El Madrid desciende al valle y Eusebio se asoma al abismo

By | Bale, Biwenger, Crónicas deportivas, Equipos, Estadio Santiago Bernabéu, Estadios fútbol, Fantasy manager, Fútbol, Girona CF, Instalaciones deportivas, Juegos online, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marcelo, Marco Asensio, Previas deportivas, Primera división, Real Madrid, Stuani, Varane, Videojuegos deportes, Vinícius Júnior | No Comments

El Madrid (quince puntos) es el mejor equipo de 2019 y el Girona (dos), el peor (sigue el partido en directo en As.com). Así que se citan en el Bernabéu, a la hora del aperitivo, la máxima satisfacción y la máxima preocupación en un encuentro muy familiar. Ya se vieron en la Copa dos veces en enero y en las dos ganó el Madrid. También en Montilivi en la Liga.

Eusebio llega asomado al abismo, cargado de números rojos. No gana un partido desde el 25 de noviembre y ha perdido los siete últimos. En los cuatro más recientes ha marcado tan sólo un gol. En cierto modo, los datos reflejan una realidad cruda. Sólo ha metido siete tantos en las segundas partes, el peor registro de Primera con diferencia, y ha encajado 23, hecho que revela un cierto declive físico.

Es el segundo equipo que encaja más goles a balón parado (14), síntoma de descuido, y el que menos dispara, rasgo que define su pobreza artillera. Y eso que Stuani es el tercer goleador del campeonato (12 goles) y el primero de los que no juegan en el Barça. Pero está demasiado solo. Portu sólo ha hecho tres tantos y los otros delanteros del equipo, Lozano y Roberts, ni se han estrenado en Liga. La situación está a punto de llevarse por delante a Eusebio, no tanto después del partido de hoy como de lo que suceda ante Real Sociedad y Rayo, sus dos próximos rivales.

La hora del refresco

El Madrid, en cambio, atraviesa un valle. Tras Girona y Levante le aguarda un doble duelo (Copa-Liga) con el Barça y la vuelta ante el Ajax. Parece tiempo, pues, de que algunos de los jugadores exprimidos hagan un alto. Benzema, que ya suma 38 partidos y que salió tocado del Johan Cruyff Arena, apunta al descanso, aunque está en la lista. Y quizá Vinicius, que ha jugado todos los partidos del año, aunque no sacarle ahora es aguar la fiesta al Bernabéu, que se pregunta dónde anduvo metido en la era Lopetegui.

Puede parar también Carvajal y volver Varane, griposo en Ámsterdam, y quizá Marcelo, que ha disputado sólo 14 minutos en los últimos cinco partidos de Liga y que ya juega menos que Reguilón con Solari. Ceballos refrescará a Modric, sancionado. No son descartables ni Bale ni Asensio, que en la Champions salió disparado del banquillo. Solari, el club y la grada están deseando que vuelva.

Morata dispara muy desviado

By | Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid, Wanda Metropolitano | No Comments

Segunda parte del Atlético 1– Real Madrid 2:

Previa del Atlético – Real Madrid: jornada 23 LaLiga Santander

Bienvenidos a la retransmisión en As.com del derbi entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid, partido de la jornada 23 en LaLiga Santander que se juega desde las 16:15 en el Wanda Metropolitano y que mide a segundo y tercer clasificado. De lo que salga hoy del Barrio de San Blas dependerá saber quién se postula formalmente a ser, en lo que resta de temporada, perseguidor más fijo del Barça en su deseo de conseguir LaLiga.

Atlético

Llega el derbi al Wanda. Algo más que un partido. Para Lucas Hernández se trata de algo más incluso de una final. Es su sentimiento confesado a As en una entrevista en la que dejó claro que su palpitar rojiblanco comparte percepción con los colchoneros que hoy abarrotarán un estadio que quiere tumbar por primera vez al eterno enemigo. El curso pasado el partido termino a cero. El nuevo recinto del Atlético busca su primer vencedor oficial de un derbi.

Lo hará en un choque de palpitaciones e intrahistorias escondidas tras cada brizna de hierba. Por ejemplo, la que el propio Lucas confesaba en esa entrevista. “Hace dos años rechacé un ofertón del Real Madrid”, confesó el ahora también pretendido por el Bayern de Múnich. Así que ahí, en los duelos de Lucas con la delantera blanca, habrá morbo. Nada comparado como ver a Morata debutar en su nueva casa frente al que fue su equipo después de abandonar las inferiores del Atlético. Viaje de ida y vuelta previo paso por Turín y Londres que a más de un madridista ha enfadado. También hay colchoneros que se rebrincaron con el fichaje del internacional español por aquello de su pasado merengue. Hoy Morata tendrá la primera ocasión de redimirse.

En la banda el morbo lo pondrán dos argentinos. Uno es resistente. Ya por Madrid suena a eterno. Simeone se medirá a su sexto rival madridista desde que cogió los mandos del Atlético. Ante él han desfilado Mourinho, Anchelotti, Benítez, Zidane, Lopetegui y, ahora, Solari. Su alumno. El Cholo lo dirigió en San Lorenzo en 2009. Y marcó en su partido debut. Curioso cuanto menos. Con la duda de Koke por molestias físicas, el Atlético dispondrá de un once casi de gala.

As a seguir: Griezmann. Si él no marca, el Atlético sufre. Y casi nunca vence. Los goles del francés se han convertido en maná para un equipo pendiente de su zurda diabólica, esa que apunta con una mirada angelical que, casualidades, un día también sonó para reforzar el Real Madrid. Pero el verano pasado prometió amor eterno a un club que, por cierto, le paga mucho y bien. Tanto que esta temporada, por primera vez, el futbolista con mejor salario de un derbi no es del Real Madrid (solía serlo Cristiano Ronaldo), sino del Atlético. De ahí su importancia. De ahí los focos que hoy le apuntan.

Real Madrid

El Real Madrid emerge renovado en el Wanda Metropolitano. Quién lo diría. Hace un puñado de semanas la cita de hoy estaba marcada por muchos en rojo. Rojo escabechina. Rojo sangría. Pero Solari ha reconducido la nave merengue hasta hacerla reconocible y atractiva. Ayuda la mejora física (cosa de Pintus), pero sobre todo, su trabajo. Entre ellos está el de escoger jugadores. Suelen decir los entrenadores que es lo más feo de su profesión. A Solari no le está siendo sencillo, pero está dando rendimiento. En eso, en las elecciones de futbolistas, está lo capital de esta noche.

Todo apunta a que habrá mezcla de meritorios y vacas sagradas. Reguilón podría sentar a Marcelo. Por el contrario, Bale parece que mandará al banco a Lucas. Y entre tanto, Vinicius no se perderá el partido como no se perdió el del Camp Nou, agridulce empate a uno para los merengues que, en el saco de las buenas noticias, se llevaron la gran actuación del brasileño en un escenario de los minados. El Wanda no será menos. Lo de Barcelona fue la prueba del algodón de que esta tarde también puede montarla.

Y mientras, en la dosis de morbo, Courtois. El portero belga del Real Madrid vuelve a enfrentarse al Atlético ante la que fue su afición. Curioso: cerca del Metropolitano una placa lleva su nombre por haber jugado más de 100 partidos con la rojiblanca. Si la busquen, no esperen encontrarla limpia e impoluta. Su marcha al Madrid escuece a los colchoneros. Él lo sabe. Esta semana dijo esperar un ambiente hostil en su regreso. Decibelios de indignación para saludar a un futbolista ahora odiado por ser antes muy querido. Caprichos del fútbol.

As a seguir: Benzema. El francés está fino. Ha decidido echarse a la espalda la responsabilidad de liderar a este Real Madrid sin Cristiano Ronaldo y, ahora que el juego de toque y posesión parece haber ganado espacio en el equipo merengue, su delicado hilar entre líneas brilla más que nunca. Sucede, además, que tiene el gatillo fácil. Marca con sorprendente regularidad para un jugador que siempre ha llevado el 9 a la espalda más como una condena que como una descripción. Ahora lo parece más que nunca. El Atlético no se le da mal. Otro reto para el nuevo Benzema.

Así hemos vivido la previa del Atlético – Real Madrid

Un derbi sin Bale ni Rodrigo

By | Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid, Wanda Metropolitano | No Comments

Última hora del Atlético – Real Madrid:

Previa del Atlético – Real Madrid: jornada 23 LaLiga Santander

Bienvenidos a la retransmisión en As.com del derbi entre el Atlético de Madrid y el Real Madrid, partido de la jornada 23 en LaLiga Santander que se juega desde las 16:15 en el Wanda Metropolitano y que mide a segundo y tercer clasificado. De lo que salga hoy del Barrio de San Blas dependerá saber quién se postula formalmente a ser, en lo que resta de temporada, perseguidor más fijo del Barça en su deseo de conseguir LaLiga.

Atlético

Llega el derbi al Wanda. Algo más que un partido. Para Lucas Hernández se trata de algo más incluso de una final. Es su sentimiento confesado a As en una entrevista en la que dejó claro que su palpitar rojiblanco comparte percepción con los colchoneros que hoy abarrotarán un estadio que quiere tumbar por primera vez al eterno enemigo. El curso pasado el partido termino a cero. El nuevo recinto del Atlético busca su primer vencedor oficial de un derbi.

