Y Benzema superó a Luis Suárez…

By | Champions League, Clásicos fútbol, Competiciones, Copa Rey Fútbol, Cristiano Ronaldo, Deportes, Equipos, Ernesto Valverde, FC Barcelona, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Lionel Messi, luis suarez, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Santiago Hernán Solari | No Comments

Luis Suárez llegó hace cinco años a la Liga Santander y desde entonces es inevitable comparar al uruguayo con el nueve del Real Madrid, Karim Benzema. Ambos, han estado siempre a la sombra de Messi y Cristiano en cuanto a juego y números, pero su talento es indiscutible.

El delantero blanco siempre ha estado por detrás de Luis Suárez tanto en la faceta de goleador como en la de asistente, tal y como reflejan sus números de cada temporada. Sin embargo, este año, con la marcha de Cristiano, Benzema ha podido soltarse algo más de cara a gol y por primera vez supera en sus registros goleadores a su rival. Este curso no solo lleva más goles que él (19 en 39 partidos frente a 16 en 33 partidos), sino que además tiene un promedio goleador mejor que el del uruguayo. El nueve del Madrid marca un tanto cada 162,21 minutos, mientras que el azulgrana hace un tanto cada 168,94 minutos.

Hay que destacar que la temporada no ha terminado, aunque teniendo en cuenta estos últimos cinco años, se trata de la peor versión de Luis Suárez frente a la mejor de Benzema, a excepción de la temporada 2015/2016, en la que el atacante del Real Madrid llegó a registrar un promedio de casi un gol por partido (marcaba cada 92,61 minutos), cifra en la que también le superó su oponente aquella campaña (80,78). Ambos vivieron su mejor temporada en la 2015/2016.

Y al igual que este año Benzema tiene más libertad de cara a puerta, Luis Suárez está teniendo dificultades para anotar, especialmente en la Champions League fuera de casa, donde ya lleva tres temporadas sin celebrar un tanto propio (1.253 días y 17 encuentros).

Por otra parte, llama la atención que si bien Benzema se caracteriza por ser un delantero asistente, nunca ha conseguido superar a Suárez en asistencias, así como en el promedio de pases de gol por encuentro. Ni si quiera esta temporada.

En cualquier caso, el francés también supera en goles al uruguayo en lo que llevamos de 2019, con siete dianas frente a las cinco de su rival.

El Madrid entrega la Liga

By | Competiciones, Deportes, Equipos, Eusebio Sacristán, Fútbol, Girona CF, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marcelo, Marco Asensio, Organizaciones deportivas, Portu, Primera división, Real Madrid, Santiago Hernán Solari, Stuani | No Comments

Aquella hora de desmayo en Ámsterdam se la trajo el Madrid al Bernabéu, donde en un mal rato el Girona le levantó por las solapas y le sacó de la Liga, esta vez parece que con carácter definitivo. Confiado hasta el pecado al principio y descosido al final, se vio desbordado por un adversario que llevaba casi tres meses sin ganar un partido de Liga pero que adivinó que el Madrid le había medido realmente mal.

Le sucede a la mayoría de los grandes y especialmente al Madrid. Sin explicaciones o por una tonelada de ellas, de pronto un equipo que adquiere un aire invencible en la alta montaña se queda en el llano, como en la matinal ante el Girona, donde sufrió un peligroso desvanecimiento.

La intriga andaba en la banda izquierda, convertida por Solari en centro de rehabilitación. Esta vez quedaron fuera Vinicius, que lleva mes y medio de San Valentín con el público, y Reguilón y entraron Marcelo y Asensio, ángeles caídos. Estos, al menos, demostraron andar en la pelea. Porque la banda tuvo doble tracción. Marcelo sufrió cuando Portu se plantó frente a él pero recuperó cierta agitación en el ajeno. El Bernabéu le ha perdonado habitualmente sus infidelidades defensivas por esos arranques de repetición en ataque que desaparecieron y volvieron esporádicamente ante el Girona. Incluso le anularon un gol. Con todo, dejó claro que galopa de ida y trota de vuelta. Asensio hizo poco por recuperar terreno. Al otro lado, Odriozola, un gran productor de asistencias, dejó intranquilidad a su espalda.

El partido, en cualquier caso, tuvo corriente alterna. El Madrid flaqueó terriblemente en intensidad y Eusebio abrigó al equipo más de lo habitual, consecuencia lógica de los trece partidos sin ganar que llevaba en los lomos y en el ánimo. Volvió a la zaga de cuatro y metió cinco en el centro del campo, con Pedro Porro y Portu para sellar los flancos. El plan ofreció de todo: ratos de agobio y una respuesta excelente en la segunda mitad. Antes del descanso, Courtois le sacó con la nariz un remate a Stuani, que andaba en fuera de juego, y Granell asustó con un zurdazo. Atrás, Bono le salvó dos veces, ante Lucas Vázquez, que dejó un autopase picado espectacular, y Benzema. No pudo hacerlo en el cabezazo de Casemiro, a lo Ramos, que adelantó al Madrid. El brasileño lleva dos semanas en registro rematador.

Como la sentencia se aplazaba metió Solari a Vinicius ante la celebración general y cambió de banda a Asensio, un ubicación más de su agrado. La cosa acabó en voladura incontrolada. Courtois detuvo el cabezazo de Lozano y Aleix García puso en órbita el rechace. Primer aviso. También Eusebio había cambiado de banda a Portu buscando la salida del laberinto y la encontró de inmediato. Un penalti por mano de Ramos condujo al empate de Stuani. Vio amarilla y pudo ser roja. El Madrid se vio desbordado hasta el punto de que Portu mandó un zapatazo al larguero antes de aprovechar un mal rechace de Courtois para marcar el segundo. La entrada de Lozano le había dado la vuelta al Girona y al partido ante un Madrid atónito, fragmentado en el centro del campo, abandonado por sus laterales y desmejorado en los cambios, porque Bale y Mariano no pararon la caída por el tobogán del equipo. Ni siquiera pareció amenazar con la carga final, en la que Ramos vio la segunda amarilla y en la que Courtois pudo empatar en su cabezazo a la desesperado en un córner. Definitivamente, el Madrid no es corredor de fondo. Así que fía su año a los sprints de la Copa y la Champions, su consuelo habitual.

 

El Madrid desciende al valle y Eusebio se asoma al abismo

By | Bale, Biwenger, Crónicas deportivas, Equipos, Estadio Santiago Bernabéu, Estadios fútbol, Fantasy manager, Fútbol, Girona CF, Instalaciones deportivas, Juegos online, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marcelo, Marco Asensio, Previas deportivas, Primera división, Real Madrid, Stuani, Varane, Videojuegos deportes, Vinícius Júnior | No Comments

El Madrid (quince puntos) es el mejor equipo de 2019 y el Girona (dos), el peor (sigue el partido en directo en As.com). Así que se citan en el Bernabéu, a la hora del aperitivo, la máxima satisfacción y la máxima preocupación en un encuentro muy familiar. Ya se vieron en la Copa dos veces en enero y en las dos ganó el Madrid. También en Montilivi en la Liga.

