Lopetegui y la ‘maldición’ del Clásico que sólo superó Zidane

By | Carlo Ancelotti, Clásicos fútbol, Deportes, Equipos, FC Barcelona, Fútbol, José Mourinho, Juande Ramos, Julen Lopetegui, Partidos fútbol, Real Madrid, Zinedine Zidane | No Comments

Julen Lopetegui debutará el próximo domingo en un Clásico como entrenador del Real Madrid (16:15 horas, beIN Sports) y, a pesar de haberse disputado sólo nueve jornadas de Liga, se juega su futuro. Enfrente no estará Messi, lesionado, pero el vasco acude al encuentro con varios frentes abiertos y la amenaza de una ‘maldición’ que sólo Zidane pudo quebrar. Desde aquel 0-1 del Madrid de Schuster en el Camp Nou (23 de diciembre de 2007), el último Clásico sin Cristiano ni Messi en el campo, todos los entrenadores madridistas, salvo Zizou, perdieron en su debut en un Clásico. Y algunos cosecharon derrotas estrepitosas…

Sólo Zidane, el técnico que llevó al Madrid a ganar las tres últimas Champions, fue impermeable a ese maleficio. Debutó como técnico en un Clásico el 3 de abril de 2016. Aunque todo comenzó torcido para los madridistas (gol de Piqué), Benzema y Cristiano remontaron el encuentro para un Madrid al que Zidane devolvió el pulso y metió en una escalada frenética por la Liga. Llegó a estar a 12 puntos del Barça, tras el Clásico se colocó a siete y se quedó a sólo uno al recortarle 11 a los azulgrana en ¡cuatro jornadas!

Un 0-4 que sentenció a Benítez

Zidane llegó al banquillo blanco tras la destitución de Rafa Benítez, despido que se gestó en su estreno en el Clásico. El entrenador español fue fichado por Florentino tras echar a Ancelotti en busca de un “nuevo impulso”, pero el impulso se lo dio el Barça a Benítez el 21 de noviembre de 2015. Aquel Madrid, desnortado desde la llegada de un técnico que nunca tuvo feeling con los pesos pesados del vestuario, protagonizó una de las noches más negras de la historia reciente del club al caer derrotado ante los de Luis Enrique por un contundente 0-4. Un baño que provocó el estallido del Bernabéu. “¡Florentino, dimisión!”, gritó la afición. Aquello dejó a los blancos terceros, a seis puntos del Barça, y sentenció a Benítez, destituido a comienzos de enero…

Ancelotti perdió 2-1 con Ramos de mediocentro

El predecesor de Benítez en el banquillo, Ancelotti, tampoco ganó su primer Clásico y aquella derrota en el Camp Nou fue una nube que el italiano tardó en despejar. Lo que más ruido generó no fue el resultado (un 2-1 que alejó al Madrid también a seis puntos del Barça, líder) sino algunas decisiones del técnico en el partido. La más polémica, la colocación de Ramos como mediocentro. El experimento ayudó muy poco y el sevillano, con una amarilla y la amenaza de expulsión rondándole, acabó siendo sustituido. Ancelotti finalizó tercero aquella Liga, a tres puntos del campeón, el Atlético, pero sobrevivió una temporada más gracias a la conquista de la Décima.

Mourinho: se le fichó como el anti-Barça y se llevó un 5-0

La primera experiencia de Mourinho en un Clásico como entrenador del Real Madrid fue incluso peor que la de Benítez. Fichado por Florentino para cambiar la tendencia de éxitos del Barça de Guardiola (ganó seis títulos en 2009), el portugués se llevó un manotazo en su primer Barça-Madrid. Los blancos llegaban a Barcelona líderes de LaLiga, con un punto de ventaja sobre los azulgrana, y se volvieron a la capital de España zarandeados, con un estrepitoso 5-0 y apeados al segundo puesto de la tabla. En el Clásico de la segunda vuelta, empataron a uno. Cuatro puntos perdidos por el Madrid que fueron claves en la Liga. El Barça ganó el título con 96 puntos; el Madrid se quedó en 92…

Ibrahimovic amargó a Pellegrini

A Pellegrini también se le escapó su primer Clásico. El Madrid del chileno, contratado aquel año en el regreso de Florentino a la presidencia, cayó 1-0 (gol de Ibrahimovic), pero dejó una muy buena imagen en el Camp Nou, llegando a enseñorearse y a amargar a aquel Barça de Guardiola: Cristiano, Marcelo, Higuaín y Benzema rozaron el gol pero se toparon con Valdés y con un inmenso Puyol. Lo peor de aquel encuentro fue que el Madrid se descolgó a cinco puntos del Barça. Los blancos finalizaron la temporada segundos de LaLiga, a tres puntos de los azulgrana.

La ‘maldición’ nació con Juande Ramos

El chileno sucumbió a una ‘maldición’ de nació con Juande Ramos, fichado en diciembre de 2008 justo antes del Clásico para sustituir a un Schuster despedido tras una desafortunada conferencia de prensa después de perder 3-4 con el Sevilla (“Me parece imposible que podamos ganar el sábado al Barça en el Camp Nou”). El Madrid era quinto, a nueve puntos de los azulgrana, líderes. Juande se estrenó en el Camp Nou el 13 de diciembre de 2008 y cayó 2-0 (goles de Etoo y Messi). El técnico logró darle vida al equipo y llegó al Clásico de la segunda vuelta en el Bernabéu a cuatro puntos del Barça, pero los de Guardiola dejaron en ruinas a los blancos. Un 2-6 que pasó a la historia y que hundió al Madrid, que se dejó ir en la Liga: perdió los últimos partidos del campeonato.