Lo hará en un choque de palpitaciones e intrahistorias escondidas tras cada brizna de hierba. Por ejemplo, la que el propio Lucas confesaba en esa entrevista. “Hace dos años rechacé un ofertón del Real Madrid”, confesó el ahora también pretendido por el Bayern de Múnich. Así que ahí, en los duelos de Lucas con la delantera blanca, habrá morbo. Nada comparado como ver a Morata debutar en su nueva casa frente al que fue su equipo después de abandonar las inferiores del Atlético. Viaje de ida y vuelta previo paso por Turín y Londres que a más de un madridista ha enfadado. También hay colchoneros que se rebrincaron con el fichaje del internacional español por aquello de su pasado merengue. Hoy Morata tendrá la primera ocasión de redimirse.

En la banda el morbo lo pondrán dos argentinos. Uno es resistente. Ya por Madrid suena a eterno. Simeone se medirá a su sexto rival madridista desde que cogió los mandos del Atlético. Ante él han desfilado Mourinho, Anchelotti, Benítez, Zidane, Lopetegui y, ahora, Solari. Su alumno. El Cholo lo dirigió en San Lorenzo en 2009. Y marcó en su partido debut. Curioso cuanto menos. Con la duda de Koke por molestias físicas, el Atlético dispondrá de un once casi de gala.

As a seguir: Griezmann. Si él no marca, el Atlético sufre. Y casi nunca vence. Los goles del francés se han convertido en maná para un equipo pendiente de su zurda diabólica, esa que apunta con una mirada angelical que, casualidades, un día también sonó para reforzar el Real Madrid. Pero el verano pasado prometió amor eterno a un club que, por cierto, le paga mucho y bien. Tanto que esta temporada, por primera vez, el futbolista con mejor salario de un derbi no es del Real Madrid (solía serlo Cristiano Ronaldo), sino del Atlético. De ahí su importancia. De ahí los focos que hoy le apuntan.

Real Madrid

El Real Madrid emerge renovado en el Wanda Metropolitano. Quién lo diría. Hace un puñado de semanas la cita de hoy estaba marcada por muchos en rojo. Rojo escabechina. Rojo sangría. Pero Solari ha reconducido la nave merengue hasta hacerla reconocible y atractiva. Ayuda la mejora física (cosa de Pintus), pero sobre todo, su trabajo. Entre ellos está el de escoger jugadores. Suelen decir los entrenadores que es lo más feo de su profesión. A Solari no le está siendo sencillo, pero está dando rendimiento. En eso, en las elecciones de futbolistas, está lo capital de esta noche.

Todo apunta a que habrá mezcla de meritorios y vacas sagradas. Reguilón podría sentar a Marcelo. Por el contrario, Bale parece que mandará al banco a Lucas. Y entre tanto, Vinicius no se perderá el partido como no se perdió el del Camp Nou, agridulce empate a uno para los merengues que, en el saco de las buenas noticias, se llevaron la gran actuación del brasileño en un escenario de los minados. El Wanda no será menos. Lo de Barcelona fue la prueba del algodón de que esta tarde también puede montarla.

Y mientras, en la dosis de morbo, Courtois. El portero belga del Real Madrid vuelve a enfrentarse al Atlético ante la que fue su afición. Curioso: cerca del Metropolitano una placa lleva su nombre por haber jugado más de 100 partidos con la rojiblanca. Si la busquen, no esperen encontrarla limpia e impoluta. Su marcha al Madrid escuece a los colchoneros. Él lo sabe. Esta semana dijo esperar un ambiente hostil en su regreso. Decibelios de indignación para saludar a un futbolista ahora odiado por ser antes muy querido. Caprichos del fútbol.

As a seguir: Benzema. El francés está fino. Ha decidido echarse a la espalda la responsabilidad de liderar a este Real Madrid sin Cristiano Ronaldo y, ahora que el juego de toque y posesión parece haber ganado espacio en el equipo merengue, su delicado hilar entre líneas brilla más que nunca. Sucede, además, que tiene el gatillo fácil. Marca con sorprendente regularidad para un jugador que siempre ha llevado el 9 a la espalda más como una condena que como una descripción. Ahora lo parece más que nunca. El Atlético no se le da mal. Otro reto para el nuevo Benzema.

Así hemos vivido la previa del Atlético – Real Madrid

Un derbi sin Bale ni Rodrigo

By | Álvaro Morata, Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Equipos, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, Jan Oblak, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Santiago Hernán Solari, Simeone, Vinícius Júnior, Wanda Metropolitano | No Comments

Última hora del Atlético – Real Madrid: derbi madrileño

Previa del Atlético – Real Madrid: LaLiga Santander

Llegó el día del derbi. El Real Madrid buscará asaltar el Wanda Metropolitano y a su vez la segunda plaza de la tabla de clasificación, ya que actualmente le separan dos puntos. Tras el empate a 1 en la ida de las semifinales de la Copa del Rey frente al FC Barcelona, los de Solari buscarán seguir con la buena dinámica de resultados. Algo que el Atlético le pondrá muy difícil, con un Morata que debuta ante su nueva afición y que se enfrenta por primera vez a su ex equipo con la elástica rojiblanca.

Partido de reencuentros. Al de Morata, se une la vuelta de Courtois a la que fue su casa, esta vez en el lado del eterno rival (ya jugó en el Wanda con el Chelsea). En el Madrid no jugará Isco, con molestias en la espalda por las que no entró en la convocatoria, pero Solari si podrá contar con la dupla que más alegrías da a la afición blanca: Benzema y Vinicius. Por su parte, el ‘Cholo’ Simeone podrá contar con Saúl, que le tiene tomada la medida al Madrid, tras superar su lesión, pero no podrá contar con Koke. A las 16:15 echará el balón a rodar y comenzará el espectáculo, el morbo está servido.

Lucas: “Hace dos años rechacé un ofertón del Madrid”

By | Atlético Madrid, Champions League, Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, Estadios fútbol, FC Bayern Múnich, Fútbol, Instalaciones deportivas, Juventus, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Lucas Hernández, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid, Simeone, Wanda Metropolitano | No Comments

Es fuente de noticia en cada mercado de fichajes, ya que son muchos los equipos que se han interesado por usted. El pasado verano ya se habló de que podía salir del Atlético…

Es cierto que varios equipos se interesaron por mi situación el pasado verano pero también que el club hizo una apuesta muy importante por mí y yo decidí renovar antes del Mundial de Rusia. Yo crecí en la Academia del Atlético y que el club apostara tan fuerte por mí fue decisivo a la hora de decidirme a renovar por el Atlético.

Unos meses después, en diciembre, estuvo muy cerca de abandonar el equipo madrileño, puesto que el Bayern alemán hizo todo lo posible para ficharle. ¿Puede explicar a los aficionados rojiblancos todo lo que sucedió entonces con el equipo alemán?

Si le digo la verdad, mis circunstancias personales han cambiado y cuando tengo que tomar una decisión yo ya no puedo pensar solamente en mí. Es verdad que en el último mercado de invierno he tenido una importante propuesta para fichar por otro equipo y lo primero que hice fue comentárselo al club. Desde el primer momento desde la entidad me dijeron que no era una opción que ellos pudieran contemplar. Y lo cierto es que se mostraron muy comprensibles con la situación y quedamos en valorarlo todo antes de finalizar esta temporada.

El Atlético va a hacer todo lo posible por retenerle y le presentará en breve encima de la mesa una renovación para que siga muchos años más en su actual club.

Sé que la intención de los dirigentes del Atlético es que lleguemos a un acuerdo para poder renovar mi contrato. Pero también ellos se han comprometido a respetar mi decisión futura. Ellos tienen claro que no negociarán mi cláusula de salida en ningún caso porque su deseo es que continúe en el Atlético durante muchos años más.

Su nombre también se ha asociado en numerosas ocasiones al Real Madrid y no sé si es cierto que estuvo cerca en algún momento de vestirse de madridista.

Sólo le puedo contestar que se han dicho y escrito muchas cosas, pero lo realmente cierto es que hace dos veranos el Real Madrid le hizo llegar a mi representante una importante oferta. Pero les dije que no quería saber nada ni valorar esa oferta que había encima de la mesa. Todo el mundo sabe lo mucho que le debo al Atlético de Madrid.

Esa manera de actuar y de decirle no entonces al Real Madrid contrasta con la que tuvo hace unas semanas…

Soy un futbolista que se ha criado en la Academia del Atlético de Madrid, he crecido aquí y le estoy muy agradecido por todo a este club. Por lo bien que se han portado y por todo lo que han hecho por mí. Por lo que respecta al Real Madrid, no podía ni siquiera plantearme esa posibilidad.

Su progresión ha sido enorme en estas últimas temporadas, hasta el punto de que estos grandes clubes de Europa hayan puesto sus ojos en usted. ¿Esperaba esa progresión que ha tenido?

Pues no lo sé, pero tampoco me doy cuenta de todo esto. Yo sólo puedo decir que trabajo día a día para mejorar y ser cada día mejor futbolista. Tengo 22 años, soy un jugador muy joven, y tengo aún muchos años por delante en mi carrera. Y cada día que pasa lo tomo como un entrenamiento más para seguir mejorando en mi carrera. Lo que me importa es que el equipo gane el mayor número de encuentros y no estoy pendiente de mi progresión personal.