Eusebio llega asomado al abismo, cargado de números rojos. No gana un partido desde el 25 de noviembre y ha perdido los siete últimos. En los cuatro más recientes ha marcado tan sólo un gol. En cierto modo, los datos reflejan una realidad cruda. Sólo ha metido siete tantos en las segundas partes, el peor registro de Primera con diferencia, y ha encajado 23, hecho que revela un cierto declive físico.

Es el segundo equipo que encaja más goles a balón parado (14), síntoma de descuido, y el que menos dispara, rasgo que define su pobreza artillera. Y eso que Stuani es el tercer goleador del campeonato (12 goles) y el primero de los que no juegan en el Barça. Pero está demasiado solo. Portu sólo ha hecho tres tantos y los otros delanteros del equipo, Lozano y Roberts, ni se han estrenado en Liga. La situación está a punto de llevarse por delante a Eusebio, no tanto después del partido de hoy como de lo que suceda ante Real Sociedad y Rayo, sus dos próximos rivales.

La hora del refresco

El Madrid, en cambio, atraviesa un valle. Tras Girona y Levante le aguarda un doble duelo (Copa-Liga) con el Barça y la vuelta ante el Ajax. Parece tiempo, pues, de que algunos de los jugadores exprimidos hagan un alto. Benzema, que ya suma 38 partidos y que salió tocado del Johan Cruyff Arena, apunta al descanso, aunque está en la lista. Y quizá Vinicius, que ha jugado todos los partidos del año, aunque no sacarle ahora es aguar la fiesta al Bernabéu, que se pregunta dónde anduvo metido en la era Lopetegui.

Puede parar también Carvajal y volver Varane, griposo en Ámsterdam, y quizá Marcelo, que ha disputado sólo 14 minutos en los últimos cinco partidos de Liga y que ya juega menos que Reguilón con Solari. Ceballos refrescará a Modric, sancionado. No son descartables ni Bale ni Asensio, que en la Champions salió disparado del banquillo. Solari, el club y la grada están deseando que vuelva.

Florentino: “¿Fichar un ‘9’? Karim es el mejor del mundo”

By | Deportes, Equipos, Florentino Pérez, Fútbol, Karim Benzema, Real Madrid | No Comments

El presidente del Real Madrid concedió una entrevista a France Football para hablar sobre la actualidad del equipo y sobre posibles fichajes para el club blanco: “Nuestros jugadores se han llevado los último tres Balones de Oro. Tenemos la mejor plantilla del mundo”.

Fichar a un delantero centro: “Tenemos la mejor plantilla del mundo y los títulos nos dan la razón. No gastaremos por gastar. He leído y escuchado durante años que el Madrid necesitaba fichar un nueve cuando la realidad muestra que Karim Benzema es el mejor delantero del mundo. Lo que hacemos es fichar jugadores muy jóvenes que serán protagonistas en el futuro. Como Vinícius o Rodrygo. Este último era candidato al trofeo Kopa”.

Plantilla del Real Madrid: “Los tres últimos Balones de Oro los han ganado futbolistas del Real Madrid. Estamos contentos por Modric por su fútbol y por lo que representa. Estoy seguro de que los jóvenes que estarán en el Madrid serán candidatos sólidos al galardón”.

Objetivo del Real Madrid: “Ser los mejores. Este club debe estar a la altura de su historia.No nos rendimos nunca”.

El derbi embala al Madrid

By | Álvaro Morata, Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid, Thibaut Courtois, Vinícius Júnior | No Comments

Fue un derbi estruendoso, con aire de final de cualquier cosa y que dio para unas jornadas de verano sobre el VAR, ese tribunal de segunda instancia que alborota más que el de primera. Lo ganó el Madrid, ya segundo y principal perseguidor del Barça, que tuvo más pegada, más temple y a Vinicius. Y lo perdió el Atlético, que no pasó de la fiereza y la intimidación. Conforme se le empinaba el partido, la fogosidad derivó a una dureza extrema que no le llevó a la redención.

El Atlético es un equipo sin equívocos, siempre anda en el cogote el enemigo. Más si es eterno. Así que de entrada quedó servido el derbi de la energía contra la paciencia. La presión rojiblanca, subidísima de tono, buscaba que el rival se ablandara. La espera ordenada del Madrid, que los de Simeone derrocharan gasolina al principio para que la echaran en falta al final. Un arranque convencional con un futbolista poco convencional: Vinicius, caído desde West Point a Vietnam, un vórtice inesperado para el Madrid. También una condena para Bale, eterna esperanza, eterno extraviado.

Antes de que iniciase su alborto se puso en ventaja el Madrid a balón parado. Ramos tocó con la cabeza en un córner y Casemiro, de tijera, marcó. El equipo de Solari, por entonces, andaba ya oxigenándose con Modric y Kroos y metiendo en la muleta la bravura del Atlético. Luego Vinicius amenazó con llevarse por delante a Arias y Godín. Le metió un pase de exterior a Lucas, que voleó defectuosamente y dejó atrás al uruguayo sin que nadie rematara su centro. Un jugador lleno de trucos. Los que faltaron en Correa y Lemar, las alas con las que se atrevió Simeone.

De VAR en VAR

Luego el partido pasó del Madrid al VAR. Correa le quitó a Vinicius la pelota en falta, de la existentes pero no de las escrutables, frontera establecida por el videoarbitraje. El argentino le mandó un pase a Griezmann, que arrancó en línea (ahí el VAR no apreció ilegalidad) y superó por bajo a Courtois. El restablecimiento de la igualada y el inicio de la gran discusión. Porque a partir de ahí se pasó del partido al debate. Aquello se llenó de faltas, de reclamaciones a Estrada, de fútbol enfangado en el cuerpo a cuerpo. Y ahí participaron todos menos Vinicius, que al Wanda fue a otra cosa. Un extremo de versión extendida, uno de esos jugadores presuntamente indefendibles, que encaró una y otra vez hasta que Giménez le hizo un ¿penalti?. Fue claro el derribo. La geografía del mismo le llevó un minuto al VAR. La entrada empezó fuera del área y el juez de la pecera, Munuera, creyó, como Estrada, que también pudo seguir dentro. Sólo fue claro para ellos, pero le sirvió a Ramos para llevar al Madrid en ventaja al descanso. Esto es el VAR: llenar la discusión de imputados.

Acabó por adueñarse del partido cuando, en el 54, sacó la mira telescópica para quitarle un gol por fuera de juego a Morata. La infracción resultó inapreciable a simple vista y la ejecución mereció premio: pinchó un pelotazo larguísimo de Godín y lo metió de vaselina. Una obra de arte inconclusa.

