblak, Mauricio Pellegrino, Óscar Rodríguez, Primera división, Rodri, Simeone, Thomas Lemar | No Comments

Primera parte de Leganés 0-0 Atlético de Madrid: LaLiga Santander, jornada 11

Previa del Leganés – Atlético de Madrid: jornada 11 LaLiga Santander.

Leganés

El Leganés pone hoy fin a sus etapas de montaña frente a un rival que ya se ha despeñado en algún duelo de lo que llevamos de curso. La ocasión, aunque suene paradójico, puede resultar favorable para los pepineros, hundidos desde la tercera jornada en puestos de descenso y ansiosos por sumar sensaciones y, sobre todo, puntos cuanto antes. Todo con tal de evitar hundirse en la zona peligrosa de la clasificación.

Después de haber logrado ganar al Barça, los de Pellegrino se ven capaces de todo. No sólo de lo mejor, también de lo peor. Esto último, lo malo, suele ser cosa más de su racha como visitante, que como local. Butarque es, por ahora, maná para los blanquiazules y para el mismo Pellegrino, al que ya empiezan a presionar los resultados. Con muchos problemas en defensa, puntuar no se vería con malos ojos al sur de la capital. En las dos visitas anteriores del Atleti a Butarque se consiguió: dos empates a cero consecutivos. Hoy lo firmarían de nuevo.

As a seguir: Óscar Rodríguez. El canterano del Real Madrid está firmando un gran inicio de curso, gol incluido al Barça. Con su pasado madridista aún latente, seguro que la motivación de marcar al Atlético también le provocará cierta ilusión. Es, del arranque de curso, una de las grandes sorpresas agradables del Lega.

Atlético de Madrid:

Anda el Atlético de Madrid viviendo en una indefinición anómala. Sin saber muy bien si es carne o pescado. Dulce o salado. El debate del estilo se ha enraizado este curso con especial saña en el tuétano de un conjunto que no ha comenzado bien la temporada en lo que se refiere a resultados, pero que sobrevive del mal ajeno. Al menos en Liga. La Champions es otro asunto.

Tras el batacazo de Dortmund, el buen rollo del Wanda ante la Real y el escueto triunfo de Copa en Sant Andreu, Butarque emerge como un reto complejo para Simeone y sus muchachos, que siempre que han cogido el Cercanías para plantarse en Butarque no han pasado del empate y la desesperación. Dos 0-0 consecutivos es su máxima cosecha ante un rival que no se le da especialmente bien allende su estadio. Al menos cuando Garitano era el técnico. Veremos con un Pellegrino que también se le atragantó a Simeone cuando entrenaba en el Alavés. Koke, Godín y Costa apuntan a ausencias para este partido más complejo de lo que parece.

As a seguir: Rodrigo. Hay debate Rodrigo en el Atlético. Cuando el mediocentro no ha jugado el equipo ha sido otro. Diferente. Menos armado y más romo. Una copia de lo que se supone que tiene que ser el Atlético. Algo parecido a lo que sucedió en Dortmund. Hoy, de jugar, deberá asumir galones como en los últimos encuentros, donde ya ha demostrado que vistiendo la rojiblanca no es Rodri, el de Villarreal, sino Rodrigo, el del Atlético.

Benzema espabila con Solari

By | Antoine Griezmann, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, Real Madrid | No Comments

Está lejos todavía de cubrir el hueco goleador de Cristiano (450 goles en 438 partidos), pero los cambios de entrenador le sientan bien al francés. En los primeros cinco partidos con Lopetegui marcó cuatro goles. Pero luego enlazó ocho partidos seguidos sin marcar. Así es Karim. Aún con todo, es el segundo máximo goleador francés por detrás de Mbappé (12 goles) y por delante de Griezmann (4), Dembélé (4), Fekir (3) o Giroud (0). El gol ante el Melilla ha espabilado al francés, que en Melilla jugó 45 minutos en el estreno del argentino.

Cambió su rol en el partido de Copa. Jugó peor, pero marcó. Normalmente juega bien, pero no anota. Karim vuelve a erigirse como uno de los hombres fuertes de la columna vertebral del técnico de turno. Viajó a Melilla para jugar como Sergio Ramos. En Madrid se quedaron Bale, Isco, Modric o Kroos. Y su competencia en el puesto, Mariano, se encuentra KO por lesión. Le toca dar la cara en la crisis de resultados del Real Madrid.

“Gran partido del Real Madrid”, escribió en su Instagram tras el 0-4 en Melilla. En el entrenamiento del día siguiente, posó sonriente con Vinicius. Sabe que puede ser uno de sus nuevos socios, como Álvaro Odriozola. Más juego por banda que le toca rematar por el centro. Ésa es la idea que le ha transmitido el Indiecito Solari. Se enfrenta al Valladolid (sábado, 16:15 horas beIN LaLiga), al que nunca ha marcado. Su balance es de cuatro partidos y cero goles. Debe demostrar ante el equipo pucelano su cambio de estado…

Griezmann, el ‘crack’ más caro y menos rentable en fantasy

By | ¿Lo compro? ¿Lo vendo?, Análisis, Antoine Griezmann, Atletico de Madrid, Griezmann | No Comments

Griezmann lleva tres jornadas sin marcar y sus puntuaciones en picas están siendo muy bajas. Los usuarios fantasy se pregunta que hacer con el galo en Biwenger, Comunio, Futmondo y Mister. Está lejos de ser el jugador Top mundial que aspira a sentarse en la mesa de los mejores del planeta.