Sus buenas actuaciones con el Atlético y en el Mundial de Rusia con la selección francesa han hecho que sea considerado como uno de los mejores laterales izquierdos del mundo. ¿Lo ve también de esta manera?

Pues la verdad es que no sé si soy el mejor o uno de los mejores o no lo soy… Ya digo que no me pongo a pensar en estas cosas, pienso en lo colectivo mucho más que en mí. Pienso en el club y en seguir mejorando aquí.

Llega un nuevo derbi, en el Wanda Metropolitano, frente a un Real Madrid que está mejor conforme pasan los partidos. Me imagino que para usted, al igual que para muchos de sus compañeros, será un partido especial y diferente.

Sí, está claro que sí. Un derbi es un encuentro especial y muy diferente. Es un partido en el que se producen muchas emociones y poder jugar un derbi ante el Real Madrid, en casa, delante de nuestra afición, es muy importante para nosotros y también muy motivador. El partido se va acercando y los futbolistas le tenemos muchas ganas.

El Madrid motiva a cualquier atlético, desde benjamines a un derbi de periodistas. En el primer equipo debe ser ya increíble. ¿Es el partido que más le motiva jugar?

Está claro que el Real Madrid es uno de los grandes contrincantes del Atlético y uno de los equipos que más nos motivan. El Madrid es el rival por excelencia del Atlético y cada vez que hay un derbi es algo especial para todos nosotros. El pensamiento que tenemos cuando llega un encuentro así es que se trata casi más que de una final por la tremenda rivalidad que existe a todos los niveles. Lo más importante es que podamos ofrecer un gran rendimiento en todos los encuentros y también en éste.

Tiene 22 años, pero ya lleva un buen número de partidos ante el Real Madrid. ¿Se acuerda de alguno de los encuentros que ha jugado ante el Madrid?

Creo que he jugado seis partidos ante el Real Madrid y en el primero que lo hice fue en Copa del Rey y jugué de lateral (fue su debut en este tipo de partidos y le tocó marcar a Cristiano Ronaldo). En Liga empatamos y en Champions nos ganaron en semifinales, en el Bernabéu (Lucas también jugó la final de Champions de Milán y la de la Supercopa de Europa en Tallin).

El Atlético sufrió una inesperada derrota frente al Betis y está a seis puntos del Barcelona. ¿Cree que aún es posible luchar por el título liguero?

Sí, claro que es posible. Todos creemos en ello. El equipo sufrió un desliz en Copa del Rey, con la eliminación ante el Girona, pero en Champions estamos bien, a la espera de la eliminatoria ante la Juventus. Y estamos segundos en LaLiga, con muchos encuentros aún por delante. Tanto el Barcelona como el Real Madrid o el Sevilla están haciendo una gran campaña y nosotros, mientras matemáticamente el campeonato esté en juego, vamos a luchar por él. Que nadie tenga duda de esto.

El Real Madrid perdió a Cristiano Ronaldo pero ahora Benzema está en racha y Vinicius se ha destapado como un jugador importante para el equipo madridista. ¿Le preocupa algún jugador en especial de su rival?

En el Real Madrid todos los futbolistas son importantes. El equipo madridista tiene grandes talentos y cualquier jugador que pueda salir en el derbi es peligroso. La clave es que hay que estar atentos los noventa minutos del partido, jugar muy concentrados. Sólo así trataremos de evitar el peligro que nos pueda crear el rival.

Primero juegan ante el Real Madrid y luego ante la Juventus, en Champions, donde también se juegan parte de esta temporada. ¿Es la Champions su gran objetivo?

Es un gran objetivo, eso es cierto, pero no sólo tenemos éste. Queremos la Liga y en todas las competiciones en las que jugamos aspiramos a hacer un gran papel y ganar. Ahora nos centramos en el campeonato de Liga. Llega un partido muy importante y queremos darlo todo. El objetivo del Atlético es estar lo más arriba posible en todos los torneos que juega.

¿Cómo ve la eliminatoria ante la Juventus?

Afrontaremos un partido muy complicado. Creo que tanto ellos como nosotros estamos en un buen estado de forma. Pero ya pensaremos más tarde en este enfrentamiento. Antes hay dos finales: Real Madrid y Rayo Vallecano.

¿Sueña con una final de Champions en el Wanda Metropolitano?

Sí, para todos es un sueño jugar ese partido. Disputar la final de Champions en tu estadio, delante de tu gente, es algo que nos motiva muchísimo. Queremos llegar lo más lejos posible este año en Champions. Jugar ese partido sería muy bonito y es lo que todos queremos. Al Atlético se le debe una Champions y todos pelearemos por ella.

Rulli evita el gol de Córdoba

By | Athletic, Deportes, Equipos, Estadio Anoeta, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, Real Sociedad | No Comments

Primera parte del Real Sociedad 1-0 Athletic: jornada 22 de LaLiga Santander

Previa del Real Sociedad – Athletic: jornada 22 de LaLiga Santander

Un único punto de diferencia entre Real Sociedad y Athletic hace que el derbi vasco se presente como uno de los encuentros más interesantes de esta jornada 22 de LaLiga Santander. Anoeta dictará sentencia en un partido, a priori, sin favorito.

Sigue minuto a minuto el derbi vasco: Real Sociedad – Athletic.

Real Sociedad

El conjunto donostiarra ha obtenido dos victorias y dos empates en sus últimos cuatro encuentros de la competición doméstica, resultados que han hecho que se despegue de la parte baja de la tabla. Sin embargo, Anoeta no se le está dando nada bien este curso, son el tercer peor equipo local de LaLiga, de ahí que la plantilla esté conjurada para dar hoy una gran alegría a su afición.

La Real Sociedad tiene bajas importantes, Imanol no podrá contar con Rubén Pardo ni Jon Bautista mientras que Aritz Elustondo y el guardameta Moyá están tocados y son duda. “No hay ningún derbi descafeinado, es el partido más potente del año”, ha declarado el técnico guipuzcoano en la previa del choque.

As a seguir: Oyarzabal. El delantero eibarrés ya marcó dos goles en el 1-3 que la Real Sociedad logró en San Mamés en el encuentro de la primera vuelta.

Athletic Club

También los leones se encuentran en un buen momento de forma: ha sumado diez de los últimos 12 puntos disputados en LaLiga, imponiéndose a rivales importantes como son el Celta, el Sevilla o el Betis. De esta forma, los de Gaizka Garitano han dado un salto en la tabla de clasificación y dejado atrás el descenso.

El Athletic es uno de esos equipos que han movido ficha en el mercado de invierno, en el que han incorporado a Kenan Kodro, hijo del que fuera jugador de la Real Sociedad Meho Kodro y criado en San Sebastián. El delantero hispanobosnio no ha entrado en una convocatoria en la que sí que está Íñigo Martínez, al que seguro que Anoeta vuelve a recibir con un ambiente hostil.

As a seguir: Muniain. Marcó el tanto de la victoria ante el Betis y hoy apunta al equipo titular.

Con pegada a falta de Morata

By | Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Equipos, Estadios fútbol, Fútbol, Getafe CF, Instalaciones deportivas, La Liga, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Wanda Metropolitano | No Comments

Atlético y Getafe saltaron al campo en un duelo de pesos pesados que primero se estudian, luego buscan el KO. No son Simeone y Bordalás técnicos de especular a los puntos. Salió el Getafe sin pensar en Copa, con sólo el cambio de la portería y el de Ángel y no Mata con Molina. El Atleti, como hace una semana, era diez de los once jugadores de campo disponibles y Juanfran en el banco, rodeado de chiquillos.

Comenzó el Atleti con la intención de acongojar el juego del Getafe, con Kalinic titular, 90 minutos de vida extra mientras Simeone sigue esperando a Morata. Pidió penalti por mano de Djené a los dos minutos. Vivirían croata y central una guerra particular en la guerra general. Más que golpes, en el Metropolitano volaban las piernas.

Carrera aquí, carrera allá. Trataban de triangular los de casa, de encontrar espacios los de fuera. Estrangulaba el juego por dentro rival el Getafe, llegaba el Atlético siempre por fuera, con Saúl y Lemar cerrándose para las subidas de Arias y Lucas. Intensidad en cada línea que se difuminaba en las áreas. Veinticinco minutos y ningún remate. Ni a puerta ni fuera ni hacia ningún lugar, invitación a la siesta. Hasta que Thomas agarró ese balón para derrumbar los muros de Bordalás. 

Ayudó Maksimovic, simple mirón ante el rojiblanco que caminó hacia la frontal, se perfiló y se sacó un pase perfecto para que Griezmann hiciera el gol con la zurda. Así son los genios. Con media ocasión basta. El Getafe vivía su particular Día de la Marmota en el Metropolitano. Da igual como llegué, cada partido es lo mismo. Con una llegada basta. La segunda fue igual. Media ocasión y gol. Ahí de nuevo Thomas. Otro balón que birla para buscar al espacio a Lucas. Éste le envía a Kalinic un balón perfecto que estampa en el cuerpo de Soria. Sus movimientos son perfectos, su definición un Expediente X. El rechace es para Saúl, que aparece como una exhalación por detrás para llevar el balón a la red. Lejos del lateral volvió a explotar eso que le hace único. Su llegada.