El Madrid fue amurallándose tras la salida de Vinicius, cambio poco entendible pero que acabó cargando de razón a Solari, y el partido llenándose de patadas. El VAR no encontró penalti de Casemiro a Morata, que pareció existir. Esa refriega parecía haber encogido al Madrid, que es menos de ese palo, pero en su primera salida acabó con el contencioso. Modric abrió a Bale y este aplicó un zurdazo junto a palo. Su facilidad goleadora lo justifica todo. Todo menos su corte de mangas al público. Y es que el derbi fue un modelo de entrega, no de urbanidad.

 

El derbi embala al Madrid

By | Álvaro Morata, Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Derbi, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Partidos fútbol, Primera división, Real Madrid, Thibaut Courtois, Vinícius Júnior | No Comments

Fue un derbi estruendoso, con aire de final de cualquier cosa y que dio para unas jornadas de verano sobre el VAR, ese tribunal de segunda instancia que alborota más que el de primera. Lo ganó el Madrid, ya segundo y principal perseguidor del Barça, que tuvo más pegada, más temple y a Vinicius. Y lo perdió el Atlético, que no pasó de la fiereza y la intimidación. Conforme se le empinaba el partido, la fogosidad derivó a una dureza extrema que no le llevó a la redención.

El Atlético es un equipo sin equívocos, siempre anda en el cogote el enemigo. Más si es eterno. Así que de entrada quedó servido el derbi de la energía contra la paciencia. La presión rojiblanca, subidísima de tono, buscaba que el rival se ablandara. La espera ordenada del Madrid, que los de Simeone derrocharan gasolina al principio para que la echaran en falta al final. Un arranque convencional con un futbolista poco convencional: Vinicius, caído desde West Point a Vietnam, un vórtice inesperado para el Madrid. También una condena para Bale, eterna esperanza, eterno extraviado.

Antes de que iniciase su alborto se puso en ventaja el Madrid a balón parado. Ramos tocó con la cabeza en un córner y Casemiro, de tijera, marcó. El equipo de Solari, por entonces, andaba ya oxigenándose con Modric y Kroos y metiendo en la muleta la bravura del Atlético. Luego Vinicius amenazó con llevarse por delante a Arias y Godín. Le metió un pase de exterior a Lucas, que voleó defectuosamente y dejó atrás al uruguayo sin que nadie rematara su centro. Un jugador lleno de trucos. Los que faltaron en Correa y Lemar, las alas con las que se atrevió Simeone.

De VAR en VAR

Luego el partido pasó del Madrid al VAR. Correa le quitó a Vinicius la pelota en falta, de la existentes pero no de las escrutables, frontera establecida por el videoarbitraje. El argentino le mandó un pase a Griezmann, que arrancó en línea (ahí el VAR no apreció ilegalidad) y superó por bajo a Courtois. El restablecimiento de la igualada y el inicio de la gran discusión. Porque a partir de ahí se pasó del partido al debate. Aquello se llenó de faltas, de reclamaciones a Estrada, de fútbol enfangado en el cuerpo a cuerpo. Y ahí participaron todos menos Vinicius, que al Wanda fue a otra cosa. Un extremo de versión extendida, uno de esos jugadores presuntamente indefendibles, que encaró una y otra vez hasta que Giménez le hizo un ¿penalti?. Fue claro el derribo. La geografía del mismo le llevó un minuto al VAR. La entrada empezó fuera del área y el juez de la pecera, Munuera, creyó, como Estrada, que también pudo seguir dentro. Sólo fue claro para ellos, pero le sirvió a Ramos para llevar al Madrid en ventaja al descanso. Esto es el VAR: llenar la discusión de imputados.

Acabó por adueñarse del partido cuando, en el 54, sacó la mira telescópica para quitarle un gol por fuera de juego a Morata. La infracción resultó inapreciable a simple vista y la ejecución mereció premio: pinchó un pelotazo larguísimo de Godín y lo metió de vaselina. Una obra de arte inconclusa.

El Madrid fue amurallándose tras la salida de Vinicius, cambio poco entendible pero que acabó cargando de razón a Solari, y el partido llenándose de patadas. El VAR no encontró penalti de Casemiro a Morata, que pareció existir. Esa refriega parecía haber encogido al Madrid, que es menos de ese palo, pero en su primera salida acabó con el contencioso. Modric abrió a Bale y este aplicó un zurdazo junto a palo. Su facilidad goleadora lo justifica todo. Todo menos su corte de mangas al público. Y es que el derbi fue un modelo de entrega, no de urbanidad.

 

Un derbi sin Bale ni Rodrigo

By | Álvaro Morata, Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Competiciones, Deportes, Equipos, Estadios fútbol, Fútbol, Instalaciones deportivas, Jan Oblak, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Santiago Hernán Solari, Simeone, Vinícius Júnior, Wanda Metropolitano | No Comments

Última hora del Atlético – Real Madrid: derbi madrileño

Previa del Atlético – Real Madrid: LaLiga Santander

Llegó el día del derbi. El Real Madrid buscará asaltar el Wanda Metropolitano y a su vez la segunda plaza de la tabla de clasificación, ya que actualmente le separan dos puntos. Tras el empate a 1 en la ida de las semifinales de la Copa del Rey frente al FC Barcelona, los de Solari buscarán seguir con la buena dinámica de resultados. Algo que el Atlético le pondrá muy difícil, con un Morata que debuta ante su nueva afición y que se enfrenta por primera vez a su ex equipo con la elástica rojiblanca.

Partido de reencuentros. Al de Morata, se une la vuelta de Courtois a la que fue su casa, esta vez en el lado del eterno rival (ya jugó en el Wanda con el Chelsea). En el Madrid no jugará Isco, con molestias en la espalda por las que no entró en la convocatoria, pero Solari si podrá contar con la dupla que más alegrías da a la afición blanca: Benzema y Vinicius. Por su parte, el ‘Cholo’ Simeone podrá contar con Saúl, que le tiene tomada la medida al Madrid, tras superar su lesión, pero no podrá contar con Koke. A las 16:15 echará el balón a rodar y comenzará el espectáculo, el morbo está servido.

El Wanda Metropolitano elige al líder de la oposición al Barça

By | Álvaro Morata, Antoine Griezmann, Atlético Madrid, Bale, Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, Koke, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Santiago Hernán Solari, Saúl Ñíguez, Simeone, Thibaut Courtois, Vinícius Júnior | No Comments

Con el Barça fuera de distancia de tiro, el Wanda elige hoy líder de la muy leal oposición. O persecución. El papel ha ido cambiando de manos a lo largo del curso. El Madrid ya le había tomado cinco puntos de ventaja al Atlético en la jornada 4, en la 8 se vio superado y en la 10 era el Atlético que descansaba sobre ese colchón de cinco puntos. Hoy el Madrid, si gana, puede retomar la delantera en la carrera de relevos y confirmar su acelerón.