Su comienzo de temporada

Inició el curso con el viaje a Valencia, donde el Atlético no paso del empate. El delantero aportó una asistencia a Correa en el único gol colchonero. Fue sustituido antes del final del partido.

El Atleti recibía en la segunda jornada al Rayo, y el francés marcó el único gol del partido. Pero como en la primera jornada terminó siendo sustituido.

En la Jornada 3, el conjunto colchonero cosechó su primera derrota de la temporada. Hasta la 6 ante el Huesca no volvería a marcar. Desde que lo hiciera ante el modesto equipo oscense, no ha vuelto a ver portería.

Griezmann en Biwenger

Esta temporada el francés lleva un total de 24 puntos en Biwenger. No ha superado en ningún momento los 10 puntos, y ha recibido dos negativos. El último ante el Villarreal, donde fue uno de los peores jugadores.

Su media esta temporada no llega a los 3 puntos por partido. Y, como hemos dicho antes, ha conseguido 2 veces puntuaciones negativas. Y en cuatro ocasiones solo ha recibido 2 puntos.

El año pasado el francés superó los 200 puntos. Con una media de 6,6 puntos por partido. Pero si analizamos la temporada, el delantero del conjunto rojiblanco había acumulado 22 puntos hasta la jornada 9 del campeonato. Aunque también recibió un menos ocho en la primera jornada al ser expulsado. Y se perdió la segunda y la tercera jornada de Liga.

Recomendación fantasy

Griezmann sigue a día de hoy, subiendo de valor. De hecho desde el 26 de Septiembre ha subido 1 millón en Biwenger, situándose su valor por encima de los 17,5 millones de €.

Un dato muy a tener en cuenta es que es el jugador por encima de los 10 millones que menos puntuación tiene. Incluso Gerard Moreno le supera en puntuación.

Recomendamos su venta si tienes en el mercado otras opciones mejores. Ejemplos de ello son Iago Aspas, Luis Suárez, o Stuani. Por un precio más bajo tienes a Borja Iglesias. Si no tienes en mercado jugadores deberás aguantarlo.

La entrada Griezmann, el ‘crack’ más caro y menos rentable en fantasy se publicó primero en Jornada Perfecta.

El derbi de los porteros

By | Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Bale, Competiciones, Deportes, Diego Costa, Equipos, Fútbol, Jan Oblak, Julen Lopetegui, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Luka Modric, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Simeone, Thibaut Courtois | No Comments

Sin Ceballos fue mejor el Atlético y mucho peor con él en un derbi estupendo, intenso e igualado aunque poco asomado a las áreas. Y cuando la cosa llegó hasta allí, Courtois y Oblak estuvieron a la altura de sus hojas de servicios. En la contienda perdió el Madrid a Bale y debutó Vinicius, cuando Lopetegui entendió que el partido podía ganarlo por arte de magia. Y se marchó Simeone, por sexta vez consecutiva, sin perder un partido de Liga en el Bernabéu.

Reinterpretando la idea que Borges tenía de la literatura, Menotti nos explicó que el fútbol es orden y aventura. Simeone, que pide a su grupo que se ponga la boina verde hasta para comprar el pan, ya trajo lo primero hace seis años, pero le cuesta lo segundo. El Atlético sigue siendo paradigma de la resistencia: a la adversidad, al desánimo, a las críticas y al Madrid. Ahora tiene a Rodrigo y Lemar, grandes refuerzos, pero no acaba de dar el paso.

Y eso que fue estupenda su puesta en escena en la primera mitad, encadenando plan tras plan. El primero fue buscar un gol tempranero, tesoro que nadie como él sabe guardar. Cuando no salió, no se dejó impresionar por la fase de abrumadora posesión del Madrid. Y, por último, procuró construir la esperanza propia desde la desesperación ajena.

El Madrid, hasta que llegó Ceballos, aun sin la palidez de Sevilla, dio la impresión de un equipo encogido, desbaratado a ratos, planísimo en el centro del campo, desabastecido por Modric y con una sola banda, la de Carvajal. Con Nacho, se evitó sustos y se perdió llegadas. Las gallinas que entran por las que salen. Y arriba Benzema no anduvo en zona de combate y Asensio bajó y subió sin acabar nada.