Antes del descanso, Giménez, Godín y Rodrigo arrancaron los aplausos de un Metropolitano emocionado ante su equipo. Los dos primeros por estrangular una contra de Ángel cegándole el camino, el último para aparecer y hacer suyo el balón, tan sencillo. Su primera parte fue una exhibición. Su 14 sostiene, soltaba a Thomas, Saúl. Sonreía el Cholo ante la primera parte impecable de los suyos. Cada jugador una virtud. Giménez despliegue, Lucas sacrificio, Godín brazalete, Rodrigo ese control, Thomas lanzamiento, Lemar aguante, Saúl sorpresa, Kalinic el movimiento, Griezmann el gol. Y la pizarra de Bordalás estallada en dos golpes.

El descanso dejó en la ducha a Godín (por precaución) y a Molina (tocado). Intentó el Getafe romper su gafe. Que en 14 partidos no le ha hecho un gol al Cholo. Levantó su equipo algo el pie, se instaló un rato el de Bordalás en el área de Oblak como si la tuviera alquilada. Le abrió la puerta una vez Giménez, que fue a patear un balón y lo convirtió en regalo, reaccionó de inmediato, junto a Lucas, para tapar el agujero. Son futuro para diez años.

Como Mollejo, porque si el Atleti se dedicaba a dejar pasar el reloj, el canterano recibía los aplausos de la grada mientras estaba en la banda, junto al Cholo, listo para entrar, nervioso. Lo hizo y en el primer balón lanzó un zurdazo que afeitó el travesaño de Soria. Ya no es su descaro, es su carisma. Con 18 años y cinco días. Su desparpajo y el vaciarse de Juanfran en la izquierda, devolvieron al Atleti al partido ante un Getafe que dejó más resbalones que amenazas a Oblak. 30 a 0 ya van sus enfrentamientos con el Cholo, KO tras KO. Un Cholo que seguía sonriendo cuando lo engulló la caseta al descanso. A dos del Barça duerme. Y con el Niño Mollejo subido al carro de un Metropolitano que esta Liga no conoce la derrota. 

El Bernabéu se vacía

By | Deportes, Equipos, Estadio Santiago Bernabéu, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, Real Madrid | No Comments

La afluencia al Santiago Bernabéu se desangra. La asistencia en Liga ha caído en picado en la última década y ha bajado en un promedio de 8.720 espectadores. De 70.816 a 62.096 en esta. Casi diez mil asientos vacíos más cada jornada…

La imagen del 0-2 de la Real Sociedad , en el minuto 83, fue desalentadora. Apenas quedaba la mitad del ya de por sí exiguo aforo ocupado (53.412 espectadores), en lo que ha sido la segunda peor entrada de la temporada en el campeonato doméstico tras el estreno el 19 de agosto contra el Getafe (48.446). Ni Bale, lesionado, aguantó hasta el final del partido y se fue en el minuto 78…

Los aficionados no encuentran estímulos a los que agarrarse. Ni en el precio de las entradas (a un promedio de 50€ la más barata en Liga), ni en la trayectoria del equipo (cuarto en la tabla antes del descalabro ante la Real) ni en la presencia de una gran estrella que ejerza de imán. El año pasado, aún con Cristiano y pese a que el equipo desatendió rápido la Liga, el promedio de asistencia a Chamartín fue sensiblemente superior: 69.937 espectadores por partido liguero. Una caída en picado, de una temporada a otra ya sin el crack, de 7.841 localidades por ocupar…

Un desencanto que el club capea de aquella manera. En la Asamblea de septiembre varios compromisarios se quejaron de la subida del precio de los abonos (un 10% en relación al año anterior) y ni siquiera en la vuelta con el Melilla en Copa (0-4 en la ida) el club bajó el precio del asiento. El más barato fue de 18€ cuando el año anterior pidió 15€ por ver al Fuenlabrada. Solari, preguntado por los apenas 55.229 espectadores ante el Rayo, echó la pelota fuera. “¿Le preocupa que su Madrid no enganche?”, le inquirió un periodista. “No tengo esas cifras”, fue la lacónica respuesta.

El Atlético. Una desafección del madridismo que contrasta con el incremento de público que ha registrado el Atlético. En el Metropolitano ahora promedia 57.416 espectadores, sólo 5.224 menos que el Bernabéu, y le supera en porcentaje de ocupación. El estadio rojiblanco se llena cada jornada al 84,6% mientras que el coliseo madridista lo hace al 77,3% (lejos del 87,5% de hace una década).

Para hoy, ante el Leganés, quedan 1.220 entradas en taquilla (de 15€ a 60€) pero se espera que un número importante de socios euroabonados (tienen acceso a la Copa) no acudan hoy a Concha Espina o liberen su asiento.

Soria frena a Messi

By | Ángel Rodríguez, Arthur Melo, Arturo Vidal, Deportes, Equipos, Ernesto Valverde, Estadio Alfonso Pérez, Estadios fútbol, FC Barcelona, Fútbol, Gerard Piqué, Getafe CF, Instalaciones deportivas, Jorge Molina, José Bordalás, Lionel Messi, Ousmane Dembélé, Primera división, Sergi Guardiola | No Comments

Segunda parte del Getafe 1 – Barcelona 2: jornada 18 de LaLiga Santander

Previa del Getafe – Barcelona: LaLiga Santander jornada 18

Getafe

El Getafe se ha portado bien. Muy bien. Los de Bordalás son gente aplicada que hace todo lo que les mandan. Por eso su transcurrir por Primera División está siendo excelente. Pero los caprichos del calendario han decidido que hoy, día de Reyes, tengan carbón en forma de visita grotesca. El Barça es un ogro. Negar la evidencia es contraproducente. Asunto diferente es que al sur de la capital tengan potencial para hacer alquimia futbolera. Ya saben: aquello de hacer del carbón, diamante. Transformar una visita al dentista en una fiesta. Sí, es día de Reyes. Todo es posible.

Por ejemplo, ver el Coliseum Alfonso Pérez lleno a reventar. Tienen los aficionados azulones fama de no seguir a los suyos. Ellos lucen orgullosos su sensación de minoría irreductible. Son cuatro gatos, pero fieles como pocos, alegan. Hoy lo demostrarán. Hace tiempo que se agotaron las entradas para ver a los suyos. La ilusión se palpa. Hay ganas de ver ganar a lo suyos contra el Barça reviviendo viejos laureles.

También hay ganas de saber qué hará Bordalás para frenar a Messi. Dice el técnico que nada especial, pero sabiendo cómo se las gasta en cuanto a rigidez táctica, el asunto promete. También lo hace Samu Sáiz, fichaje invernal de los azulones para tapar la baja prolongada de Amath. El extremo, repatriado del Leeds inglés, podría ser una de las atracciones del partido.

As a seguir: David Soria. Cuando el Barça juega contra un rival, los porteros del enemigo suelen tener más trabajo del habitual. Soria está acostumbrado. Es el portero del Getafe uno de esos hombres a los que le estrés de verse asediado, lejos de empequeñecerle, le agiganta. Lleva un par de jornadas teniendo acciones de méritos. Intervenciones de ésas que salvan puntos. Hoy, contra los Messi y compañía tendrá la ocasión de mantener la racha y agigantar su prestigio.

Barcelona

Año nuevo, ¿tropiezo repetido? El Barça estrena 2019 con la duda de saber si será como en los cuatro estrenos de calendario anteriores. Desde 2014 no gana en el primer partido del año. Poca broma. Para esta ocasión Valverde y los suyos llegan a Getafe recuperado en cuanto a sensaciones (en el tramo final de 2018 se ha visto un Barça más identificable que el de comienzo de curso), pero no tan sobrados en una clasificación donde el Real Madrid ya no es el enemigo. Atlético y Sevilla son peores amenazas. Bromas, las justa.

Pese a todo, el Barça es favoritísimo para ganar el campeonato. Lo dicen las apuestas. En Champions (la competición que Messi se puso como objetivo en el arranque de temporada) el asunto pinta diferente. Más en concreto, en azul celeste. El color de un Manchester City al que ven como candidato a ganar. Para que el Barça de la vuelta a esa percepción sería positivo atar LaLiga cuanto antes y llegar al periodo europeo con un buen colchón a las espaldas. Hoy tienen la primera ocasión para conseguirlo y, de paso, romper las rachas de años precedentes.

Todo en un periodo agitado en los despachos del Camp Nou. Primero, con el asunto Valverde. El entrenador no ha dejado claro que vaya a seguir a final de temporada pese a que su contrato termina en 2020. También acaba en esa fecha el de Jordi Alba, al que el club quiere renovar pero quizá demasiado tarde. No hay buen rollo entre el club y el mejor socio de Messi (exceptuando a Luis Suárez). Además, también hay ruido de fichajes. A la cesión de Murillo (novedad en la lista) se unen los posibles acuerdos con los franceses Todibo y Rabiot para la temporada que viene. Titulares agitados para un inicio de año que el Barça quiere tranquilo y hacer así excepción a sus últimos tropiezos para comenzar calendario.

