Messi acaba con las dudas

By | Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, FC Barcelona, Fútbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Lionel Messi, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, RCD Espanyol | No Comments

Messi acabó con cualquier discusión en torno al derbi barcelonés con otro partido para videoteca si no fuera porque sus exhibiciones juegan en contra suya y hacen que lo extraordinario parezca normal en su escala de genialidad. Leo hace cosas sobre el césped que si las hiciera cualquier otro serían de otro planeta, pero con él, uno se acostumbra a que lo extraordinario sea casi normal y aferrado a su genialidad habitual el Barça aplastó al Espanyol por 0-4.

El argentino dictó sentencia ante un Espanyol que pagó muy cara su timidez de entrada ante un Barça que liquidó al equipo de Rubi en 45 primeros minutos que se jugaron al ritmo que dictó Leo en una exhibición fabulosa. Una más en su carrera en la que masacró al conjunto españolista cada vez que controlaba el balón marcando la diferencia ante un equipo que desperdició la primera parte y que temblaba cada vez que el argentino ejecutaba un golpe franco, conducía el balón, organizaba el juego, recuperaba balones o llegaba rematando de cabeza desde la segunda línea.

La exhibición del argentino fue completa. Lo bordó en el balón parado por la escuadra derecha y la izquierda, retrató a cualquier defensa que trató de disputarle la pelota en al espacio o en estático. Remató de cabeza al poste, asistió a Dembélé en el segundo gol culé y dominó el juego de cabo a rabo. Ante una exhibición así, muy poco puede hacerse.

El planteamiento de Rubi, que buscaba alargar el partido buscando una segunda parte descarada se fue a pique en cuanto Messi controló con ventaja su primer balón y encaró a la defensa local para fabricarse una falta a medida que Duarte, que compareció de urgencia para suplir a Hermoso, le concedió en una acción suicida. El argentino completó la acción con una ejecución del golpe franco sensacional que hizo inútil el vuelo de Diego López. Era la tercera falta que convierte el argentino esta temporada. En la segunda parte convertiría otra por el otro lado.

Con el 0-1, el Barça intimidó al un Espanyol que ya llegó amedrentado desde el vestuario y ahí empezó un festival barcelonista que se fundamentó en la capacidad física de Vidal, la visión táctica de Busquets, la genialidad de Messi y la velocidad de Dembélé, que a los 26 minutos marcó el segundo tanto.

Con el Espanyol desarbolado y fiando toda su suerte a las jugadas a balón parado sin tener en el campo a Granero, su mejor lanzador, el Barça empezó a gustarse a la contra, donde Suárez martirizaba a los centrales locales. David López se dejó ganar un pulso con el uruguayo que marcó el tercero entre las piernas del portero españolista justo antes del descanso. El partido se daba por liquidado.

En el arranque de la segunda parte, el Espanyol se pareció más al equipo que esta temporada ha alegrado la vida a sus seguidores, pero Messi enfrió la reacción de los pericos con otra genialidad a balón parado. Era el 0-4 y el público levantó la bandera blanca y empezó a irse a casa. Los que se fueron no vieron el tanto de Duarte que el VAR no concedió por fuera de juego.

Sin despeinarse, los barcelonistas regularon fuerzas para llegar a puerto ante un Espanyol que se vio impotente ante la enésima exhibición de Messi, que lideró a un Barça que, cuando sale motivado parece fuera del alcance de cualquier rival. Le falta la regularidad, pero los cinco al Madrid y los cuatro al Espanyol son una señal clara de la potencia de este equipo.

Messi acaba con las dudas

By | Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, FC Barcelona, Fútbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Lionel Messi, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, RCD Espanyol | No Comments

Messi acabó con cualquier discusión en torno al derbi barcelonés con otro partido para videoteca si no fuera porque sus exhibiciones juegan en contra suya y hacen que lo extraordinario parezca normal en su escala de genialidad. Leo hace cosas sobre el césped que si las hiciera cualquier otro serían de otro planeta, pero con él, uno se acostumbra a que lo extraordinario sea casi normal y aferrado a su genialidad habitual el Barça aplastó al Espanyol por 0-4.

El argentino dictó sentencia ante un Espanyol que pagó muy cara su timidez de entrada ante un Barça que liquidó al equipo de Rubi en 45 primeros minutos que se jugaron al ritmo que dictó Leo en una exhibición fabulosa. Una más en su carrera en la que masacró al conjunto españolista cada vez que controlaba el balón marcando la diferencia ante un equipo que desperdició la primera parte y que temblaba cada vez que el argentino ejecutaba un golpe franco, conducía el balón, organizaba el juego, recuperaba balones o llegaba rematando de cabeza desde la segunda línea.