Entró Ceballos, cambió el partido

Así que para el Atlético fueron la testosterona y las mejores ocasiones de la primera parte. Y para Courtois, las medallas al mérito. Porque el belga les sacó dos mano a mano a Griezmann y Diego Costa, que jugaron a una velocidad superior en esa fase a la de los centrales del Madrid. También hubo un penalti, por mano de Casemiro, interceptando un centro de Koke, que no vio Martínez Munuera y en el que se lavó las manos el VAR. Se escapó por la gatera de lo interpretable. Para entonces el Bernabéu andaba con la escopeta cargada, porque el árbitro le había perdonado una amarilla de libro a Saúl y le había mostrado una injusta a Carvajal. Esos asuntos menores siguen fuera de la justicia tecnológica. El Madrid también estuvo cerca del gol en un remate cruzado de Bale y en una imprudencia de Oblak, cuyo despeje pegó en el pie de Asensio y volvió a sus manos como un boomerang agradecido.

En la segunda mitad el Madrid se vio sin Bale, en su primera lesión del curso y vigésima desde que llegó. Menos gol en un equipo con poco gol. Y Lopetegui respondió con un centrocampista más, Ceballos. Y el sevillano blanqueó el partido. Desde la izquierda fue encerrando al Atlético, quitándole la pelota y las ganas de presionar arriba. Ceballos sacó todo su repertorio, en largo y en corto, tirando de recorte y combinación. Y el Madrid comenzó a asomarse de verdad al área atlética. Y ahí Oblak se puso a la altura de Courtois, ganándole un pulso a Asensio.

El final del partido dejó una mala imagen del Atlético, que ya sólo quiso amurallarse, con un fantástico Giménez. Para eso entró Thomas por Diego Costa, que esta vez no fue a la guerra. El Madrid levantó al Atlético por las solapas, haciéndole perseguir sombras, pero sin gol. Ese se despacha ahora en Turín. Y para la carga final llegó Vinicius, directo de West Point a Vietnam. Sólo sirvió para alegrar la fiesta.

 

El derbi de los porteros

By | Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Bale, Competiciones, Deportes, Diego Costa, Equipos, Fútbol, Jan Oblak, Julen Lopetegui, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Luka Modric, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Simeone, Thibaut Courtois | No Comments

Sin Ceballos fue mejor el Atlético y mucho peor con él en un derbi estupendo, intenso e igualado aunque poco asomado a las áreas. Y cuando la cosa llegó hasta allí, Courtois y Oblak estuvieron a la altura de sus hojas de servicios. En la contienda perdió el Madrid a Bale y debutó Vinicius, cuando Lopetegui entendió que el partido podía ganarlo por arte de magia. Y se marchó Simeone, por sexta vez consecutiva, sin perder un partido de Liga en el Bernabéu.

Reinterpretando la idea que Borges tenía de la literatura, Menotti nos explicó que el fútbol es orden y aventura. Simeone, que pide a su grupo que se ponga la boina verde hasta para comprar el pan, ya trajo lo primero hace seis años, pero le cuesta lo segundo. El Atlético sigue siendo paradigma de la resistencia: a la adversidad, al desánimo, a las críticas y al Madrid. Ahora tiene a Rodrigo y Lemar, grandes refuerzos, pero no acaba de dar el paso.

Y eso que fue estupenda su puesta en escena en la primera mitad, encadenando plan tras plan. El primero fue buscar un gol tempranero, tesoro que nadie como él sabe guardar. Cuando no salió, no se dejó impresionar por la fase de abrumadora posesión del Madrid. Y, por último, procuró construir la esperanza propia desde la desesperación ajena.

El Madrid, hasta que llegó Ceballos, aun sin la palidez de Sevilla, dio la impresión de un equipo encogido, desbaratado a ratos, planísimo en el centro del campo, desabastecido por Modric y con una sola banda, la de Carvajal. Con Nacho, se evitó sustos y se perdió llegadas. Las gallinas que entran por las que salen. Y arriba Benzema no anduvo en zona de combate y Asensio bajó y subió sin acabar nada.

Entró Ceballos, cambió el partido

Así que para el Atlético fueron la testosterona y las mejores ocasiones de la primera parte. Y para Courtois, las medallas al mérito. Porque el belga les sacó dos mano a mano a Griezmann y Diego Costa, que jugaron a una velocidad superior en esa fase a la de los centrales del Madrid. También hubo un penalti, por mano de Casemiro, interceptando un centro de Koke, que no vio Martínez Munuera y en el que se lavó las manos el VAR. Se escapó por la gatera de lo interpretable. Para entonces el Bernabéu andaba con la escopeta cargada, porque el árbitro le había perdonado una amarilla de libro a Saúl y le había mostrado una injusta a Carvajal. Esos asuntos menores siguen fuera de la justicia tecnológica. El Madrid también estuvo cerca del gol en un remate cruzado de Bale y en una melonada de Oblak, cuyo despeje pegó en el pie de Asensio y volvió a sus manos como un boomerang agradecido.

En la segunda mitad el Madrid se vio sin Bale, en su primera lesión del curso y vigésima desde que llegó. Menos gol en un equipo con poco gol. Y Lopetegui respondió con un centrocampista más, Ceballos. Y el sevillano blanqueó el partido. Desde la izquierda fue encerrando al Atlético, quitándole la pelota y las ganas de presionar arriba. Ceballos sacó todo su repertorio, en largo y en corto, tirando de recorte y combinación. Y el Madrid comenzó a asomarse de verdad al área atlética. Y ahí Oblak se puso a la altura de Courtois, ganándole un pulso a Asensio.