As a seguir: Dembélé. El francés vuelve a Getafe. Seguramente nunca lo sabremos, pero apenas pise el césped del Coliseum, su espina dorsal sufrirá un pequeño escalofrío. Quizá el pelo se le erice un poco. Fue allí donde sufrió uno de sus mayores reveses desde que aterrizó en el Barça. Jugó de titular y se lesionó apenas alcanzado el ecuador de la primera mitad. Una rotura por probar un taconazo que le hizo estar cuatro meses fuera. Hoy su vida no es mucho más serena, pero al menos las lesiones le respetan. Aferrado a esa suerte de virtud, querrá venganza por aquella desventura.

Real Madrid-Kashima: a Gareth Bale le van partidos así

By | Bale, Champions League, Clubes fútbol, Competiciones, Copa Rey Fútbol, Cristiano Ronaldo, Deportes, Equipos, Estádio da Luz, Estadios fútbol, FC Barcelona, FIFA, Fútbol, Instalaciones deportivas, Mestalla, Mundial Clubes, Mundial de Clubes 2014, Organizaciones deportivas, Real Madrid, Stadio San Siro, Zinedine Zidane | No Comments

Gareth Bale es el hombre que siempre está allí. Escondido, agazapado… el galés ha participado en ocho goles en finales a un solo partido que ha disputado el Madrid en estos últimos años. El once blanco tiene la extraña virtud de aparecer en el lugar indicado y sorprender en el momento preciso. Y esos “lugares” y esos “momentos” en el Real Madrid casi siempre han sido en finales.

Ya en su primera temporada en las filas blancas (2013-2014) apareció en las finales de Copa y de Champions. El galés deslumbró a todos con su potencia en la carrera de todos los siglos ante Bartra para desnivelar la final de Copa entre Madrid y Barça. Seguramente sea su momento más recordado por todos los seguidores madridistas. Una carrera de 60 metros realizada en apenas 7 segundos antes de batir a Pinto. Apenas un mes después, el galés dejaba encarrilada al rematar de cabeza un despeje de Courtois. El Madrid empezaba a reconquistar el continente futbolístico europeo. Los blancos acabarían imponiéndose al Atlético en una final inoilvidable en Lisboa (4-1).

La siguiente irrupción poderosa fue en la Supercopa de Europa ante el Sevilla. Si había marcado ante el Barcelona y el Atlético, ante los sevillistas, un medido centro desde la banda izquierda sirvió para que Cristiano marcase el primer tanto del encuentro. Y cerraría el año con un nuevo gol, esta vez en la final del Mundial de Clubes ante el San Lorenzo de Almagro argentino, certificó un nuevo triunfo madridista.

Dos años después, de nuevo en la final de la Champions, Bale fue también partícipe en la consecución del gol madridista, obra de Sergio Ramos (Kroos sacó una falta y Bale peinó el balón antes de que el capitán batiese a Oblak), y en la tanda de penaltis: sensiblemente lesionado, no se arrugó a la hora de lanzar un penalti en la tanda (el tercero) y convertirlo.

En 2017, la final de la Champions se disputaba en su casa, pero Gareth llegó bastante limitado debido a una lesión. Aún así, disputó algunos minutos (salió por Benzema en el minuto 78 de encuentro) cuando estaba todo resuelto. En la Supercopa de ese año fue clave un pase suyo a Isco para que el malagueño situase el 2-0 favorable a los blancos en el marcador. El año pasado no estuvo muy acertado cara a la meta rival en la final del Mundial de Clubes ante el Gremio, pero volvió a aparecer y de qué manera ante el Liverpool en la final de la Champions jugada en Kiev: un soberbio gol de chilena y un trallazo desde 40 metros que Karius se tragó volvieron a traer una nueva Champions al museo madridista. Éste año no apareció sin embargo en la final de la Supercopa, pero que nadie dude de que el foco volverá a recaer sobre él…

 

 

Cristiano ‘vacía’ el Bernabéu

By | Competiciones, Cristiano Ronaldo, Deportes, Equipos, Estadio Santiago Bernabéu, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid | No Comments

La imagen empieza a ser habitual este curso. El Santiago Bernabéu presentó un aspecto muy pobre en la visita del Rayo Vallecano al Real Madrid (1-0 para los blancos): apenas 55.229 personas vivieron en directo el derbi madrileño, apenas un 68% del aforo del estadio blanco (81.044). Es la tercera entrada de este tipo seguida, tras las registradas ante el Melilla (triunfo por 6-1), con 55.243 espectadores, y ante el CSKA (derrota por 0-3), con 51.636. De los doce partidos que el Bernabéu ha acogido este curso, sólo sobrepasó la barrera de los 60.000 aficionados en siete de ellos y la de los 70.000, en una única ocasión: en el derbi ante el Atleti (0-0), al que acudieron 78.642 personas, el 97% del aforo total.

Varios motivos explican el bajón: la mala marcha del equipo, con cambio de entrenador incluido, la subida del precio de los abonos en un 10%, la falta de caras nuevas en una plantilla muy conocida por la afición… y la ausencia de Cristiano, el gran atractivo del Real Madrid en la última década y que se marchó sin que Florentino acometiese un fichaje de relumbrón con el que llenar, al menos en parte, el vacío dejado por el portugués cuando se fue traspasado a la Juventus. Un efector vaciador, el de la marcha de Cristiano, que se vio ya desde el primer día: el Madrid arrancó la Liga contra el Getafe (2-0) ante 48.466 espectadores, la entrada más baja del Bernabéu desde el 24 de mayo de 2009… Precisamente el último partido del Madrid en casa previo al fichaje de Cristiano por el club blanco. El equipo merengue no registró una entrada tan pobre como en la primera jornada de la Liga 2018-19 mientras Cristiano vistió la camiseta blanca.

Ese bajón se ve claramente con los números en la mano: a estas alturas del curso pasado (quitando la vuelta de la Supercopa de España, que el Madrid no disputó esta campaña), el Bernabéu había recibido a 819.569 personas personas en doce partidos, 68.297 por partido de media. Esta temporada, la asistencia total cae a 753.462 espectadores (un 8% menos), 62.788 de media en cada encuentro. Son 5.509 personas menos en cada partido animando al Madrid. En la 2017-18, en el mismo tramo de temporada, sólo fueron al Bernabéu menos de 60.000 espectadores en un partido (en Copa ante el Fuenlabrada, 2-2).

Precisamente la Copa es la única competición en la que el Madrid puede decir que la asistencia al estadio ha aumentado. De los 49.638 que vieron el Madrid-Fuenlabrada de vuelta de dieciseisavos de final hace un año se pasó ante el Melilla a 55.243. Pero en Liga y Champions, las competiciones que han acogido once de doce partidos del Madrid en el Bernabéu, la caída es evidente. En Liga, el curso pasado el Madrid había recibido en las primeras ocho jornadas como local a 548.986 visitantes, 68.623 de media; este año son 509.976 (39.010 menos), 63.747 por partido (4.876 menos).

Y en Champions viene el gran bajón: el curso pasado el Madrid recibió en fase de grupos a 220.972 espectadores, nada menos que 73.657 de media; este curso han sido 188.243, 62.748 por partido. Son 32.729 menos en total y casi 11.000, exactamente 10.909, por partido. Cifras muy elocuentes: la campaña anterior, ente APOEL, Tottenham y Borussia, el Madrid no bajó de 70.000 espectadores en ningún partido; en ésta, contra Roma, Plzen y CSKA, no ha llegado a esa cifra ni una vez.

La final River-Boca podría ser en el Santiago Bernabéu

By | Boca Juniors, Competiciones, Comunidad de Madrid, Copa Libertadores, Deportes, Equipos, España, Estadio Santiago Bernabéu, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, Madrid, Real Madrid, River Plate | No Comments

La final de la Copa Libertadores entre los argentinos River Plate y Boca Juniors podría disputarse finalmente en el estadio Santiago Bernabéu. Las dos grandes finales continentales de clubes de la temporada (el Metropolitano acogerá la próxima final de la Copa de Europa) tendrán por lo tanto la misma sede: Madrid. El acuerdo está cerrado al 90%. El partido se disputará el 8 o el 9 de diciembre.

La FIFA reclamó en la mañana de este jueves a la Federación Española de Fútbol para que sacara del apuro a la Confederación Sudamericana, que no era capaz de llegar a ningún acuerdo con los clubes. Tras rechazar los escenarios de Asunción, Doha y Miami, finalmente llegó la idea de traer el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores a España. Tras varias llamadas al más alto nivel en las que intervino incluso el presidente argentino, Mauricio Macri, expresidente de Boca, los dos clubes aceptaron la propuesta para jugar en el estadio del Real Madrid, que puso el estadio madrileño a disposición de la FIFA tras las gestiones de Luis Rubiales.

El presidente de la CONMEBOL, Alejandro Domínguez, ha dado las gracias a Rubiales por su mediación, al tiempo que el de la FIFA, Gianni Infantino, ha confirmado que acudiría el fin de semana del ‘puente de la Concepción’ a Madrid para presenciar el partido final de la Libertadores.

RAC-1 insiste: Grifols, favorita para dar apellido al Camp Nou

By | Camp Nou, Competiciones, Deportes, Equipos, Estadios fútbol, FC Barcelona, Fútbol, Instalaciones deportivas, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división | No Comments

Según RAC-1, Grifols, multinacional farmacéutica catalana, es la mejor colocada a estas horas para dar apellido al Camp Nou y llevar su nombre al faraónico proyecto del Espai Barça. Hace poco más de un año ya salió el nombre de Grifols aunque la farmacéutica lo desmintió. Por entonces, Catalunya Ràdio aseguró que el Barça recibiría de la farmaceútica 400 millones de euros para los próximos 30 años.

