Noticias

Crónica del amistoso: Girona 3-0 Espanyol

By 2 septiembre, 2015 No Comments

El Espanyol cierra la pretemporada con un KO en Montilivi en un partido al que nunca pudo adaptarse

Girona FC: Isaac Becerra, Florian Lejeune, Álex Granell, Richy, Pere Pons (Vivancos, min.84), Jaime Mata, Rubén Alcaraz (Poll Llonc, min.84), Carlos Clerc (Sebas, min.84), Felipe Sanchón (Jairo, min.89), Kiko Olivas (Marcelona, min.75), Javi Álamo (Aday, min.75).

RCD Espanyol: Pau López (Bardi, min.63), Duarte (Lluís, min.77), Víctor Sánchez (Joan, min.63), Víctor Álvarez (Caballé, min.77), Salva Sevilla (Mamadou, min.55), Montañés (Burgui, min.63), Javi López (Cañas, min.46), Caicedo (Abraham, min.77), Álvaro (Roco, min.63), Arbilla (Rober, min.46), Raíllo (Fuentes, min.46).

Goles: 1-0: Richy (min.7); 2-0: Lejeune (min.55); 3-0: Felipe Sanchón (min.60)

Árbitro: Sr. Ais Reig. Ha amonestado a Víctor Sánchez (min.31), Alcraz (min.48), Lejeune (min.48), Cañas (min.60), Duarte (min.60), Caicedo (min.68), Jordán (min.79), Richy (min.88)

A sólo una semana de comenzar la Liga ante el Getafe, el Espanyol cayó con estrépito ante el Girona de Segunda División en el Trofeo Costa Brava, último amistoso antes de lo serio. Lo que debía ser el partido de los penúltimos ajustes se convirtió en una pesadilla para los pericos, que jugaron su peor encuentro de este verano. Cierto es que todavía queda una semana de entrenamientos y que los nuevos fichajes, principalmente el todavía inédito Gerard Moreno, tienen que ir entrando en el equipo, pero la imagen del equipo en Montivili enseño a ojos de todos que a Sergio González le queda mucho trabajo por delante. Fallón en defensa, plano en el centro del campo y completamente inofensivo arriba, el Espanyol evidenció que todavía está muy verde.

De inicio Sergio González colocó un 4-2-3-1 sin la ya citada presencia de la esperanza Gerard Moreno, que no viajó, ni tampoco del defensa Enzo Roco, que todavía no se había estrenado. Caicedo apareció como único punta en su sistema que pretendía aprovechar las entradas por banda de Víctor Álvarez y Montañés, amén de las llegadas desde atrás de Salva Sevilla. Para intentarlo, los movimientos de Caicedo como apoyo eran constantes. Sin embargo, la puesta en escena encontró pronto un revés. Corría el minuto 8 y una falta chutada desde el vértice el área izquierdo por Richy, tocó en la rodilla de Montañés y despistó a Pau. Era el 1-0. Si el diseño del partido de inicio ya había dejado claro que la intención del Girona era apretar en la presión, buscando aprovechar pérdidas de balón para montar contras, el tanto acrecentó la propuesta. El Espanyol tenía el balón, pero encontraba muchas dificultades para conectar.

El primer disparo perico no llegó hasta el minuto 30. Víctor Sánchez probó fortuna y Becerra rechazó con dificultades. Poco después, en el 34, Salva Sevilla topó con el palo . El choque se endureció de aquí al descanso dando paso a constantes interrupciones y poco fútbol.

Tres cambios introdujo Sergio González en la reanudación por ninguno Pablo Machín . Cañas, Fuentes y Rober saltaron al césped en lugar de Javi López, Raíllo y Arbilla. No variaba el sistema ni tampoco el ritmo marcado al final del primer acto: mucho parón y poco más.

El interés se centraba en saber si alguno de los hombres de refresco podía dar un giro al choque. El Espanyol seguía sin profundidad alguna, impreciso en el pase e inofensivo en punta. Para colmo, en el minuto 55 el Girona logró el segundo gol a la salida de un córner en una jugada en la que hasta tres jugadores locales tocaron el balón de cabeza para que finalmente Lejeune lo colocara en la red.

Tras el 2-0, intentó Sergio dar otro aire al equipo. Entró Mamadou por Salva Sevilla y el Espanyol se colocó con dos puntas. Fue peor el remedio que la enfermedad . El equipo se partió del todo y las contras del Girona se acrecentaron. A punto estuvo Clerc de marcar de cabeza en el 57 el tercero, cosa que sí hizo Felipe Sanchón en el 61, tras transformar un penati cometido por sobre él mismo por Duarte.

El Espanyol estaba totalmente descontrolado. Introdujo el técnico cuatro cambios de golpe en el 64, entre ellos al chileno Roco, que debutaba. Sólo sirvió para asentar algo el juego y dar mayor sensación de velocidad con el recién entrada Burgui. Por lo demás, nada de nada. El Girona, que no hizo cambios hasta el 75, aguantó bien hasta el final llevándose un merecido triunfo y sacándoles los colores a los blanquiazules.

Leave a Reply