El Atlético se queja por los criterios de los usos del VAR

By | Arbitraje deportivo, Árbitros, Atlético Madrid, Comité Técnico Árbitros, Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, Federación española, Federaciones deportivas, Fútbol, Gente, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid, RFEF, Sociedad, VAR | No Comments

En el Atlético no gustó la actuación de Martínez Munuera en el derbi. Más allá de errores y aciertos, en la expedición rojiblanca no se entendió que una de las acciones claves del partido, la mano de Casemiro en el área (minuto 30), no fuera revisaba por el árbitro en la pantalla. Por eso, a través de un comunicado en la página oficial, el Atlético anuncia que solicitará “una aclaración sobre los diferentes criterios en el uso del VAR”:

“Creemos muy conveniente esta aclaración para facilitar el trabajo de los profesionales y evitar la confusión de los aficionados.

Después de observar el diferente uso y consulta que se ha hecho del VAR  en jugadas similares en varios partidos durante esta jornada, el Atlético de Madrid va a solicitar este lunes una aclaración al Comité Técnico de Árbitros sobre este tipo de situaciones. Se ha generado una gran confusión por los distintos criterios aplicados en acciones similares, revisando la imagen el propio árbitro en el monitor que existe a pie de campo en unos casos y obviando esta consulta en otro, a pesar de la evidente polémica de la acción. Creemos muy conveniente esta aclaración para facilitar el trabajo de los profesionales y evitar la confusión de los aficionados”.

Un par de horas antes del Real Madrid-Atlético, en el Eibar-Sevilla, hubo una de esas acciones similares a las que se refiere el club rojiblanco: Navas centró desde la derecha, el balón pegó en la mano de Cote y el árbitro señaló penalti. Este domingo, en La Cerámica, Iglesias Villanueva señaló, ayudado por el VAR, una mano en el área de Kiko (Valladolid) a favor del Villarreal. En el Bernabéu, sin embargo, no hubo revisión y desde el Atlético no se entiende la razón.