El final del partido dejó una mala imagen del Atlético, que ya sólo quiso amurallarse, con un fantástico Giménez. Para eso entró Thomas por Diego Costa, que esta vez no fue a la guerra. El Madrid levantó al Atlético por las solapas, haciéndole perseguir sombras, pero sin gol. Ese se despacha ahora en Turín. Y para la carga final llegó Vinicius, directo de West Point a Vietnam. Sólo sirvió para alegrar la fiesta.

 

Entra Correa por Lemar

By | Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Casemiro, Competiciones, Deportes, Diego Costa, Equipos, Fútbol, Julen Lopetegui, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Luka Modric, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Sergio Ramos, Simeone | No Comments

Segunda parte del Real Madrid 0-0 Atlético de Madrid: LaLiga Santander

Previa del Real Madrid vs Atlético de Madrid, Jornada 7 Liga Santander

Real Madrid

El Real Madrid recibe al Atlético. No debería hacer falta decir más. La motivación, como la valentía en la Mili, se le supone al partido. Pero resulta que los de Lopetegui han añadido un buen puñado de motivaciones extra a este duelo ya de por sí animoso. Uno de ellos es el espíritu de venganza. Por la Supercopa de Europa. El primer título europeo de la temporada se marchó al Wanda y aquello escoció demasiado por Concha Espina. Como el famoso meme de Ramos coronando a Griezmann. Luego el capitán del Real Madrid se cobró venganza con su tantarantán al francés por autoinvitarse a la mesa de Cristiano Ronaldo y Messi. Cuitas personales que hoy tendrán otro episodio.

Pero es que resulta que a todo eso hay que sumarle urgencias desgajadas del escudo del oso y el madroño. El Real Madrid necesita ganar porque sí. O mejor dicho, porque no lo hizo en Sevilla. El fiasco en el Pizjuán dejó tocado a un equipo que, una semana después de hacer soñar a los suyos tras la exhibición contra la Roma, pareció haber perdido todo aquello que esa noche ilusionó a los madridistas. Y para colmo, su posición de privilegio en la azotea de LaLiga peligra. Por ahí, subiendo y apretando por las escaleras está el Atlético, que ya sólo mira a dos puntos a los de Lopetegui. El técnico no podrá contar con Isco tras su apendicitis, ni con Marcelo, tras sus problemas de soleo. El que podría regresar es Carvajal para este partido de Liga, el torneo que, dice el entrenador del Real Madrid, está deseando ganar su equipo.

As a seguir: Asensio. A falta de Cristiano Ronaldo, todas las miradas del madridismo se centraron en un tridente ofensivo en el que, por ahora, nadie está rayando a la altura del luso. Ni Bale. Ni Benzema. Ni Asensio. Sin embargo, éste último aporta algo que los otros dos no tienen. El apoyo de una afición que lo venera como el próximo mesías. El hombre que guiará sus sueños. La estrella emergente que está por llegar. Dice Valdano que lo único que le falta es creérselo de verdad para estallar y llenar el firmamento que dejó vacío Cristiano. Hoy es una noche ideal para demostrar que puede hacerlo. Que es constelación referente y no mera estrella fugaz de bello, pero intermitente titilar.

Atlético de Madrid.

En apenas un puñado de días la depresión se ha trasladado de barrio en la capital. En San Blas la temían. Porque el Atlético de Madrid comenzó sin saber si era carne o pescado. Percepción híbrida que le hizo llenar el Metropolitano de signos de interrogación, que diría el maestro Sabina. No fueron los primeros partidos los mejores para los de Simeone. Sin embargo, en los últimos encuentros ha habido mudanza. Ahora la depresión ya no vive en la rivera del Wanda, sino que circunda la Castellana.

El Atlético la ha espantado a base de resultados contundentes y una mejora notable en el juego que le hace llegar a casa del eterno enemigo repleto de confianza. Sabedor de que, como dice Pantic, quizá ahora sea mejor que el vigente campeón de Europa. Por si acaso Simeone ha hecho un llamamiento a la gallardía de los suyos para que no levanten el pie del acelerador. “Éste es un partido de hombres”, ha dicho sobre un derbi que no se le da nada mal. Desde que llegó, el Atlético se ha atrevido a mirar de tú a tú al Real Madrid. Savic y Gelson serán baja. El Cholo duda entre Lemar o Correa y entre Rodrigo o Thomas.

As a seguir: Diego Costa. Dice Antoine Griezmann que ya puede sentarse a comer a la mesa de Cristiano Ronaldo y Leo Messi. Lo que quizá no recuerda el francés es que necesitó de la invitación de Diego Costa para, a principios de año, acudir sin miedo al banquete de los grandes. La reinscripción del hispano-brasileño en la plantilla desde enero le cambió la cara no sólo al Principito, sino también al Atlético. Hoy día sigue aportando ese trabajo de cuchillos afilados que tanto luce en duelos eléctricos como el de esta noche. Será un choque especial en el que sus virtudes luzcan más que nunca en sus cara a cara con una defensa con la que también tiene cuitas pendientes.