Será el estreno de Solari en un derbi, trance que para Simeone es rutina. Se ha enfrentado 28 veces al Madrid, más que a nadie, y ha equilibrado la balanza: nueve triunfos, nueve empates, diez derrotas. El dato adquiere relevancia porque hasta su llegada el Atlético estuvo 13 años sin ganarle al Madrid. A él le costó sólo tres partidos y después ha mantenido el pulso a lo largo de siete años. Este será el tercer duelo de la temporada. El Atlético ganó la Supercopa europea en Tallín y hubo empate sin goles en el Bernabéu. El único duelo en el Wanda, el de Liga de la temporada pasada, acabó con ese mismo y triste resultado.

Los indicios ahora son de partidazo. El Madrid llega lanzado, con cuatro victorias ligueras consecutivas y el convencimiento de haber alcanzado ya la estatura del Barça, pese a la penalización del retraso. Pero tampoco el Atlético se ha desvanecido. Hasta el pinchazo del Villamarín había sumado 19 de los 21 puntos anteriores y sólo tres equipos (Celta, Dortmund y Betis) le han ganado en el curso. Y eso que a Sevilla sólo pudo acudir con 15 jugadores del primer equipo. Para hoy recupera a Godín y Saúl, pero no a Koke ni Costa. Lucas Hernández volverá al lateral izquierdo. Y Simeone habrá de decidir quién tapa a Vinicius, flor de invierno: Arias tiene ventaja sobre Juanfran. Montero y Mollejo, dos del filial, están en la lista de 19.

Pero en el centro de la escena aparece Morata, que dos veces salió del Madrid en busca de un futuro mejor que no encontró y que ha movido 130 millones de euros en el mercado. Con Ancelotti, en sólo 559 minutos en la Liga 2013-2014, metió ocho goles. En los dos años de la Juventus, jugando casi el triple, hizo ocho y siete. Regresó con Zidane (2016-2017) y firmó 15 tantos en esa Liga (20 en todas las competiciones) sin ser titular. En su segunda huida de Benzema acabó en el Chelsea y tampoco le fue bien: 11 goles en la pasada Premier y sólo cinco en esta. Con el Atlético debutó en el Villamarín con un disparo a puerta (el único de su equipo) y cinco faltas. Siempre creyó que merecía más en el Madrid y no hay mejor tarde para demostrarlo. Será pareja de Griezmann, 16 goles y 8 asistencias, grandes datos sin demasiada compañía.

Benzema y Vinicius

El Madrid llega de fiesta porque ha encontrado las salidas al laberinto por donde menos esperaba: Vinicius, Benzema y el banquillo. El brasileño ha sido el delantero menos utilizado de la plantilla, a excepción de Mariano, y es líder de asistencias (10). Ha llegado del futuro en el momento oportuno. Vale lo mismo para el francés, autor de 18 goles, seis de ellos en los últimos cinco partidos. Cifras de Cristiano, al que comienza a suplantar. En todo el curso pasado hizo 12 tantos y en el anterior 19. Ellos formarán el ataque quizá con Lucas Vázquez, muy por encima de Bale. De los ausentes en el once inicial ante el Barça regresan probablemente Courtois, la otra mitad del morbo, Reguilón y Casemiro. Y se queda fuera Isco, por unas repentinas molestias dorsales.

El choque estadístico presenta algunas rarezas: son los únicos equipos que no han encajado goles desde fuera del área, lo que habla de la buena vista de Courtois y Oblak; el Madrid ha marcado casi el doble de tantos (11-6) que el Atlético al contragolpe, profanando la historia; los de Simeone elaboran más el gol, tanto en pases previos como en segundos empleados. El resto de datos es convencional: el Madrid gana en tiros (15,2 a 11.2), posesión (59%-50%) y tiene menos pérdidas. El Atlético encaja menos goles, es superior en el balón parado (marca más goles y le meten menos que al Madrid así), en las recuperaciones y en las disputas defensivas. Y hace más faltas de las que recibe, registro a contramano en un grande. Lo llaman intensidad y resulta.

 

El clavo ardiendo es Vinicius

By | Deportes, Deportivo Alavés, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, Real Madrid, Vinícius Júnior | No Comments

El Madrid que dejó Lopetegui al que ha cincelado Solari se parece como un huevo a una castaña. Habrá que empezar a dar al técnico argentino el mérito que merece, más cuando nadie veía en él a un nuevo Zidane. Ya tiene un título en el bolsillo, el Mundialito, la final de Copa está a dos Clásicos y la ilusión desbordada de cara a la Champions. Y ahora, tras los tropiezos de Barça y Atlético, vuelve a estar enganchado a LaLiga. Se sacó Solari de la manga a Vinicius, se arriesgó a morir con su idea de mantener el castigo a Isco, se atrevió a sentar a Marcelo y, con todo eso, se ha ganado el respeto de sus jugadores. Sólo le falta la prueba del algodón, se enfrentará a ella el próximo miércoles. Se trata de saber si tendrá también el arrojo necesario para sacar a Bale del tridente de ataque en el Clásico de Copa. El galés ahora no es ni la sombra de sí mismo. Ayer se limitó a deambular por su banda mientras veía a Vinicius jugar desde la distancia. Zidane se atrevió a sentarle y le salió bien.

Se avecinan nuevos tiempos en el Madrid y esos tiempos son los de Vinicius. El cambio climático del Madrid es casi obra exclusiva suya. Es el único jugador del equipo capaz de poner pausa y cambio de ritmo, de mirar a los ojos a un rival e irse de él y de su ayuda, de inventar una situación de peligro donde no había nada. El clavo ardiendo al que puede agarrarse el Madrid tiene 18 años y empezó la campaña alternando el Castilla con el primer equipo.

Abelardo ha convertido a este modesto Alavés en equipo revelación de la Liga pero las últimas jornadas le están devolviendo poco a poco a la realidad. Ha sumado un punto de los últimos doce. El mercado de invierno (ya sin Sobrino ni Ibai) ha terminado por invertir la inercia positiva. Pero sigue siendo un equipo hecho, de autor, y los vitorianos pudieron sostener pronto la fulgurante salida del Madrid. La idea de Abelardo, aun cambiando su habitual 4-4-2 por el 4-3-3 con Burgui y Jony volcados a banda, era la misma que le tiene séptimo. Parapetarse atrás sin dejar una sola rendija y buscar transiciones relámpago.

Pero a estas alturas Vinicius ya se lo ha creído, el equipo entero carga el juego en él y no en Bale, y fue él quien encontró el primer hueco. Lo hizo con un pase por debajo de las piernas de Vigaray. Reguilón, con el que Marcelo debe soñar todas las noches, la puso a la zona del nueve, donde ahora sí aparece Benzema. El francés sigue en modo Balón de Oro. Lleva cuatro partidos seguidos marcando (seis goles en diez días).