Grifols es la empresa líder en Europa en el sector de hemoderivados (productos derivados del plasma sanguíneo) y la tercera mayor del mundo en esta especialidad. Además, es líder mundial en suministro de estos productos a hospitales. Ahora vuelve a la escena como favorita en este proceso de búsqueda del naming rights del Barça, que espera tener cerrado el apellido del Camp antes de final de temporada ya que necesita financiación para poner en marcha un proyecto que tiene más de 600 millones de euros de presupuesto. Ya se ha reconocido que es difícil que empiecen las obras en el Camp Nou este verano. El Barça esperaba pagar un tercio de los 600 millones del Espai Barça con el title rights, pero la exploración de mercado le hace intuir que recibirá más dinero.

Ahí aparece Grifols, que cotiza en el índice bursátil Ibex-35 desde el año 2008 y en el Nasdaq desde 2011. Su sede está radicada en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) pero también está muy implantada en Estados Unidos. Grifols negó hace un año la historia y dijo que no tenía previsto patrocinios de ningún tipo. Luego, recordemos, estuvo detrás de la salvación del Joventut en Badalona, pero con un empujón simbólico en relación con las cifras que se manejan ahora.

Dembélé se gana el perdón

By | Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Equipos, Estadios fútbol, FC Barcelona, Fútbol, Instalaciones deportivas, La Liga, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Wanda Metropolitano | No Comments

Oblak golpeaba el césped con furia cuando el asistente mostraba el cartelón. Entre las piernas Dembélé acababa de colarle un balón que era el empate, que arrebataba eso que el Atleti abrazó, dormir líder, durante doce largos minutos. Pero a uno del final, en el 89′, se le escapó y devolvió las tablas al marcador, esas que había roto otro rehabilitado en la noche: Diego Costa

Sonaba todavía el Thunderstruck cuando el Metropolitano fue desenredando su grito, su tifo, un guiño al pasado, a ese himno del primer Metropolitano, “Eres de España aureola y del fútbol el coloso”, entre los colores de la bandera de España y los rojiblancos del corazón.

Salió el Atleti a esperar al Barcelona en su campo, sin riesgos. Tampoco los tendría un Barcelona en el que Valverde cementó el centro del campo, con Semedo en el lateral para adelantar la posición de Sergi Roberto y la siderurgia de Vidal. La electricidad del aire era contención sobre el césped, sólo rota cuando el balón rondaba cercanías de Ter Stegen. Ahí el Atleti subía ritmo, pulsaciones, y se lanzaba feroz a robar un balón pero sólo entonces, lo demás todo era freno. El Barça tenía el balón esperando a Messi y el Atleti, los espacios, como si el verde del Metropolitano se hubiese convertido en tablero de ajedrez. La orden era no perder un balón y en ella se jugaba el partido. Si Griezmann, que saludó con besos y abrazos a esos que estuvieron a punto de ser compañeros, Suárez, Messi, sin reproches, lograba sacar una falta que Koke envió a las manos de Ter Stegen, cuando Messi tenía la pelota intentaba que pasara algo, pero nada terminaba de pasar.

En el minuto 18, el VAR que todo lo ve retrasó el saque de un córner del Barça tres minutos e intentos. Por agarrones en el área y demás, Piqué y Savic avisados. El último fue el más peligroso, jugada de laboratorio que acabó con Sergi Roberto regalando balón a Oblak. Hasta el momento los dos mejores porteros del mundo no tenían trabajo. El 4-4-2 de Valverde no terminaba de rodar, Suárez caía demasiado en banda, sin nadie que acompañara, y el Atleti intentaba lanzar el juego por la banda de Filipe pero sin llegada, faltaba el enganche con Costa. Las pinceladas las ponía Busquets, cómodo en su partido 500 con la azulgrada, sombrero a Rodrigo, caño a Costa, Lemar estaba en todas pero no daba una.

Y así seguía el partido, simple pasar de minutos entre dos equipos que jugaban a no perder más que a ganar, concentrados en apenas veinte metros todos. Bocadillo de puntas en salsa de cemento, un horror a los ojos. Tan lejos de las expectativas que el día, el liderato y la derrota del Madrid le habían colgado.

Porque Suárez no es Messi con el balón en los pies y el Atleti seguía sin lograr pisar el área de Ter Stegen y en la grada hacía frío y nada en la hierba que invitara al calor. Ni Messi en los libres directos. Todos demasiado altos. Como si no los lanzara Messi. En las botas de Piqué estuvo la mejor ocasión antes de que el árbitro pitara descanso y Sergi Roberto se lesionara: un intento de despeje que estrenó los guantes de Ter Stegen en esta noche hasta el momento de combate nulo.

El partido regresó como si el descanso no hubiera tenido lugar. Mismo tono, juego, aburrimiento. El Barça con balón, el Atleti sin presión. Fue después de una pérdida inexplicable de Rodrigo (balón regalado a Vidal por el que hasta Griezmann le abroncó), que el Barça subió una velocidad. Comenzó a mover la pelota más rapido, a jugar un paso adelante, rondando la frontal.

Pero Messi no terminaba de ser Messi y en el área contraria Costa erraba la que era, hasta el momento, la mejor ocasión y la única del partido. Otra pérdida absurda, ahora de Arthur, Griezmann que corre imparable la banda. Al llegar a la línea de fondo, gira el cuello y mira a Costa, que viene pero no llega al pase de la muerte. Se entrometió Piqué, estuvo lento, entonces tuvo un roce con Umtiti y de éste emergió el Costa de siempre, el del fuego camina conmigo.

El Atleti buscaba su partido en el balón parado, era el plan del Cholo, Costa lo ejecutó. Una falta lanzada por Koke le dio a Vidal en el brazo pero el VAR no dio mano, en el córner siguiente sacó Griezmann y Costa, ante un Ter Stegen de trapo, que no hizo nada, lo cabeceó para salir de cuentas y regresar al gol en LaLiga ante el rival y el día adecuado, el Barça, la noche en la lucha por el trono. La furia era el gooool en su boca, su golpeo en el pecho king kong, tan Costa, se añoraba.

El Barça se lanzó a por el partido y encontró a Dembélé que había entrado en el 79′ para cambiarlo. Suyo fue el gol, como hace un año de Suárez. El disparo del francés pasó entre todas las piernas antes de colarse entre las de Oblak, sólo Lucas estuvo a punto de frenarlo. El descuento se jugó con la impaciencia del tiempo pérdido y el tono de los Atleti-Barça de antes, idas, vueltas, robos, pulsaciones altas y córners con peligro. Pero los dos equipos llegaban demasiado tarde a esa frase de T. S. Eliot, “solo aquellos que arriesgan ir demasiado lejos pueden encontrar lo lejos que pueden llegar”. El empate había sido el partido y en empate se quedó.

 

Jan Oblak vs Ter Stegen, dos estilos igual de cotizados

By | Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Equipos, Estadios fútbol, FC Barcelona, Fútbol, Instalaciones deportivas, Jan Oblak, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, Ter stegen, Wanda Metropolitano | No Comments

Diez goles les separan en la clasificación actual del trofeo Zamora, al menos goleado de la Liga, pero la web especializada Transfermarkt los sitúa al mismo nivel. Oblak y Ter Stegen son para el sitio los dos porteros con mayor valor de mercado del mundo, 80 millones, y razones no le faltan. El próximo sábado ambos se encontrarán en el Metropolitano para volver a comparar dos estilos de la mayor solidez. Transfermarkt los sitúa un paso por delante de De Gea, 70 millones, y de Courtois, 65, de valor de mercado. El esloveno lidera la lista de los porteros con menos goles recibidos, con 8, y pese a que Ter Stegen ha recibido una decena más ambos han dado muestras más que generosas de su capacidad para ser solución de amplio espectro.

Momentos, varios, que en el caso del esloveno se podría poner la imagen del mano a mano que le sacó a Bacca en El Madrigal. Semanas antes Joel, el meta del Betis, señalaba al del Atlético como el mejor de la Liga porque “nadie da más puntos” y subrayaba la cualidad que decidió aquel envite con el colombiano del Villarreal. “Tiene una agilidad enorme y un gran movimiento de pies, que es lo que le permite llegar a tiempo”, decía. Lo sabe bien Bacca. Pero no es la única cualidad que adorna a su gélido carácter. Oblak es capaz de entrar en una especie de trance de ajedrecista durante los noventa minutos, nadie ni nada le desvía el foco, ni siquiera un error, y tiene una puesta en escena vertiginosa. Es capaz de responder como un resorte al disparo menos esperado. Contramedidas a velocidad de vértigo. El juego con los pies lo saca adelante, no le pone nervioso, aunque no es su fuerte, si bien su frialdad le ha liberado de apuros como en aquel doble regate a Susaeta y Williams de febrero, que terminó en gol de Gameiro.