El Atleti gana si marca Costa

By | Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Derbi, Diego Costa, Equipos, Estadio Santiago Bernabéu, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid, Sergio Ramos | No Comments

El derbi entre Real Madrid y Atlético en el Santiago Bernabéu tendrá multitud de protagonistas. Hay muchos focos centrados en Griezmann y Sergio Ramos, por sus goles y por el pique particular que mantienen, otros estarán en ver quién sucederá como goleador a Cristiano Ronaldo, y por último, habrá mucha expectación sobre lo que pueda aportar Diego Costa.

De vital importancia será su actuación para que el conjunto colchonero se marche del Bernabéu con un buen botín, ya que cada vez que Costa ha marcado gol al Madrid, el Atlético se ha hecho con el triunfo. Un total de 4 goles repartidos en 3 derbis que el club rojiblanco ha contado por victorias. Dichos tantos, incluso, contribuyeron para ganar títulos. Costa se estrenó ante el Madrid a lo grande en la final de Copa del Rey del año 2013 para empatar el gol inicial de Cristiano Ronaldo y forzar así la prórroga. Después, Miranda daría el título a los colchoneros. 

Sus próximos goles están muy separados en el tiempo. El segundo de su cuenta particular llegó en la siguiente temporada a la final de Copa del Rey, cuando Costa decidió el derbi en el Bernabéu por un escueto 0-1 (curiosamente en la misma jornada y escenario que el partido de hoy). Los dos últimos goles son recientes, ya que tuvieron lugar en la última Supercopa de Europa celebrada en Tallín. El Atleti se impuso por un 2-4, doblete de Diego Costa incluido.

Pero existe la otra cara de la moneda. Si cuando marca el hispanobrasileño el conjunto rojiblanco cuenta con un 100% de victorias, ocurre lo contrario cuando no perfora la portería madridista. Y es que el Atlético no ha ganado ninguno de los 12 derbis restantes en los que Costa ha participado sin marcar. Ante esta tesitura, un balance de 10 derrotas y 2 empates no invita al optimismo. Si a esto le unimos que el hispanobrasileño está inmerso en una racha negativa en Liga, donde no marca desde hace 7 meses (25 de febrero ante el Sevilla), está claro que Costa debe dar un paso adelante en el Bernabéu. Desde luego, buena parte de las opciones del Atleti dependen de él…

Con Carlos Isaac y sin Saúl

By | Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Equipos, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, SD Huesca, Simeone, Wanda Metropolitano | No Comments

Bienvenidos a la retransmisión de la previa y la narración del Atlético de Madrid vs Huesca en directo. Partido de la sexta jornada de LaLiga Santander que se disputará hoy, a partir de las 22.00 horas en el Wanda Metropolitano.

Última hora del Atlético – Huesca en directo:

Previa Atlético de Madrid – Huesca: 6ª jornada LaLiga Santander

Atlético de Madrid

Tiempos de inestabilidad los que se están viviendo esta temporada en el Metropolitano. De hecho Simeone ya ha visto cómo su afición se está impacientando con el equipo y se ha escuchado algo de música de viento desde las gradas. Amagos de pitada, o pitada sutil la que ha tenido que escuchar el Cholo en algún momento.

Y todo porque los rojiblancos suman 8 puntos de los 15 posibles que se han puesto en juego. En Balaídos comenzaron a saltar unas alarmas que se mantuvieron apagadas ante el Rayo porque el resultado acompañó. Ante el Eibar Garcés salvó los muebles con un tanto en el descuento y la pasada jornada ante el Getafe se pudieron ver las primeras señales de recuperación de los colchoneros.

Ahora lo único que pretenden el Cholo y sus hombres es confirmar esas buenas sensaciones y realizar un buen partido ante un equipo que se está adaptando a la categoría a la perfección.

AS a seguir: Lemar. Su doblete ante el Getafe ha permitido respirar al Atlético y situarse en un punto de inflexión que le permita luchar por los objetivos reales que se plantean cada temporada.

Huesca

El Huesca está atravesando una racha complicada a pesar de que las sensaciones y la forma de competir está siendo más que positiva. Tres derrotas seguidas pero que no le sitúan en descenso gracias a los 4 puntos que sumó en las dos primeras jornadas.

El cuadro aragonés viene de caer ante el Barça (aunque por momentos les puso en problemas), y ante Rayo y Real Sociedad por la mínima. Síntomas que hacen pensar que el proyecto del Huesca va hacia arriba y que podría competir contra prácticamente cualquier equipo de la categoría.

Y para refrendar esa idea y convertirla en una realidad, los hombres de Leo Franco quieren pelear ante todo un Atlético de Madrid y en un fortín como el Wanda Metropolitano.