Un cambio táctico de Solari (cambió a Bale y Vinicius de banda) atascó al Madrid y dio aire al Alavés al inicio de la segunda parte. Nunca le habían perdido la cara al partido los vitorianos y sus contras, lanzadas por Pina, comenzaron a hacer daño. El galés empezó a entrar más en juego en la izquierda (llegó a disparar con mucho peligro en el 49’), pero más aún lo fue haciendo el Alavés. Primero la tuvo Burgui. Luego Calleri. Para cuando Solari se decidió sacar a Bale, por Asensio, el partido estaba raro y desangelado. Jony tuvo la tercera del Alavés pero Courtois la sacó de puños.

Sin Bale, Vinicius volvió a la izquierda y el Madrid se volvió a reactivar. Benzema comenzó a buscar esa zona y el Madrid a encontrar otra vez la manera de crear peligro. El siguiente movimiento de Solari (meter a Mariano, que volvía tras más de un mes de baja) por Benzema, volvía a desactivar al Madrid. El técnico piensa más en la Copa que en LaLiga… y tiene sentido. Pero también lo tiene que el Madrid pueda hacer un sprint final por la Liga. Fue Vinicius quien hizo el gol de la tranquilidad. Mariano marcó el tercero en remate acrobático, espectacular, de cabeza. Medio tanto fue de Odriozola y su pase. Hacía más de un año que no se enlazaba una racha de cinco partidos seguidos ganando. El Madrid, que sigue soñando…

 

Solari prepara con la BBV la expedición al Himalaya

By | Abelardo, Bale, Casemiro, Competiciones, Deportes, Deportivo Alavés, Equipos, Fútbol, Ibai Gómez, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Luka Modric, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Rubén Sobrino, Santiago Hernán Solari, Vinícius Júnior | No Comments

“Estaba deseando que acabara el mercado de invierno”, dijo el viernes Abelardo. Sonó a lamento justificado. Por esa ventana de mercado se escaparon Rubén Sobrino, máximo goleador del equipo, e Ibai Gómez, hecho diferencial en la plantilla. Dejaron nueve millones y un gran vacío en un grupo que ha hecho de la austeridad virtud. El Alavés fue el séptimo mejor equipo de 2018 con dos plantillas diferentes. Sólo sobreviven diez jugadores del curso pasado.

Pero la revolución acabó en reanimación. Al Bernabéu llega sexto y desde la cuarta jornada pisa territorio europeo, aunque ha ralentizado su marcha. Cosechó dos derrotas hasta noviembre y seis desde entonces. Las últimas, en los dos partidos precedentes. A la plantilla han llegado Inui (baja porque jugó con Japón la final de la Copa de Asia; Álex Blanco y Rolan, que pueden debutar, y faltarán Brasanac y Martín.

El Alavés, como el Getafe, representa la otra forma de triunfar: es penúltimo en posesión y pases y último en la elaboración de sus goles, para los que le bastan 2,4 toques de promedio. Sin embargo, sólo Barça y Atlético han marcado más a balón parado hasta el punto de que el 45% de sus goles tienen esa procedencia. Y cuenta con el delantero de la Liga que mejor maneja la percusión, Calleri, líder en disputas en ataque.

Tres miuras en el horizonte

A esa guerrilla se enfrenta el Madrid mientras prepara su expedición al Himalaya: Camp Nou, Wanda y Amsterdam Arena. Solari está obligado a remendar la defensa por las bajas de los sancionados Carvajal y Varane, pero ha recuperado a todos los lesionados menos Vallejo y nada en la abundancia. Jugarán Odriozola, reservado en Girona, y Nacho, y volverán Casemiro y Modric, servido este curso en pequeñas dosis. Y de ahí en adelante se espera a Bale, Benzema y Vinicius, la BBV que se avecina.

Benzema se ha vuelto imprescindible. Encadena dos dobletes y es máximo goleador del equipo en Liga, Copa y Champions. Lleva ya casi una Liga encima (34 partidos) y no flaquea. Solari únicamente le da descanso en partidos resueltos. Sucedió en Girona, un indicativo de que hoy repetirá con él pese a que Mariano está recuperado. El despegue ha quedado en sus manos.

 

Solari atisba la BBV: “Los buenos juegan en cualquier sitio”

By | Bale, Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Santiago Hernán Solari, Vinícius Júnior | No Comments

Ahora que Bale ha regresado al ritmo del primer equipo del Real Madrid tras tres semanas en el dique seco, Solari tiene un dilema: colocar al galés en la izquierda, su hábitat natural (por mucho que se ha resistido a lo largo de los años a jugar ahí) y sacar del puesto a Vinicius, que en ausencia del británico ha brillado y tiene un alto porcentaje de participación en goles. Ha marcado tres y dado otros ocho, participó en 11 goles en total; fabrica uno, ya sea asistiendo o rematando, cada 91 minutos.

La alternativa que maneja Solari en su cabeza es incluir a Bale, uno de los jugadores con más gol de la plantilla, colocándolo por el costado zurdo del ataque y desplazar a Vinicius al derecho, con lo que el perjudicado sería Lucas Vázquez, menos inspirado en ataque últimamente que el brasileño, pero un pilar para el técnico argentino gracias a su compromiso defensivo: es el jugador del ataque con más recuperaciones de la plantilla.

Solari ya atisbó la idea de formar la BBV (Bale, Benzema y Vinicius) en la conferencia de prensa previa al Real Madrid-Alavés del domingo en el Bernabéu, tras ser preguntado por si cree que Vinicius puede formar por la derecha: “Creo que el jugador talentoso juega en cualquier sitio. Es un jugador de ataque, sería raro verlo atrás, pero puede jugar en cualquier posición, como Asensio, Bale, Benzema… Karim de hecho lo hace, todos los fines de semana. Cambian algunas cuestiones sobre la resolución de la jugada, pero el talentoso puede brillar en cualquier sitio”.

Solari dejó claro que el lado del ataque en que juegue Vinicius no será impedimento, si bien es cierto que la izquierda le proporciona un perfil ideal para salir del regate con opciones de disparar o de centrar hacia adentro. En la derecha su rol quedaría más reducido a un extremo a la vieja usanza, de finta y centro desde la línea de cal. Además, Solari no quiso individualizar todo en Vinicius, también incluyó en la ecuación a Asensio, que acaba de regresar de lesión, pero que dejó buenos minutos en Girona y podría tener su oportunidad próximamente.

El secreto de Benzema

By | Antonio Pintus, Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Santiago Hernán Solari | No Comments

Hace un poco más de un año que Karim Benzema entró en la treintena. Una edad que le hizo ver su vida y su profesión de futbolista de forma diferente. Consciente de que un deportista de élite tiene que cuidarse más y mejor que nunca para mantener su nivel físico, a principios de la temporada 2016-17 y ya pensando en los 30 tacos, el francés cambió su forma de entrenar. Y empezó a realizar un trabajo específico destinado a reforzar varias partes de su musculatura, usando también un chaleco de electroestimulación.