Pero a Oblak no le van los riesgos y Ter Stegen ha pasado a calcularlos mejor. Primero le costó hacerse el dueño de la portería del Barcelona y, después, quitarse esa etiqueta de portero exótico por lo que hace con los pies. Eso hace tiempo que se acabó. Por si hubiera dudas se podría extraer como argumento su mejor instantánea de esta campaña. La del choque con el Sevilla. Primero se quedó levitando en el cielo del Camp Nou alcanzando el cabezazo de André Silva para después levantarse como un relámpago y achicar el intento del Mudo Vázquez. Se volvió a gustar minutos después, sacando la izquierda para desviar el disparo de Sarabia, antes de volver a lucir capacidad de respuesta al remate posterior de Ben Yedder. Con el pie el alemán, quizá, arriesga menos con la misma pulcritud y precisión. Un ‘regista’ con guantes. Pero esa no es su única patente, esa parada con el brazo rígido, al estilo de los porteros de balonmano cuando no se tragan el amago en los siete metros, es una marca de la casa. Seguramente los seguidores de Atlético y de Barcelona no intercambiarían su cromo bajo palos. Cuantifican en cada partido qué es lo que sus porteros les dan, muy por encima de la media. El sábado se les volverá a comparar…

Milagro de Godín y el VAR

By | Athletic, Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Equipos, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, La Liga, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Wanda Metropolitano | No Comments

Imposible no emocionarse. Media hora llevaba Godín arrastrando una pierna sobre la hierba, con dolor, cojo, pero ahí, tiraba el brazalete, el orgullo, la sangre charrúa, ese escudo que late al pecho. Se había cambiado el sitio con Saúl, con Thomas, para quedarse arriba, como el delantero centro que una vez fue, buscando el gol, que el gooool tapara el mordisco en la pierna. El Athletic se había puesto dos veces ya por delante y las dos el Atlético lo había ya empatado. Era el minuto 92’, Thomas botaba una falta y ahí sacaba de nuevo la cabeza El Faraón, un futbolista de los que anteponen los colores al dolor. Cuando se rompió ya no había cambios, no podía irse, dejar a su equipo con diez. Su gol es la heroica y el fútbol de antes. El Atlético ganó con el gol del cojo.

Había regresado el uruguayo al once junto a Costa, que trataba de poner sus botas a ritmo de Thunderstruck, pero siguen desafinadas. Y eso que el Atlético comenzó la noche como si la del Dortmund aún no se hubiese acabado, mandando, dominando, encerrando al Athletic en su área desde que el árbitro diera por comenzada la noche, con su silbato. Y encima hoy tenía a Godín. Y encima hoy volvía Costa. Y como siempre ahí estaba Griezmann, su sola presencia es Nosferatu, miedo, miedo.

Pero Berizzo tenía un truco, sus tres centrales, criptonita del Cholo, ce-men-to. A partir del minuto 10 surtió efecto. El Athletic sacó sus uñas aunque las tengas limadas. Trataba de tener el balón sobre el buen pie de Beñat pero fueron minutos de más coraje que peligro real. El ímpetu de una gaseosa agitada, sólo hay que esperar a que el gas se le vaya. Y se le fue a este Athletic que con el balón no creaba, ante este Atleti que tiene a Correa y es todo barrio, las botas manchadas de barro, cada jugada pasaba por él, aunque en el peligro real estuviera primero Griezmann, en el pase, y Filipe, en el remate, y un poco más tarde en Arias. Simeone no era capaz de llevar al marcador ese dominio en la hierba. Quizá porque Grizi tenía pase pero no acierto, quizá porque Costa parece manso y esas son dos palabras que nunca pueden mezclan. El caso fue que el Athletic tuvo una y le bastó. Williams.

Envió un balón en largo De Marcos para que corriera Susaeta, que llegó al vértice del área y alzó la cabeza: ahí venía San José, ahí cedió. Éste pateó el balón directo a la escuadra, y Oblak se estiró, paró, pero el rechace regresó al área, por dos veces botó sobre la línea hasta que encontró un pie, el de Williams, que sólo tuvo que rozarla para enviarla a la red. La pura espuma de la primera parte había sido el equipo de casa. Dominio estéril, mandar para nada, con mucho Correa pero ninguna ocasión. Berizzo le ganaba al Cholo ya en lo importante, el marcador. Qué bocanada de aire entre tanto negro.

El Atlético volvió de la caseta fue Costa. Sobre la hierba Vitolo: salió con ganas, lleva un año forrándoselas las piernas con ellas. Como en diez minutos nada cambió, Simeone se sacó a otro conejo del banquillo: Gelson. Entraba por Montero. El Atleti se lanzaba sin red (y Saúl pareja de Godín atrás) a por la red de Herrerín. La respuesta del Athletic fue un remate a bocajarro de Williams que atraparon los guantes de Oblak mientras la grada tragaba saliva. Menos mal que cuando todo falla siempre está él, su mano milagro. No por ser habitual deja de ser extraordinario.

Entonces se oyó un grito. Era de Thomas y su pierna kalashnikov, la derecha, que envió el balón a la red de Herrerín, fuerte y ajustado buscando la escuadra, para encontrar el empate. Williams lo acalló pronto. Al minuto, en cuanto Simeone agotaba todos sus cambios, que acababa de salir Kalinic por Montero, a lo pirata y al ataqueeee, Muiniain lanzaba un balón en profundidad a Williams, que corrió y corrió: toda la hierba del Metropolitano a sus pies. Y Godín trata de frenarle pero no llega, no alcanza, y Williams era Bolt. Y esta vez, como la otra vez, en el 1-0, ante Oblak no falló.

Su equipo en ese momento era un frankenstein, al menos al ojo: nada estaba donde debía. Nada estaba en su sitio. O parecía estarlo. Thomas y Saúl en el centro de la defensa, Godín en el área. Cojeaba, cojeaba mucho, y el Atleti ya no tenía cambios. Mejor eso que abandonar. Un charrúa nunca lo hace, abandonar a su equipo, jamás. Pero el gol lo encontró Rodrigo, lleva el 14 a la espalda, sabe de orgullo, de tirar de escudo. En un córner que lanzó Thomas se anticipó a toda la defensa y cabeceó a la red. Simeone celebraba brazo al aire mientras miraba a ese Godín y Vitolo, echándose al equipo a la espalda. Y amenazaba al Athletic con Thomas, con Gelson, córner a córner, con Godín sin una pierna pero toda su entrega. Porque entonces llegó. esa falta en la frontal de Unai Gómez a Godín. Thomas levantó la cabeza, asistía Griezmann de escorzo, Raúl García, que hacía nada acababa de entrar, rompía el fuera de juego y Godín marcaba de cabeza, como tantas otras veces. Hubo suspense de VAR, que el asistente dio primero fuera de juego y después el colegiado, pinganillo mediante, rectificó. El gol de Godín al final valió. Su piel quedaba en la hierba. Pocas veces tendrá el Metropolitano mejor abono.

 

Solari calca a Lopetegui

By | Competiciones, Deportes, Equipos, Estadio Santiago Bernabéu, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, Julen Lopetegui, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Real Valladolid, Santiago Hernán Solari, UD Melilla | No Comments

El Real Madrid continúa falto de puntería. Fue uno de los grandes problemas que condenaron a Lopetegui: rematar mucho y concretar poco. Esta circunstancia, pese a que Solari ha firmado dos victorias en sus dos primeros partidos al frente del banquillo blanco, no ha cambiado. Así lo demuestran los datos.

En las diez primeras jornadas de Liga, con Julen Lopetegui al mando, el Real Madrid promedió un total de 16,7 disparos por encuentro, con 6,5 de ellos dirigidos entre los tres palos de la portería rival (39% de precisión). Este bombardeo sobre las áreas de los contrarios no se tradujo precisamente en resultados positivos, ya que el Madrid inició una travesía de 6 jornadas sin ganar con su derrota ante el Sevilla en el Sánchez Pizjuán.

Pese a la dosis de optimismo que ha generado Solari desde su llegada con 6 goles a favor y ninguno en contra en dos partidos, el conjunto blanco no ha rematado más ni ha sido más efectivo de cara a gol. Ante el Melilla, en la ida de dieciseisavos de Copa del Rey, el Madrid se mantuvo en sus promedios habituales del campeonato doméstico, pero mejoró en los tiros a puerta: 21 remates en total, 13 de ellos a portería.

Y si nos vamos al estreno liguero de Solari frente al Valladolid, sus números siguieron la misma tónica que arrastraba el equipo con Lopetegui: 16 remates y 6 de ellos a puerta. No obstante, cabe destacar que el Madrid es el segundo equipo con mejores guarismos en esta faceta del juego, sólo superado en Liga por el Barcelona con 17,3 tiros por encuentro (8,5 a puerta).

Otro aspecto no decisivo pero sí fundamental en el fútbol es el de la posesión. En este apartado, el Real Madrid de Lopetegui también era el segundo equipo con mayor posesión en las diez primeras jornadas con un 64%, sólo superado por el Barça con un 66%. En los dos partidos con Solari, el conjunto blanco ha estado por debajo de sus porcentajes de posesión habituales: 60,3% ante el Melilla y un 58,2% contra el Valladolid.