AS a seguir: Gallar. El extremo deleitó en la primera jornada con un doblete para tumbar la puerta de Primera y sellar las intenciones del Huesca en es

Con Lemar y Filipe y sin Godín

By | Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Deportes, Diego Costa, Equipos, Estadio Alfonso Pérez, Estadios fútbol, Fútbol, Getafe CF, Instalaciones deportivas, Jaime Mata, Jorge Molina, José Bordalás, Primera división, Simeone | No Comments

Última hora del Getafe – Atlético: LaLiga Santander, quinta jornada

Previa del Getefe-Atlético de Madrid en vivo: LaLiga Santander, jornada 5

El Alfonso Pérez acoge el derbi madrileño entre Getafe y Atlético de Madrid. Los azulones empezaron con derrota la temporada pero desde entonces han mejorado notablemente. Ocupan puestos europeos y una victoria ante su rival de hoy podría meterles en las cuatro primeras plazas. Mientras, los de Simeone se han dejado puntos muy importantes en este inicio y su objetivo de luchar por LaLiga se encuentra a siete puntos.

Getafe

Los de Bordalás ganaron la jornada pasada al Sevilla en el Sánchez Pizjuán dejando una muy buena imagen y dejando muy tocado a los sevillistas. Esta noche quieren sumar los tres puntos ante un rival más fuerte pero que llega en horas bajas en la competición doméstica. El técnico contará con toda su plantilla por primera vez en la temporada.

Ángel logró un doblete ante el Sevilla y el reto es marcarle a Oblak. Desde que llegó Simeone el Getafe no ha marcado ni un gol a los rojiblancos. “El Atlético es mucho equipo, aunque no es normal. Estar en la máxima competición te permite tener otra oportunidad y no solamente queremos hacer un gol, sino también conseguir la victoria. Es un reto, sí, por supuesto que sí”, comentó el delantero sobre su rival.

As a seguir: Jorge Molina, pese a su edad es una pieza importante para Bordalás por la función que desempeña al conectar el centro del campo con la delantera y se asocia muy bien con Ángel.

Atlético de Madrid

Los de Simeone jugaron entre semana ante el Mónaco el primer partido de la Champions League y consiguieron dar la vuelta al gol recibido por los monegascos. En LaLiga no han arrancado como se esperaba de ellos y ante el Getafe buscaran una victoria para remontar el vuelo.

El técnico argentino habló en rueda de prensa del inicio dubitativo de los suyos: “Tratamos de buscar la mejora del equipo. Ante el Eibar pudimos ganar, hicimos buen juego, aunque no tuvimos la precisión que pide el juego. En Mónaco tuvimos mejora, mejores transiciones en ataque, marcamos un gol a balón parado, algo que es importante”.

Borja Garcés ha entrado en la lista para estar en el Alfonso Pérez, premio merecido para el caterano que consiguió el empate la semana pasada ante el Eibar.

As a seguir: Griezmann, el principito es el jugador que más remata a puerta, por delante de Diego Costa, pero solo ha sumado un gol en las primeras cuatro jornadas.

Griezmann: “Ya como en la mesa de Messi y Cristiano”

By | Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Champions League, Clubes fútbol, Competiciones, Deportes, Deportistas, Equipos, Eventos, FIFA, Fútbol, Futbolistas, Gente, Jugadores, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Premios, Premios deportivos, Premios The Best FIFA, Primera división, Selección francesa fútbol, Selecciones deportivas | No Comments

—Acaba de comenzar una nueva temporada y parece que lo hace en el mejor momento de su carrera deportiva, en lo más alto después de haber ganado títulos con el Atlético y de conquistar el Mundial con Francia…

—Sí, es verdad, pues estoy disfrutando de mi fútbol, del fútbol de mis compañeros y del entrenador que tengo, tanto en mi club como en la selección… Tengo suerte y ojalá pueda seguir así.

—¿Se imaginaba cuando salió de su país con trece años hacia San Sebastián que podría sucederle todo lo que ha ocurrido como profesional del fútbol?

—Mi sueño siempre era ganar títulos. El Mundial era un sueño desde pequeño, viví el del año 98 y quería ser futbolista para jugar para mi selección y ganar un Mundial. Luego, cuando llegas a un club quieres ganar títulos y cuando vine al Atlético mi objetivo era ganar uno y pudimos hacerlo, primero con la conquista de la Europa League y luego con la Supercopa de Europa.

—En estos últimos días hubo algo de polémica porque no fue nominado para el premio The Best y mucha gente relacionada con este deporte entendió que se ha cometido una injusticia con usted. ¿Cómo lo ha vivido?

—Ya no podemos hacer nada. Es el premio de la FIFA y es una lástima que no haya ningún campeón del mundo nominado. Hicimos un gran Mundial y toda la plantilla se merecía un premio: Mbappé, Varane, Kanté, que aunque no se hable mucho de él jugó un Mundial estupendo, o yo mismo… Pero es así. Creo que el Balón de Oro tiene más prestigio, más historia, lo tengo en mi cabeza y hay tres meses para darlo todo y luego ya veremos lo que sucede.

—¿Pero le sorprendió no estar entre los candidatos al The Best de este año?

—Como he dicho, yo no estoy entre los jugadores nominados, pero tampoco hay ningún francés. Hicimos un gran torneo en el Mundial de Rusia, pero es así. Creo que ya no hay que volver atrás y sí mirar hacia adelante.