El primer efecto de lo que hizo el delantero, bien asesorado por los especialistas de Valdebebas (entre ellos Antonio Pintus) fue que los músculos fueran más secos pero también que pesen menos. Este hecho le ha permitido ser más explosivo sobre el terreno de juego, más veloz y más fuerte. Pero también perder cinco kilos de músculo, no de grasa, tener un cuerpo más fibroso y menos sujeto a las lesiones. Benzema se siente muy a gusto con este método y desde entonces lo ha seguido a rajatabla. Y sus frutos se están viendo de forma espectacular esta temporada cuando el resto de la plantilla parecía, hasta hace poco, en claro declive físico.

¿Pero que sería un cuerpo sano si la mente no estuviera en la misma situación? En esto también el delantero está alcanzando una gran madurez. Casado y padre de una niña llamada Melia y de un niño llamado Ibrahim, Karim está más feliz que nunca y su estatus de jefe de familia le sienta bien. Muy involucrado en la educación de sus hijos, le gusta asumir esa gran responsabilidad. Algo que traslada al terreno de juego como tercer capitán del Madrid y nuevo líder ofensivo después de la marcha de Cristiano. Sin olvidar, por supuesto, que Benzema ha aprendido mucho en las nueve temporadas anteriores y que, psicológicamente, todos los obstáculos que ha tenido que superar le han hecho muy fuerte. El sueño de Karim siempre fue triunfar en el Madrid. Y lo está cumpliendo a la perfección.

Benzema apunta a Cristiano

By | Competiciones, Copa Rey Fútbol, Cristiano Ronaldo, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, Real Madrid | No Comments

Karim Benzema está pletórico y en su mejor momento de forma desde que llegó al Real Madrid en 2009. Tanto, que mira a los ojos a Cristiano ahora que sus destinos se han separado. Los dos suman 17 goles esta temporada, pero el francés ha necesitado 47 disparos menos para conseguirlos (72 a 119). Y sin lanzar penaltis: el crack portugués ha conseguido cinco de sus 17 dianas desde los once metros. 

Lo siento por los que han descubierto a Benzema esta semana, todavía están a tiempo de sintonizar la televisión o acudir a la cancha a verlo”, decía Solari en Montilivi. “Karim es Karim…“. Un elogio casi zidanesco que ilustra el momento del nueve francés. Un todocampista. “Su momento es excepcional“, insistía Butragueño. Pero lo cierto es que Benzema en poco se parece al de la temporada pasada, donde se quedó en 12 goles. Ahora tiene cinco tantos más en su casillero… habiendo necesitado 14 partidos menos

Karim, el atrevido

En Montilivi ofreció una masterclass de fútbol pero lo que le reivindica es que ha perdido la timidez ante la portería rival. Sus 72 remates esta temporada ya han superado todos los que hizo la pasada, en la que se quedó en 71. Refuerza su liderazgo y absorbe juego. En apenas 58 minutos en Montilivi dio 30 pases buenos, por encima de su promedio a partido completo (28).

“Un excelente Benzema”, así titulaba anoche L’Équipe la crónica del 1-3 blanco en Girona. En este 2019 mejora a Cristiano, la vara de medir en cuanto a goleadores del Madrid se refiere aunque ahora esté en la Juventus. Benzema ha cantado cinco goles en lo que va de año, mientras que el portugués sólo dos. Porque Benzema, al fin, se ha desatado.

 

 

 

Benzema, MVP de la Jornada 21 de LaLiga

By | Biwenger, Karim Benzema, MVP, MVP Jornada, Real Madrid | No Comments
Nombre: Karim Benzema
Edad: 31
Posición: Delantero
Equipo: Real Madrid Club de Fútbol

Irremplazable. Con o sin férula, no hay nadie en el Real Madrid con su calidad e importancia en el ataque blanco para Santiago Solari. Y lo demostró en el RCDE Stadium ante el Espanyol con dos goles y una exhibición que permitió a su equipo sumar tres importantes puntos. Luis Nieto, cronista del partido, premió su buen hacer con cuatro picas, convirtiéndolo en el tercer jugador que las consigue esta temporada. Y por ello es el MVP de la Jornada 21 de LaLiga.

Apenas necesitó cuatro minutos para romper el empate a cero inicial. Se aprovechó de una gran jugada de Modric para recoger el rechace de su disparo y empujarlo al fondo de las mallas. Antes de finalizar la primera parte se encontró un balón muerto en el área que peinó con un sutil toque con efecto para superar a un impotente Diego López. Aunque su labor en el terreno de juego trascendió a dos simples goles, ya que fue un quebradero de cabeza para la defensa perica con sus desmarques, regates y visión de juego.

Benzema en el Real Madrid

Tras la salida de Cristiano Ronaldo en verano, muchos eran los focos puestos en Karim. Y el galo no defraudo con un inicio de temporada espectacular. Consiguió cuatro goles en tres partidos y liderar a su equipo a un fulgurante arranque de Liga. Aunque la crisis pronto llegó a la casa blanca y lo hizo para todos, incluido el propio Benzema.

Le costó reencontrarse con el gol y ha sido con la llegada de Solari al banquillo del Bernabéu cuando mejor nivel está mostrando. Tan importante está siendo para el argentino que ha forzado su participación en estos últimos partidos a pesar de jugar con una mano lesionada y fuertemente vendada.

Benzema en Fantasy

Así, está siendo un año producto para Benzema en los fantasy. Ya ha conseguido en puntuaciones de Diario AS más puntos que la pasada temporada (101), y está muy cerca de la anterior. Con una media de 4,8 por encuentro, le ha penalizado mucho los 6 negativos que ha sumado esta temporada. Sin ellos, podríamos estar hablando de unos números de ‘crack’ fantasy.

Su precio en Biwenger está por encima de los 12 millones, y subirá en las próximas semanas tras sus cuatro picas. Ya le queda poco para superar su máximo de la pasada temporada. Así, su fichaje es más que recomendable teniendo en cuenta que ha dado un paso adelante esta temporada y es mucho más importante para su equipo.

La entrada Benzema, MVP de la Jornada 21 de LaLiga se publicó primero en Jornada Perfecta.

Las razones de por qué Benzema se ha desatado

By | Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, RCD Espanyol, Real Madrid | No Comments

A Benzema se le dibuja sonrisa de pillo y eso es un cosquilleo positivo para el Real Madrid. El francés ha abandonado esta temporada esa apatía que le llevó a mantener una relación fría con el Santiago Bernabéu. Pero este Benzema parece otro. En Cornellà-El Prat confirmó que se ha desatado y que quiere ejercer de líder. Con su habitual juego de tiralíneas, implicación y efectivo a la hora de plasmarlo en goles. Al fin, el pack completo. 