La exhibición del argentino fue completa. Lo bordó en el balón parado por la escuadra derecha y la izquierda, retrató a cualquier defensa que trató de disputarle la pelota en al espacio o en estático. Remató de cabeza al poste, asistió a Dembélé en el segundo gol culé y dominó el juego de cabo a rabo. Ante una exhibición así, muy poco puede hacerse.

El planteamiento de Rubi, que buscaba alargar el partido buscando una segunda parte descarada se fue a pique en cuanto Messi controló con ventaja su primer balón y encaró a la defensa local para fabricarse una falta a medida que Duarte, que compareció de urgencia para suplir a Hermoso, le concedió en una acción suicida. El argentino completó la acción con una ejecución del golpe franco sensacional que hizo inútil el vuelo de Diego López. Era la tercera falta que convierte el argentino esta temporada. En la segunda parte convertiría otra por el otro lado.

Con el 0-1, el Barça intimidó al un Espanyol que ya llegó amedrentado desde el vestuario y ahí empezó un festival barcelonista que se fundamentó en la capacidad física de Vidal, la visión táctica de Busquets, la genialidad de Messi y la velocidad de Dembélé, que a los 26 minutos marcó el segundo tanto.

Con el Espanyol desarbolado y fiando toda su suerte a las jugadas a balón parado sin tener en el campo a Granero, su mejor lanzador, el Barça empezó a gustarse a la contra, donde Suárez martirizaba a los centrales locales. David López se dejó ganar un pulso con el uruguayo que marcó el tercero entre las piernas del portero españolista justo antes del descanso. El partido se daba por liquidado.

En el arranque de la segunda parte, el Espanyol se pareció más al equipo que esta temporada ha alegrado la vida a sus seguidores, pero Messi enfrió la reacción de los pericos con otra genialidad a balón parado. Era el 0-4 y el público levantó la bandera blanca y empezó a irse a casa. Los que se fueron no vieron el tanto de Duarte que el VAR no concedió por fuera de juego.

Sin despeinarse, los barcelonistas regularon fuerzas para llegar a puerto ante un Espanyol que se vio impotente ante la enésima exhibición de Messi, que lideró a un Barça que, cuando sale motivado parece fuera del alcance de cualquier rival. Le falta la regularidad, pero los cinco al Madrid y los cuatro al Espanyol son una señal clara de la potencia de este equipo.

Courtois justifica su fichaje

By | Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, Fútbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid, Thibaut Courtois | No Comments

El derbi fue de los porteros. Courtois y Oblak frenaron a los delanteros y dejaron un partido sin goles, pero para el recuerdo por sus actuaciones. El belga justificó su fichaje con dos paradas salvadoras para los blancos. Courtois sacó dos mano a mano casi calcados. El primero de ellos ante Antoine Griezmann. El delantero recibió un balón en carrera y se fue para la izquierda hasta llegar a la portería. Allí intentó picar el balón hasta que tocó en la cabeza del portero y lo detuvo después y el segundo tras una carrera en la que Diego Costa buscó el tiro y el meta lo mandó a córner.

Courtois fue el gran responsable de que el derbi acabara sin goles para el Real Madrid. El portero hizo tres paradas, dos de ellas los mano a mano, atrapó tres centros laterales y recibió siete remates, tres de ellos a portería. El ’25’ también demostró tener buen juego de pie al dar 24 pases buenos y recuperar nueve balones. El guardameta habló de sus paradas tras el partido: “La primera es un mano a mano en el que espero un poco. En el mano a mano con Diego estaba en la banda y aguante bien”.

Courtois llegó al Real Madrid este verano por 35 millones de euros tras ser elegido como el mejor portero del Mundial con Bélgica. Premio que ha repetido en la gala de The Best este lunes. En el club blanco se ha encontrado la competencia de Keylor Navas. Algo que, como ya le pasó en el Chelsea con Cech, ha hecho que le motive para ser titular y ofrezca su mejor rendimiento en Concha Espina. Lopetegui comenzó la temporada dando la titularidad a Keylor en la Supercopa (Courtois no estaba inscrito). En Liga, el tico salió de inicio ante Getafe y Girona. No fue hasta el tercer partido de Liga con el Leganés en el que el técnico hizo el cambio de guardameta. Desde entonces, Courtois ha jugado los últimos cinco partidos de Liga de titular en los que ha encajado cinco goles (uno contra el Leganés, otro ante el Athletic y tres contra el Sevilla). En estos 450′ como portero del Real Madrid ha dejado la portería a cero ante Espanyol y Atlético de Madrid. El belga no ha jugado con los blancos en Champions. Lopetegui dio la titularidad a Keylor ante el Roma en el único encuentro que han disputado. Este martes ante el CSKA se confirmará si apuesta por el costarricense como su portero en Europa.