—Es campeón del mundo con Francia y de la Europa League y de la Supercopa de Europa con el Atlético, pero ahora justo hace un año el panorama no era el mismo. Entonces estaba…

—…estaba muy mal. No sé. Lo veía todo mal. Pensaba que era la culpa de los demás y no me sentía bien. Cuando no estoy bien fuera del campo, dentro estoy peor todavía. Pero con la ayuda del Cholo, de mis compañeros, de Godín, con el que estoy mucho tiempo, con la ayuda de mi mujer… le dimos la vuelta. Luego llegó Diego Costa, que me ayudó en el campo y mejoré mucho desde enero hasta ahora.

—Diego Costa-Griezmann es la pareja soñada por la gran mayoría de aficionados del Atlético y al final los seguidores la han podido ver sobre el terreno de juego.

—Es verdad que me falta conocer mejor sus movimientos en el campo, aunque ya los pillaré y será más fácil. Pero no hay problema en ver los goles que pueda marcar él o pueda marcar yo. No hay ningún problema con esto.

—No sabemos si la ilusión por jugar al lado de Diego Costa pudo influir a la hora de seguir en el Atlético…

—Claro, ilusión en este sentido sí que hay, pues yo he visto que he mejorado mucho desde que él ha llegado, me ha hecho crecer y me ha llevado al top. Entonces esto también te ayuda para seguir.

—¿Cuál considera que fue el momento que supuso su despegue para ser el jugador que es ahora mismo en el equipo rojiblanco?

—A finales de noviembre o diciembre tengo el pico en mis estadísticas en el que meto menos goles y doy menos asistencias. A lo mejor es porque con 13 o 14 años es cuando peor estaba anímicamente, porque los días se iban haciendo más cortos y echaba de menos a mi familia. Me encontraba peor y menos feliz. Igual ahora no lo noto porque tengo a mi familia a mi lado. Pero creo que fue clave de todo esto la llegada de Diego Costa. Y las vacaciones, que me hicieron mucho bien. Al final pude darle la vuelta.

—Algunos críticos y entendidos consideran que usted ya es el mejor futbolista del mundo. ¿Usted lo piensa?

—Hay diferentes maneras de ver el fútbol. Está claro que soy un jugador diferente a Cristiano, Messi, Neymar o Mbappé. Estoy en lo más alto pero puedo mejorar. Yo busco ser lo más completo posible. No voy a meter cincuenta goles, pero sí busco ayudar ofensivamente y trabajar para el equipo.

—A Griezmann se le ha visto en muchos registros en el Atlético: más adelantado, más metido entre los centrocampistas, se le ha visto en la banda, bajar a defender en todas las jugadas del rival… Dentro de todo esto, ¿qué es lo que le pide el Cholo?

—Él me pide que esté entre líneas y que no baje tanto, pero a veces veo que el equipo necesita una pausa y voy a bajar. Si el grupo necesita profundidad con un pase o un movimiento, voy a intentar darlo. Cuando veo a todos mis compañeros defender, no me paro diciendo que me quedo arriba y que me traigan los balones. Prefiero ayudar por el bien del equipo.

—Pero coincidirá con nosotros en que no es normal ver a un jugador de su categoría correr tanto sacrificándose por el bien del equipo…

—Pero cuando ves a los compañeros que sí lo hacen… El Cholo ha hecho un grupo que es así. Todo el mundo trabaja por el compañero y no te queda otra que ayudar. Puede ser que en algún partido estés más cansado y no vas a bajar a tu área a defender, pero sí vas a ayudar a los medios. Además, con el profe Ortega podemos aguantar cualquier tipo de situación.

—Usted dijo en determinada ocasión que quería sentarse en la mesa donde comen Messi y Cristiano. ¿Ya se sienta en esa mesa?

—Sí, creo que sí. Y sé que otros jugadores van a venir seguro. Lo de la mesa son imágenes que tengo y disfruto en esa mesa. Pero también sé que puedo hacerlo mejor. Quiero mejorar, quiero ganar y quiero seguir así, jugando de esta manera.

—En el rato que llevamos conversando con usted no para de hablar de mejorar. ¿En qué considera que puede mejorar? ¿En qué tiene margen de mejora?

—En lecturas de partido, ofensivamente… En los pases, en los giros a la portería rival. Sé que puedo marcar más goles aún, dar más pases y defensivamente ser mejor… Es querer y es querer trabajar para mejorar.

—Pasamos a un tema que quizá le guste menos. Parte de la afición del Atlético pudo entender que se ha quedado en el club solamente por dinero. ¿Fue esa su razón principal? ¿Qué le diría a los seguidores que puedan pensar de esta manera?