Sin Cristiano, más protagonismo

Bale iba a rellenar el enorme vacío que dejaba Cristiano y al final el que ha tomado ese papel ha sido Benzema. Ya cuando estaban juntos, el galo era el mejor socio del siete. Sin esa necesidad real o autoimpuesta de surtir a la gran estrella, parece más cómodo en el frente de ataque. Primero contó con el beneplácito de Lopetegui (fue uno de los que recomendó su fichaje hace diez años) y Solari le ha entregado las llaves desde el inicio. “Siempre hace partidos muy completos y ahora también llegan los goles”, analizaba ayer el argentino. Un dato: el año pasado a estas alturas Benzema sumaba apenas cinco dianas. Ahora diez más y es el pichichi del Madrid.    

Una nueva sociedad con ‘Vini’

El estilo de Vinicius le va como anillo al dedo. Futbolista siempre encarador buscando el uno contra uno, algo que cada vez le costaba más a Cristiano, el brasileño genera desconciertos defensivos que Benzema sabe leer. “Es muy fácil jugar con él”, dice Vinicius. Benzema atisbó rápidamente que el joven fichaje iba a ser un aliado interesante. Empezaron a la vez la pretemporada y rápidamente el francés tomó a Vini bajo su ala. A Benzema también le beneficia el aporte de Lucas Vázquez. El gallego le ayuda a hacer más efectivos los esfuerzos en la presión que Bale (que suele ir más por libre) y también está entregado a la causa. “Karim es el mejor nueve del mundo”, decía Lucas tras el 2-4. Un tridente que funciona. Funcionó contra el Sevilla, se estableció ante el Girona en Copa y fue útil en Cornellà-El Prat.  

Madurez como nueve

Lo dijo al principio de temporada (“Tengo que pisar más el área”) y lo está cumpliendo. Contra el Espanyol disparó cuatro veces, las mismas que el resto de delanteros juntos (Lucas Vázquez dos y Vinicius y Bale un remate cada uno). Cuatro días antes, en Copa del Rey ante el Girona, chutó siete veces, la vez que más en esta temporada. Se anima a ver portería. Casi parece que se obligase a renunciar a su filosofía tantas veces pregonada, la de no darle importancia a los goles. “Soy un nueve con alma de diez”, recordaba ayer mismo en la zona mixta de Cornellà-El Prat. Pero ya marca. Sus 15 goles esta temporada están a sólo dos de distancia de los 17 de Cristiano en la Juventus. 

Implicado al máximo

“La inspiración siempre estuvo ahí, pero nunca le he visto a Karim esa implicación defensiva“, decía Álvaro Benito en Carrusel Deportivo durante la retransmisión del Espanyol-Real Madrid. La sensación que transmite es que cree en su papel protagonista. No sólo en la presión, se nota también en los pases. Quiere intervenir más. Ha subido en seis su promedio de pases buenos del año pasado (de 22 por partido a 28 ahora) pero ha destapado el tarro de las esencias, que dirían los clásicos, en estos dos últimos partidos. Ya no espera a que le llegue la pelota, va a por ella. Contra el Girona en Copa dio 43 pases buenos (casi el doble de su media) y superó en ese apartado… a Modric (36). Ante el Espanyol, fue el hombre-orquesta. Dio 54 pases, su récord desde que llegó a la Liga en 2009.  

Físicamente está al tope

De Benzema no son noticia sus altibajos en la báscula. La temporada pasada ya se puso a tono (perdió cinco kilos) y en esta lució abdominales desde las vacaciones. No se despistó en la preparación física y lo está notando en la ausencia de lesiones (ni una dolencia muscular en esta temporada) y en una frescura sobre el campo que echó en falta en otras temporadas. De los últimos diez partidos de Liga del Madrid, ocho los jugó completos. También la ida de Copa contra el Girona. Apenas rota. Dentro de la mejoría que le ha traído Antonio Pintus al estado físico de la plantilla, Benzema es uno de los mejores exponentes. 

Benzema anda suelto

By | Bale, Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, leo baptistao, Liga Santander, Ligas fútbol, Mario Hermoso, Organizaciones deportivas, Primera división, RCD Espanyol, Real Madrid, Rubi, Santiago Hernán Solari, Sergio Ramos, Vinícius Júnior | No Comments

De pronto, Benzema es un nueve más un diez por el mismo precio, perro y gato, goleador y armador, la figura del Madrid y el símbolo de un cambio de tendencia. Casi diez años después de su fichaje alcanza lo que nunca tuvo antes: la unanimidad. En Cornellà dejó uno de los grandes partidos de su carrera y confirmó su liderazgo en un equipo rehabilitado. La cabeza de Benzema parece más limpia que nunca, en juego y en actitud. Falló un gol claro en la segunda mitad, suceso tantas veces visto, y estrelló repetidamente su puño contra el césped, suceso insólito. Lo suyo es ambición tardía.

El fútbol es vértigo, pero un equipo no recupera la verticalidad por un golpe de gracia. Lo del Madrid sin cadena es cuestión de muchas sumas y casi ninguna resta: funcionan Vinicius y Reguilón, con los que Solari hace cantera y camino; Pintus abanica al equipo físicamente y vuelven a máximos Ramos, Casemiro y Modric y la presión avanzada de grupo; los resultados le quitan fuerza a los debates sobre Marcelo, Isco y Keylor, asuntos de portada en las duras; Benzema asciende a coronel… Así que la cosa queda casi cinematográfica: los refuerzos (Kroos, Bale, Llorente…) llegan cuando ya ha pasado el peligro. La prosperidad se ha adelantado a la salud.

En la otra orilla está el Espanyol, que se ha ido quedando sin resultados, sin moral, sin central y sin convicciones, por este orden. Dio la impresión que al partido entró convencido de que no iba a poder con ese toro.

Esa salida a por uvas del equipo de Rubi tuvo castigo inmediato. La primera pérdida en la salida de la pelota acabó en carrera de Modric, un rodador que se ha pasado a llegador, y disparo rechazado de Diego López que cazó Benzema. La portería empieza a hacerse grande en su cabeza. Y de inmediato, Ramos, nueve de guardia, amplió la ventaja del Madrid con un cabezazo bien diferente al que le aplicó al Girona: aquello fue smash y esto un globo colocado de palo a palo.

El recital de Benzema

El Madrid se acostó en esa ventaja con el mismo dominio pero menos colmillo y el Espanyol, aun sometido, se vio de nuevo en el partido en un remate de Batistao tras rechace de Lucas Vázquez, que se había quedado enganchado en un córner. Fue el primer tanto de jugada (había hecho otro de penalti) del brasileño en el curso, que así de precarias andan las cosas del gol en Cornellà.

Con el espejismo del equilibrio acabó de nuevo Benzema, que intentó una pared con Vinicius y cuando le volvió la pelota metió un disparo cruzado y colocadísimo a la red. La portería, créanlo, es su arco del triunfo. Contra todo pronóstico, porta la antorcha del Madrid.