El Atlético se queja por los criterios de los usos del VAR

By | Arbitraje deportivo, Árbitros, Atlético Madrid, Comité Técnico Árbitros, Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, Federación española, Federaciones deportivas, Fútbol, Gente, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid, RFEF, Sociedad, VAR | No Comments

En el Atlético no gustó la actuación de Martínez Munuera en el derbi. Más allá de errores y aciertos, en la expedición rojiblanca no se entendió que una de las acciones claves del partido, la mano de Casemiro en el área (minuto 30), no fuera revisaba por el árbitro en la pantalla. Por eso, a través de un comunicado en la página oficial, el Atlético anuncia que solicitará “una aclaración sobre los diferentes criterios en el uso del VAR”:

“Creemos muy conveniente esta aclaración para facilitar el trabajo de los profesionales y evitar la confusión de los aficionados.

Después de observar el diferente uso y consulta que se ha hecho del VAR  en jugadas similares en varios partidos durante esta jornada, el Atlético de Madrid va a solicitar este lunes una aclaración al Comité Técnico de Árbitros sobre este tipo de situaciones. Se ha generado una gran confusión por los distintos criterios aplicados en acciones similares, revisando la imagen el propio árbitro en el monitor que existe a pie de campo en unos casos y obviando esta consulta en otro, a pesar de la evidente polémica de la acción. Creemos muy conveniente esta aclaración para facilitar el trabajo de los profesionales y evitar la confusión de los aficionados”.

Un par de horas antes del Real Madrid-Atlético, en el Eibar-Sevilla, hubo una de esas acciones similares a las que se refiere el club rojiblanco: Navas centró desde la derecha, el balón pegó en la mano de Cote y el árbitro señaló penalti. Este domingo, en La Cerámica, Iglesias Villanueva señaló, ayudado por el VAR, una mano en el área de Kiko (Valladolid) a favor del Villarreal. En el Bernabéu, sin embargo, no hubo revisión y desde el Atlético no se entiende la razón.

Las claves tácticas del derbi

By | Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, Fútbol, Julen Lopetegui, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid, Simeone | No Comments

Comparecen Real Madrid y Atlético en el momento y lugar idóneo para verificar su rumbo en este inicio de temporada. El desastre del Pizjuán, unido al empate contra el Athletic y la tibia victoria ante el Espanyol, ha desencadenado las primeras sospechas sobre el equipo de Lopetegui. En el otro lado, en cambio, llega el conjunto rojiblanco en buena línea tras tres triunfos consecutivos asentados, en parte, en la reforma futbolística de Simeone. El derbi estará determinado por diferentes claves tácticas.

Posición y seguridad

La goleada del Pizjuán sacó a relucir todos los defectos del Madrid que ya se habían deslizado a lo largo del curso. Se ve un equipo partido en muchas fases, con las líneas inconexas en el plano defensivo y sin un escudo de garantías. Todo lo malo le sucede cuando no posee el balón tanto como quiere. El Sevilla le remató 16 veces, el Athletic probó a Courtois con 12 disparos y el Espanyol, que bordeó el empate, tiró en diez ocasiones. Casemiro sale de posición y la medular se vacía sin que los centrales terminen de anticipar. El juego entre líneas de los rivales desnuda al Madrid. El Atlético, precisamente, luce la buena sintonía de Lemar y Griezmann por dentro, los apoyos de Diego Costa y el pie de Koke para enlazar con entregas en corto o profundidad. La aportación ofensiva de los laterales rojiblancos, siendo todavía importante, se ha reducido. El conjunto de Simeone protagoniza 97 jugadas de ataques de media por encuentro, tres más que el propio Madrid. Si es capaz de retener el balón, puede generar inquietud máxima en su adversario.