Parece que, más allá de los resultados, el Madrid no termina de despegar en los dos primeros partidos del técnico argentino, que ha calcado las estadísticas que tenía el equipo con Lopetegui. El próximo miércoles, ante el Viktoria Plzen en Champions, Solari volverá a presentarse a examen…

El Bernabéu condena a Bale

By | Afición deportiva, Bale, Deportes, Equipos, Estadio Santiago Bernabéu, Estadios fútbol, Fútbol, Goles, Instalaciones deportivas, Partidos fútbol, Real Madrid, Santiago Hernán Solari | No Comments

“Bale tiene el spotlight (el foco). Es fantástico y queremos que nos lo muestre todos los días”. Así se expresaba Santiago Solari en la conferencia de prensa previa al encuentro ante el Valladolid. Era un halago venenoso hacia el galés. A la misma vez que el técnico argentino le estaba sobrestimando, le estaba exigiendo más de su calidad. Que volviese a ser el jugador que maravilló a comienzos de temporada. Ese Bale magnífico, goleador, que se echaba el equipo a las espaldas.

Pero ante el Valladolid, el once madridista volvió a dar otra de arena. Jugó 71 minutos, pero no aprovechó esta nueva oportunidad. Tiró dos veces sobre la meta de Masip, sin apenas peligro, pero además, quizá lo más significativo, perdió 14 balones: Modric y Odriozola perdieron más 16, pero el primero recuperó ocho, mientras que el lateral donostiarra lo hizo en cinco ocasiones. El galés no hizo ni ademán de luchar en pos del balón. Es más, pareció estar en su mundo, errático y con poca integración en el juego. Llegó a cambiarse de banda, a la izquierda, a su pierna natural, pero ni por esas.

En el momento de ser sustituido por Lucas Vázquez fue despedido con pitos por parte de una afición que parece haber perdido la paciencia con el galés. Llamado a liderar el Madrid post-Cristiano, Bale apenas despuntó en el principio de la temporada, marcando en tres encuentros ligueros consecutivos y uno de Champions. Entonces volaba. Parecía haberse quitado una manta de oscurantismo, pero desde el parón de septiembre parece haber vuelto a las andadas. Y eso que estaba avisado con la frase de Solari ayer en la conferencia de prensa. Curiosamente, justo en el cambio, el galés chocó levemente la mano de Chendo a modo de saludo, pero ignoró la presencia del nuevo entrenador, con el que disputaba sus primeros minutos tras ser baja ante el Melilla. El Bernabéu empieza a perder de nuevo la paciencia con el atacante. Ya le pitó ante el Levante hace un par de semanas, y ayer volvió a repetirse la misma imagen.

Además, sumó más minutos de juego sin ver puerta: igualó su peor registro en LaLiga sin marcar con los blancos. Siete encuentros seguidos que disputó entre enero y marzo de 2015, y eso que el Valladolid era una de sus víctimas favoritas: en 2013 logró ante los pucelanos su primer hat-trick con la elástica blanca. Un hat-trick perfecto: un gol de cabeza, otro con la derecha y otro con la izquierda. Ante el Celta tendrá una nueva oportunidad para intentar frenar su sequía… y empezar a cambiar la tendencia negativa que comienza a estirar. Pero da la sensación de que el Bernabéu ya ha bajado su pulgar con el galés…

 

 

Sigue el partido en directo

By | Antoine Griezmann, Atlético Madrid, CD Leganés, Deportes, Equipos, Estadio Municipal Butarque, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, Jan Oblak, Mauricio Pellegrino, Óscar Rodríguez, Primera división, Rodri, Simeone, Thomas Lemar | No Comments

Primera parte de Leganés 0-0 Atlético de Madrid: LaLiga Santander, jornada 11

Previa del Leganés – Atlético de Madrid: jornada 11 LaLiga Santander.

Leganés

El Leganés pone hoy fin a sus etapas de montaña frente a un rival que ya se ha despeñado en algún duelo de lo que llevamos de curso. La ocasión, aunque suene paradójico, puede resultar favorable para los pepineros, hundidos desde la tercera jornada en puestos de descenso y ansiosos por sumar sensaciones y, sobre todo, puntos cuanto antes. Todo con tal de evitar hundirse en la zona peligrosa de la clasificación.

Después de haber logrado ganar al Barça, los de Pellegrino se ven capaces de todo. No sólo de lo mejor, también de lo peor. Esto último, lo malo, suele ser cosa más de su racha como visitante, que como local. Butarque es, por ahora, maná para los blanquiazules y para el mismo Pellegrino, al que ya empiezan a presionar los resultados. Con muchos problemas en defensa, puntuar no se vería con malos ojos al sur de la capital. En las dos visitas anteriores del Atleti a Butarque se consiguió: dos empates a cero consecutivos. Hoy lo firmarían de nuevo.

As a seguir: Óscar Rodríguez. El canterano del Real Madrid está firmando un gran inicio de curso, gol incluido al Barça. Con su pasado madridista aún latente, seguro que la motivación de marcar al Atlético también le provocará cierta ilusión. Es, del arranque de curso, una de las grandes sorpresas agradables del Lega.

Atlético de Madrid:

Anda el Atlético de Madrid viviendo en una indefinición anómala. Sin saber muy bien si es carne o pescado. Dulce o salado. El debate del estilo se ha enraizado este curso con especial saña en el tuétano de un conjunto que no ha comenzado bien la temporada en lo que se refiere a resultados, pero que sobrevive del mal ajeno. Al menos en Liga. La Champions es otro asunto.

Tras el batacazo de Dortmund, el buen rollo del Wanda ante la Real y el escueto triunfo de Copa en Sant Andreu, Butarque emerge como un reto complejo para Simeone y sus muchachos, que siempre que han cogido el Cercanías para plantarse en Butarque no han pasado del empate y la desesperación. Dos 0-0 consecutivos es su máxima cosecha ante un rival que no se le da especialmente bien allende su estadio. Al menos cuando Garitano era el técnico. Veremos con un Pellegrino que también se le atragantó a Simeone cuando entrenaba en el Alavés. Koke, Godín y Costa apuntan a ausencias para este partido más complejo de lo que parece.

As a seguir: Rodrigo. Hay debate Rodrigo en el Atlético. Cuando el mediocentro no ha jugado el equipo ha sido otro. Diferente. Menos armado y más romo. Una copia de lo que se supone que tiene que ser el Atlético. Algo parecido a lo que sucedió en Dortmund. Hoy, de jugar, deberá asumir galones como en los últimos encuentros, donde ya ha demostrado que vistiendo la rojiblanca no es Rodri, el de Villarreal, sino Rodrigo, el del Atlético.

Dembélé desconcierta a todos

By | Camp Nou, Deportes, Equipos, Estadios fútbol, FC Barcelona, Fútbol, Instalaciones deportivas, Ousmane Dembélé | No Comments

Ousmane Dembélé acabó entre pitos este sábado en el Camp Nou. Se marchó cabizbajo, mitad por lo que asumía como un desastroso final de partido, mitad por los silbidos de la afición, que hasta ahora había sido extremadamente paciente con él. Dembélé perdió hasta once balones durante un partido que en realidad para él tampoco son tantos, ya que suele manejar una media de 20. Pero más que las pérdidas, lo que tuvo al borde de un ataque de nervios a la afición y a sus propios compañeros fue su actitud en la segunda parte, cuando frenó jugadas para recrearse en arabescos sin sentido que terminaban en pérdida y transición peligrosa contra el Sevilla. Dembélé es desconcertante. Cuando más despistado se suponía que debía estar, teniendo que salir de súbito por la lesión de Messi, arrancó enchufado con tres jugadas en las que corrió a campo abierto. En una le sobró un regate y en la otra disparó cruzado. Pero pareció muy metido en el partido y con ganas de reivindicarse después de sus suplencias en Londres y Valencia. De hecho, fue el jugador que más ocasiones de gol produjo durante el partido junto a Coutinho: cuatro

Dembélé, sin embargo, perdió el oremus en la segunda parte. Se enredó en multitud de acciones, que en lugar de acelerar como en la primera, frenaba para perderse dando vueltas sobre sí mismo. El jugador, que en sus primeros días en el Camp Nou generó unas expectativas que se cumplieran o no, daban la sensación de situarse ante un jugador diferente, desesperó a la gente, que le pitó. Pese a su precio, Dembélé contó con la predisposición de todos en sus primeros días para ser acogido de la mejor manera y convertirse en una estrella emergente. Su pretemporada, sin embargo, no había sido recomendable después de declararse en rebeldía en el Dortmund. Y la lesión de Getafe terminó de arruinar su primer año.

En este, Dembélé parece haber vuelto a las andadas después de un inicio prometedor. Ángel y demonio, la lesión de Messi le ha dado una nueva oportunidad. Es probable que juegue ante el Inter, en un partido importante pero no determinante para la clasificación en Champions. Allí Valverde puede medir de nuevo su fiabilidad. Un gran partido le conduciría a su primer Clásico, ya que el año pasado ni los olió. Pero tendrá que cambiar cosas. De su fútbol y de su actitud. Sus compañeros, que el año pasado fueron pacientes con él e incluso quisieron estar cerca de él como en los casos de Suárez y Messi, empiezan a pedirle rendimiento y responsabilidad. Piqué, Rakitic o el mismo Suárez contestaron algunas de sus acciones en el partido ante el Sevilla. Sin Messi, el Barça tampoco anda sobrado de desequilibrio. Un buen Dembélé le vendría de perlas. El problema es que su juego, desquiciante en ocasiones, tiene desconcertado a todos.