—No me quedé por esta razón, porque el dinero no es lo más importante para mí. Yo me quedo donde me quieran más, donde me den más amor, más afición… Me jodió mucho lo que sucedió el día del último partido en el Wanda Metropolitano (se refiere al encuentro de la pasada temporada ante el Eibar que supuso el final de la campaña y en el que parte de la afición rojiblanca le pitó al entender que se podía marchar al Barcelona) y se vieron imágenes. También entiendo al aficionado porque se dijeron muchas cosas. Yo no hablé porque quería centrarme en el campo y al final todo se convirtió en algo que nadie quería. Pero de todo se aprende, yo el primero. Pero quedarme por dinero, nunca. Si es así me voy a China, me iría allí si quisiera cobrar más. Estoy muy contento en el Atlético, tengo un entrenador que me quiere y que me da confianza y tengo unos compañeros que creen en mí. Y detrás hay una afición que sé que me quiere y lo vi cuando el primer partido de esta temporada en nuestro estadio. (Ese día, ante el Rayo, recibió el cariño y el calor de toda la afición rojiblanca)

—Uno de los que más le apoyó en ese momento de confusión fue Fernando Torres. ¿Qué le dijo ese día que parte de la afición le silbó?

—Fernando me dijo que disfrutara, que estuviera tranquilo, que no pasaba nada, que aquí me querían y me quieren. Fue un gran apoyo para mí, me dio pequeños consejos, pero muy importantes.

—¿Se imagina que tuviera un homenaje en el Atlético como el que tuvo Fernando Torres en ese encuentro ante el Eibar?

—Sí, pero me queda mucho aún para llegar a esto. Lo que pasó con Fernando fue increíble. Pocos clubes hacen esto con sus jugadores. Sería muy bonito pero es hora de ganármelo en el campo.

—Hablamos de jugadores emblemáticos, como el Niño, del homenaje que tuvo, pero usted ya cumple su quinta temporada en la entidad rojiblanca. ¿Empieza a sentir ya a este club como algo suyo?

—Sí, hasta mi hija lo siente. Siempre que ve el escudo del Atlético lo reconoce, pones 10.000 escudos encima de la mesa y ve sólo el del Atlético. Se siente en casa. Y yo disfruto mucho. Con Francia hicimos en el Mundial un juego igual que en el Atlético. Yo me siento más cómodo con ese sistema y ganamos la Copa del Mundo jugando así. Y, además, me importa que el club esté arriba. A nivel de imagen quiero que crezca y esto es importante para mí.

—¿Cuál es ese momento especial en el que siente que ya es uno más de la hinchada del Atlético?

—Es cuando, por ejemplo, te animan y te cantan en el estadio y eso te llega al corazón. O cuando te pitan como en el último partido de la pasada temporada y también te llega al corazón y dices: “Joder, tengo cariño a esta afición y a este club”. Si te duele es porque sientes algo. Si te diera igual, pasas y dices “hasta luego”. Me jodió mucho lo que pasó y ahí vi que tengo algo por este club.

—Hablemos de un hecho del pasado. Su manera de anunciar que seguía en el Atlético fue muy novedosa, a través del documental La Decisión, donde explicaba, paso a paso, lo que sintió en cada momento para tomar la determinación de quedarse en Madrid. ¿Se arrepiente de algo ahora que ya han pasado meses de todo aquello?

—No, sabía que habría comentarios buenos y malos porque era algo nuevo. Pero es algo que quería enseñar y demostrar que no era tan fácil como elegir un chicle: quiero éste o éste. No es así. Era algo muy importante, es una decisión para tu futuro. No miras solamente un año, lo haces pensando en cuatro o cinco, valoras tu futuro, que es algo muy importante.

—Finalmente le dijo no al Barcelona, al hecho de jugar con Messi y las demás figuras azulgranas y eso es una decisión que le hace grande, eso es algo que quizá muy pocos jugadores hayan podido hacer…

—Pero eso también da grandeza al club, al Cholo, a mis compañeros… Si son malos, me voy. Pero tengo confianza en el Cholo, en el club y en todos mis compañeros. Yo les quiero ayudar para crecer y confío en ellos para que me hagan crecer a mí. Nos dimos mucho mutuamente y todo es muy positivo para que esto vaya más arriba.

—La afición del Atlético se enfada, e incluso ha habido pitos en el Wanda Metropolitano, por el hecho de que cree que con estos futbolistas se puede jugar mucho mejor. ¿Cómo vive la figura del Atlético ese debate?

—El club sabe que cualquier jugador que venga dará todo para aprender defensivamente. Pero es cierto que el club ha realizado un gran esfuerzo ofensivo, con futbolistas de la talla de Lemar, con Gelson, con Kalinic, con Rodrigo, que es un futbolista más de tener la pelota… Sabemos que podemos y tenemos que mejorar ofensivamente. El entrenador y el club quieren mejorar en esa faceta, pero también es verdad que siempre manteniendo la base defensiva.

—En el partido ante el Rayo, en el que ganaron por la mínima, el equipo no mostró todo ese potencial ofensivo que se le supone y el estadio les recriminó su manera de jugar…

—Hay partidos en los que las cosas se te complican veinte o treinta minutos. Entonces tienes que aguantar y ser fuerte atrás, echarte atrás. El día del Rayo no hicimos un buen partido, todo el mundo lo vio, nosotros también lo vimos, y nos dimos cuenta de que no era nuestro día con el balón. En los entrenamientos sabemos que tenemos que mejorar con el balón. Todos intentamos mejorar.