La presión blanca

La problemática de la distancia entre líneas que padece el Madrid está ligada a la idea de Lopetegui de encajar un sistema de presión alta para arrinconar la salida rival. Empezó con un buen funcionamiento, especialmente lúcido en Champions contra el Roma, pero ha carecido de eficacia en los últimos encuentros. Hasta los jugadores y el técnico han dado síntomas de no terminar de creer en esta filosofía. El Madrid vaciló si ir arriba o no para apretar la salida del Sevilla casi toda la primera parte. Banega ejerció de constructor muy liberado. La comparativa directa con el Atleti muestra la bajada de rendimiento blanco en este registro del juego. El promedio de recuperaciones, interceptaciones y rechaces acaparados en campo propio alcanza la cifra de 42, cinco menos que el conjunto de Simeone. En el derbi habrá que ver cómo y dónde decide presionar el Madrid. Sus mejores minutos en la ya lejana Supercopa de Europa coincidieron cuando invadió terreno de juego y apretó a su rival en zonas muy adelantadas. Este Atleti de corte más asociativo toma riesgos y eso a veces trae dificultades (11 pérdidas en terreno propio por partido).

El pase madridista y la estabilidad atlética

El Madrid de Lopetegui busca asegurarse posesiones largas desde atrás e iniciar la jugada con pausa hasta encontrar el cambio de ritmo o el espacio. Los cambios de orientación de Kroos son decisivos para agitar las acciones ofensivas. Sin Marcelo y bajo la duda del estado físico de Carvajal, necesitará del desborde en las alas de Asensio y Bale para desajustar el aparato defensivo del Atleti. De Benzema, desaparecido otra vez en los últimos cuatro partidos, se espera que contribuya en zonas interiores con paredes y movimientos de arrastre. El Madrid acostumbra a volcar el juego por la izquierda por la presencia del lateral brasileño (37 ataques por ese costado) por lo que se verá obligado a equilibrar su pauta ofensiva. Juanfran sufrió en la Supercopa y sufrirá más si Lemar actúa por el mismo perfil. El Atlético ha extraviado su habilidad para jugar con resultados cortos si da un paso atrás. El Rayo, por ejemplo, pudo empatarle en el Wanda al no ofrecer en ningún momento un grado amplio de solvencia pese a estar en ventaja. Ha recuperado cierta estabilidad contra el Mónaco, Getafe y Huesca, pero el Bernabéu es otro nivel.

La transición y el repliegue

Aunque la propuesta de Lopetegui está destinada a dominar la posesión, el Madrid no traiciona su propia naturaleza y continúa amenazando al contraataque. Derribó al Espanyol al desplegarse con acierto después de un envío errado por Marc Roca en el mediocampo. De sus nueve goles en LaLiga cuatro han sido a la contra. Como contraste emerge su deficitario repliegue cuando le toca enfrentar situaciones parecidas en favor del rival. Dos goles del Sevilla tuvieron este origen. El Atleti no renuncia a las transiciones: 15 contras por partido…

 

El Atleti gana si marca Costa

By | Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Derbi, Diego Costa, Equipos, Estadio Santiago Bernabéu, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid, Sergio Ramos | No Comments

El derbi entre Real Madrid y Atlético en el Santiago Bernabéu tendrá multitud de protagonistas. Hay muchos focos centrados en Griezmann y Sergio Ramos, por sus goles y por el pique particular que mantienen, otros estarán en ver quién sucederá como goleador a Cristiano Ronaldo, y por último, habrá mucha expectación sobre lo que pueda aportar Diego Costa.

De vital importancia será su actuación para que el conjunto colchonero se marche del Bernabéu con un buen botín, ya que cada vez que Costa ha marcado gol al Madrid, el Atlético se ha hecho con el triunfo. Un total de 4 goles repartidos en 3 derbis que el club rojiblanco ha contado por victorias. Dichos tantos, incluso, contribuyeron para ganar títulos. Costa se estrenó ante el Madrid a lo grande en la final de Copa del Rey del año 2013 para empatar el gol inicial de Cristiano Ronaldo y forzar así la prórroga. Después, Miranda daría el título a los colchoneros. 

Sus próximos goles están muy separados en el tiempo. El segundo de su cuenta particular llegó en la siguiente temporada a la final de Copa del Rey, cuando Costa decidió el derbi en el Bernabéu por un escueto 0-1 (curiosamente en la misma jornada y escenario que el partido de hoy). Los dos últimos goles son recientes, ya que tuvieron lugar en la última Supercopa de Europa celebrada en Tallín. El Atleti se impuso por un 2-4, doblete de Diego Costa incluido.

