Noticias

Crónica del amistoso: Betis 2-1 Granada

By 2 septiembre, 2015 No Comments

Rubén igualó el tanto de El Arabi y Portillo dio el triunfo a los verdiblancos en la segunda mitad.

Real Betis: Adán; Piccini, Pezzella, Westermann, Vargas (46'Varela); Cejudo (N'Diaye 60'), Digard (Xavi Torres 58'), Petros (Francis 46'), Ceballos (Portillo 82'); Molina (Rennella 69') y Rubén Castro.

Granada CF: Oier; Foulquier, Mainz, Babin, Salva Ruiz (Martins 73'); Rober (Sucess 46'), Javi Márquez, Rubén Pérez (Uche 82'), Edgar (Nico López 79'); Piti (Khrin 64'), El Arabi (Córdoba 73')

Árbitro: Pedro Jesús Pérez Montero. Mostró tarjeta amarilla a Portillo (86') y roja a N'Diaye (89') por doble amarilla.

Goles: 0-1 Rober (24’).1-1 Rubén Castro (53')- 2-1 Portillo (89').

Los rojiblancos completaron una notable primera mitad en la que estuvieron muy serios en defensa y prácticamente anularon a la pareja de atacantes verdiblanca formada por Rubén Castro y Jorge Molina. En cuanto a su progrresión en ataque Edgar y Rober Ibáñez estuvieron muy activos por sus bandas y provocaron más de un quebradero de cabeza a la defensa del equipo dirigido por Pepe Mel, que no se mostró especialmente satisfecho con el espectáculo brindado por los suyos durante los primeros cuarenta y cinco minutos.

La primera parte del Betis en el Carranza ante el Granada tuvo poco que contar. El técnico Pepe Mel salió de inicio con un equipo que perfectamente puede ser considerado de gala, de cara al debut liguero del próximo domingo 23 en el Villamarín ante el Villarreal. En los primeros minutos el equipo de Mel parecía mejor plantado que su rival, pero Sandoval, alumno del técnico del Betis en el Rayo Vallecano, le empezó a ganar la partida pronto. El encuentro empezó a igualarse y la balanza del control del balón fue cayendo poco a poco del lado granadinista. El Betis no enlazaba jugadas de ataque, aunque es cierto que en defensa no pasaba apuros. Hasta que llegó el gol que adelantó a los rojiblancos en el partido. Corría el minuto 22 del encuentro, cuando Javi Márquez botó una falta en línea de tres cuartos cometida sobre El Arabi, abrió en banda a la llegada de Foulquier que, como un puñal le ganó fácil la posición a Vargas, y centró al corazón del área, donde el propio El Arabi superó por centímetros a Pezzella y remató a gol para batir a Antonio Adán, al que el remate o le coge a contra pie o puede hacer algo más.

A partir del gol, el Betis desapareció. Pese a que Westermann demostró mando colocando a Pezzella y a los laterales Piccini y Vargas, el Granada llegaba fácil a la frontal del área bética y creó mucho peligro a los verdiblancos, sobre todo desde su flanco izquierdo del ataque, puesto que Edgar fue un auténtico quebradero de cabeza para Piccini. En el centro del campo, nula creación en la pareja formada por Digard y Petros y tampoco supieron parar las jugadas del equipo de Sandoval; Cejudo no estuvo nada acertado, respecto a partidos anteriores de pretemporada y Dani Ceballos, más como un falso extremo que otra cosa, salvo dos buenas recuperaciones estuvo desaparecido. Mala imagen nuevamente del Betis en una primera mitad esta temporada que Mel tenía que mejorar para el segundo tiempo.

Success fue lo más destacable del Granada en esta segunda mitad. Mareó a todos sus marcadores, y provocó la expulsión de N’Diaye al filo del final. La cara B de los nazaríes resucitó en cierta forma al Betis. Esta cara es desconcertante, confusa, inconexa, va por aluviones, por carreras de potencia, fuerza y ganas de los Success, Córdoba o Nico López. Muy lejana del colectivo ofensivo y seguro de la primera parte.

Movió ficha el madrileño en el banquillo y cambió a Petros y Vargas por Francis y Varela respectivamente y al menos de salida, se vio a otro Betis. Ceballos pasó al centro con Digard, dejando al utrerano plena libertad de movimientos en el centro, mientras que Francis se colocó por delante de Piccini en la banda derecha. Y así, pronto iba a empatar el equipo verdiblanco. Fue en el minuto 52 cuando Cejudo inició una jugada de ataque poniendo un balón interior hacia la salida de Molina, el alicantino salvó al portero pero se quedó escorado y dejó para la entrada de Rubén Castro que, con la izquierda y enmedio de un bosque de piernas de defensores remató a gol.

A partir de ahí y con los cambios, el partido se igualó, aunque el Granada pudo adelantarse de nuevo en el marcador. Un balón en largo le llegó en la línea de tres cuartos al atacante rojiblanco Success que ganó por velocidad a todos los defensores verdiblancos y se quedó sólo ante Adán, pero el meta madrileño realizó la parada de la tarde y despejó el balón. Los cambios en el Betis, con Xavi Torres y Ndiaye ya en el campo, propiciaron nuevas variantes de jugadores. Así, Rubén Castro cayó a la zona izquierda y Dani Ceballos siguió en el centro, ahora con Xavi Torres y Ndiaye le hizo las labores de mediapunta, primero a Jorge Molina y después a Rennella. Sandoval también movió a su equipo y el referido anteriormente Sucess puso en bastantes apuros a la defensa verdiblanca en varias ocasiones.

Hubo tiempo también para la polémica, puesto que pocos minutos después de que el Betis empatase el encuentro, el colegiado Pérez Montero a instancias de su asistente, anuló por fuera de juego un gol de cabeza de Rubén Castro. Ni viendo varias veces la repetición televisiva quedó claro si el canario estaba en línea o un poco más adelantado que la defensa granadinista.

Con el carrusel de cambios y las variantes tácticas y el paso de los minutos, el físico empezó a fallar a Granada y Betis, aunque ambos equipos siguieron intentando marcar el segundo gol. Al margen de la ocasión clara entre Success y Adán, el Betis tuvo en el 78 de partido en los pies de Rennella. El franco-italiano recogió un rechace en la frontal del área y rápido armó el disparo, pero se le marchó desviado. En el minuto 88 pudo marcar el Betis el segundo gol del encuentro. Jugada entre Rubén Castro y Portillo, con disparo final del malagueño al primer palo que se marchó fuera de la portería de Oier por poco. En un vertiginoso sprint final de encuentro Portillo marcó el segundo gol para el Betis tras un zapatazo desde la corona del área, ante el que el meta granadinista Oier pudo hacer algo más. Final del partido que acabó con polémica y cánticos de ‘Betis Betis’ en las gradas del Carranza. El Betis espera rival mañana a las diez de la noche, o Cádiz o Atlético de Madrid.

Leave a Reply