Pero existe la otra cara de la moneda. Si cuando marca el hispanobrasileño el conjunto rojiblanco cuenta con un 100% de victorias, ocurre lo contrario cuando no perfora la portería madridista. Y es que el Atlético no ha ganado ninguno de los 12 derbis restantes en los que Costa ha participado sin marcar. Ante esta tesitura, un balance de 10 derrotas y 2 empates no invita al optimismo. Si a esto le unimos que el hispanobrasileño está inmerso en una racha negativa en Liga, donde no marca desde hace 7 meses (25 de febrero ante el Sevilla), está claro que Costa debe dar un paso adelante en el Bernabéu. Desde luego, buena parte de las opciones del Atleti dependen de él…

Giménez: “El Bernabéu no tiene el ambiente del Wanda…”

By | Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, Fútbol, Giménez, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid | No Comments

El uruguayo José María Giménez, defensa del Atlético de Madrid, declaró que el derbi contra el Real Madrid “no importa cómo se juega”, sino la victoria, “lo principal” de un duelo en el que, según él, hay que “jugar mucho con la cabeza”, con el “corazón y con el sentir”, porque gana “el que más lo quiera”. “En un partido de este estilo tiene que jugar mucho la cabeza. También pasa mucho por el tema del corazón, del sentir. El que gana el partido es el que más lo quiera. No importa cómo se juega, se gana. Lo importante y lo principal va a ser ganar, sea bonito o feo”, valoró en una entrevista en la web de LaLiga Santander.

Este sábado, su equipo visita el Santiago Bernabéu. “Es lindo. A pesar de la rivalidad, es un gran estadio. Jugar ahí es bonito.  Si bien no tiene el ambiente que tiene el Wanda, es un ambiente de derbi. Para uno siempre jugar ahí es bonito y mas bonito ganar”, afirmó el central uruguayo, que mañana será titular en el encuentro.

Giménez, que repasó que el Atlético es un equipo “con grandes individualidades, un gran trabajo en equipo y un cuerpo técnico que trabaja bien”, consideró que el conjunto rojiblanco tiene que “soñar en grande” con la plantilla de la que dispone en esta temporada, aunque insistió en el partido a partido que le mueve cada curso. “Si bien tenemos los objetivos marcados como plantel, siempre queremos cumplir el objetivo a corto plazo para lograr el objetivo a largo plazo. Nuestro objetivo ahora es poder sacar adelante las situaciones que tenemos en contra en los partidos, sobre todo poder corregir los detalles para poder llevar a cabo el partido de la mejor manera posible”, valoró.

Giménez también habló de su compañero y compatriota Diego Godín: “Es diferente a lo que se puede vivir en otro equipo cuando llegas y no tienes un compañero de tu misma posición que sea del mismo país. Eso ha sido un plus en mi carrera. Siempre le he tenido al lado para hablarle, para pedirle consejo, sobre todo para mirarlo en la cancha y poder aprender de él muchas cosas”. “Considero que, con 23 años, no me las sé todas. Estoy muy convencido de que tengo mucho margen de mejora en todos los sentidos. Mi mentalidad es esa. Quiero seguir aprendiendo y ser un gran central en el Atleti”, añadió.

Benzema es otra vez Benzema

By | Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, Partidos fútbol, Real Madrid | No Comments

Hay caso Benzema. Otra vez. Después de un inicio esperanzador, en el que pareció despejar las dudas generadas en torno a su figura tras la salida de Cristiano, el francés ha vuelto a ser ese delantero gris, irregular y con una relación distante con el gol que ha desesperado al Bernabéu desde que fichó en 2009. En el último partido contra el Sevilla volvió a estar en paradero desconocido. Sus estadísticas reflejan su inocuidad: cero goles, cero remates a puerta (uno fuera), cero regates buenos, una única recuperación, cinco pérdidas, 22 pases (sólo conectó una vez con Asensio y Bale, sus compañeros de ataque), cero faltas cometidas, cero recibidas… Su mapa de calor (ver abajo) es más propio de un mediocentro que de un 9 del Real Madrid: habitó más en el centro del campo que en el área, territorio que apenas pisó.

Benzema ha vuelto a su versión absentista. Arrancó la temporada muy entonado (cinco goles en los cuatro primeros partidos), pero en los últimos cuatro encuentros (Athletic, Roma, Espanyol y Sevilla) no ha rematado ni una sola vez a puerta. Lopetegui también percibe esta ‘depresión’ y ha pasado de no sustituirle en los cinco primeros encuentros de la temporada a cambiarle el primero en los tres últimos partidos (contra el Sevilla salió junto a Asensio en el 59’). Vuelven las dudas con un delantero cuyo informe goleador de la pasada temporada fue alarmante (12 goles en 47 partidos, uno cada 270 minutos) y desde que está en el Madrid (2009) tampoco ha sido brillante para ser el 9 del equipo (un gol cada 143 minutos).

Con esta situación se presenta Benzema este sábado para enfrentarse al Atlético de Madrid, un rival ante el que suele ausentarse. En el imaginario del madridismo permanece aquel regate de fantasía a tres jugadores en la línea de fondo del Calderón que gestó el tanto (Isco) que dio al equipo el pase a la final de la Duodécima. Pero su relación con el gol en estos partidos es gélida: sólo le ha marcado cuatro goles en 30 partidos. Curiosamente, todos ellos los ha hecho lejos del Bernabéu (tres en el Calderón y uno el pasado agosto, en Tallin). En Liga, la pólvora la tiene empapada: no marca hace un gol a los rojiblancos desde hace tres años (4 de octubre de 2015, 1-1).

El Real Madrid de Lopetegui pierde gol (ha pasado de promediar en el inicio de campaña 3,3 por partido a 0,6) y, ahora sin Cristiano, necesita que Benzema vuelva a ser el del comienzo de temporada. Este sábado, en el Bernabéu, volverá a estar bajo el foco.

 

Bale: de fiasco a solución

By | Atlético Madrid, Biwenger, Competiciones, Comunicaciones, Deportes, Derbi, Equipos, Estilo vida, Fantasy manager, Fútbol, Géneros videojuegos, Industria, Informática, Internet, Juegos online, Ocio, Partidos fútbol, Real Madrid, Telecomunicaciones, Videojuegos, Videojuegos deportes | No Comments

De denostado por Zidane y lastrado por las lesiones a ser la gran esperanza para liderar el nuevo proyecto. El Madrid se agarra a Bale. No ha habido otro jugador, en los ocho partidos oficiales que se han disputado hasta el momento, que haya demostrado ser un asidero cuando las cosas se tuercen. O al menos, otro que haya aparecido siempre, sistemáticamente. El galés fue el único futbolista de campo (junto a Kroos aunque el alemán en menor medida), que se salvó de la quema en el Pizjuán. Ahora, el equipo se agarra a él en el trascendental derbi que puede marcar un punto de inflexión en la temporada: o emerger o empezar a hablar de crisis.

Pero para confirmarse como líder del nuevo proyecto en ausencia de Cristiano, Gareth Bale tendrá que reinventarse ante el Atlético. En su carrera como profesional ha jugado 17 encuentros ante los rojiblancos, el duelo que más ha repetido en su carrera con diferencia (10 partidos ha disputado ante Barcelona, Liverpool y Arsenal) y sólo ha conseguido marcar un gol. Fue importante, eso sí, pues fue el que hizo a los rojiblancos en la prórroga de Lisboa que adelantaba al Madrid para ganar la Décima. Pero desde entonces (13 encuentros, casi cuatro años después) no ha vuelto a ver puerta ante el eterno rival de la capital, al que en realidad ha marcado un gol en 1.452 minutos disputados.

Pero Bale parece otro esta temporada. En el Pizjuán se le vio con sangre en el ojo, uno de los pocos que parecía rebelarse ante una noche para olvidar. Disparó a puerta ocho veces, el que más con diferencia (Mariano, tras él, disparó cinco). En uno de sus remates, Bale encontró el palo. Pudo haber cambiado la suerte del partido…

Benzema arrancó la temporada alimentando la ilusión de que, tras la salida de Cristiano, él podría aportar más goles. Marcó cinco en los cuatro primeros partidos oficiales. Pero luego la figura del francés se ha desvanecido y sólo ha quedado la del galés en el pretendido tridente de Lopetegui (la BBA), en el que Asensio sólo lleva un gol (aunque ha provocado tres penaltis y ha dado tres asistencias). Bale, en cambio, aparte de los cuatro tantos que ha marcado, ha dado tres asistencias. Ha participado, por tanto, el siete de los 17 tantos que ha marcado el equipo hasta la fecha. En el Bernabéu, ante el Atlético, las miradas de los jugadores del Madrid se girarán hacia el galés como ante lo hacían a Cristiano. Bale ha pasado de denostado a ser la tabla de salvación.