El Espanyol se sintió en el corredor de la muerte y no volvió y el Madrid siguió comprobando que todos sus sensores funcionan: Benzema acabó en la estratosfera; Carvajal y Reguilón ensancharon aún más al equipo; Modric pisó mucho área; Bale entró y marcó. Eso siempre lo tuvo. Ninguna de sus veintitantas lesiones le afectó el olfato. Sustituyó a Vinicius, menos explosivo de lo que acostumbra y que se buscó la roja por un pisotón a Mario Hermoso que el VAR ignoró. Sí fue expulsado Varane por derribar involuntaria pero decisivamente a Piatti. El reajuste del Madrid (Reguilón de central y Marcelo de lateral) ofreció al Espanyol un último tren, que dio para un golazo de Rosales y para dejar un final más apretado de lo que fue el partido. En cualquier caso, todo quedó como al principio: el Madrid, encendido; el Espanyol, a oscuras.

 

Benzema anda suelto

By | Bale, Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, leo baptistao, Liga Santander, Ligas fútbol, Mario Hermoso, Organizaciones deportivas, Primera división, RCD Espanyol, Real Madrid, Rubi, Santiago Hernán Solari, Sergio Ramos, Vinícius Júnior | No Comments

De pronto, Benzema es un nueve más un diez por el mismo precio, perro y gato, goleador y armador, la figura del Madrid y el símbolo de un cambio de tendencia. Casi diez años después de su fichaje alcanza lo que nunca tuvo antes: la unanimidad. En Cornellà dejó uno de los grandes partidos de su carrera y confirmó su liderazgo en un equipo rehabilitado. La cabeza de Benzema parece más limpia que nunca, en juego y en actitud. Falló un gol claro en la segunda mitad, suceso tantas veces visto, y estrelló repetidamente su puño contra el césped, suceso insólito. Lo suyo es ambición tardía.

El fútbol es vértigo, pero un equipo no recupera la verticalidad por un golpe de gracia. Lo del Madrid sin cadena es cuestión de muchas sumas y casi ninguna resta: funcionan Vinicius y Reguilón, con los que Solari hace cantera y camino; Pintus abanica al equipo físicamente y vuelven a máximos Ramos, Casemiro y Modric y la presión avanzada de grupo; los resultados le quitan fuerza a los debates sobre Marcelo, Isco y Keylor, asuntos de portada en las duras; Benzema asciende a coronel… Así que la cosa queda casi cinematográfica: los refuerzos (Kroos, Bale, Llorente…) llegan cuando ya ha pasado el peligro. La prosperidad se ha adelantado a la salud.

En la otra orilla está el Espanyol, que se ha ido quedando sin resultados, sin moral, sin central y sin convicciones, por este orden. Dio la impresión que al partido entró convencido de que no iba a poder con ese toro.

Esa salida a por uvas del equipo de Rubi tuvo castigo inmediato. La primera pérdida en la salida de la pelota acabó en carrera de Modric, un rodador que se ha pasado a llegador, y disparo rechazado de Diego López que cazó Benzema. La portería empieza a hacerse grande en su cabeza. Y de inmediato, Ramos, nueve de guardia, amplió la ventaja del Madrid con un cabezazo bien diferente al que le aplicó al Girona: aquello fue smash y esto un globo colocado de palo a palo.

El recital de Benzema

El Madrid se acostó en esa ventaja con el mismo dominio pero menos colmillo y el Espanyol, aun sometido, se vio de nuevo en el partido en un remate de Batistao tras rechace de Lucas Vázquez, que se había quedado enganchado en un córner. Fue el primer tanto de jugada (había hecho otro de penalti) del brasileño en el curso, que así de precarias andan las cosas del gol en Cornellà.

Con el espejismo del equilibrio acabó de nuevo Benzema, que intentó una pared con Vinicius y cuando le volvió la pelota metió un disparo cruzado y colocadísimo a la red. La portería, créanlo, es su arco del triunfo. Contra todo pronóstico, porta la antorcha del Madrid.

El Espanyol se sintió en el corredor de la muerte y no volvió y el Madrid siguió comprobando que todos sus sensores funcionan: Benzema acabó en la estratosfera; Carvajal y Reguilón ensancharon aún más al equipo; Modric pisó mucho área; Bale entró y marcó. Eso siempre lo tuvo. Ninguna de sus veintitantas lesiones le afectó el olfato. Sustituyó a Vinicius, menos explosivo de lo que acostumbra y que se buscó la roja por un pisotón a Mario Hermoso que el VAR ignoró. Sí fue expulsado Varane por derribar involuntaria pero decisivamente a Piatti. El reajuste del Madrid (Reguilón de central y Marcelo de lateral) ofreció al Espanyol un último tren, que dio para un golazo de Rosales y para dejar un final más apretado de lo que fue el partido. En cualquier caso, todo quedó como al principio: el Madrid, encendido; el Espanyol, a oscuras.

 

Vinicius anda suelto

By | Bale, Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Santiago Hernán Solari, Vinícius Júnior | No Comments

Vinicius ha pasado de esperanza a solución en el Real Madrid. Contra el Girona, en la ida de cuartos de la Copa del Rey, fue titular por sexto partido consecutivo y volvió a ser determinante: provocó un penalti, participó en el 3-2 de Ramos y asistió a Benzema en el 4-2 final. Además, asentado en la banda izquierda, no paró de producir: fue el que más centró (cinco veces), el que más ocasiones creó (seis), el que más regates buenos completó (tres) y, como peligro constante que fue, el que más faltas sufrió (tres). El último encuentro del brasileño fue un ejemplo de la influencia que ha adquirido en este Madrid.

Las estadísticas reflejan el peso de Vinicius en el equipo. En 881 minutos, Vinicius suma dos goles, otros dos de rebote (Valladolid y Al Ain), seis asistencias y un penalti sufrido. Es decir, participa en un gol cada 80 minutos. Es el madridista con mejor promedio en este capítulo. Supera a Bale, que interviene en un tanto cada 115′ (10 goles y cinco asistencias en 1.731 minutos); Benzema, que contribuye en un gol cada 132′ (13 tantos, cinco asistencias y un penalti recibido); Odriozola (cada 153′: un gol, cinco asistencias y dos penaltis recibidos en 1.226′); Asensio (cada 163′: 4 goles, dos asistencias y tres penaltis sufridos en 1.470′); Lucas (cada 242′: en 1.697’ ha hecho cuatro dianas y tres pases de gol); Ramos, que participa en un gol cada 265′ (9 goles y una asistencia en 2.654′)…

“Vinicius ha tenido un gran crecimiento desde que llegó. Tiene 18 años, pero aporta frescura y mucho atrevimiento, con encaradas y peligro constante”, analizó Solari después del triunfo copero contra el Girona. Su confianza en el brasileño es evidente: el ex del Flamengo ha jugado los siete partidos de este 2019 y los seis últimos de titular, de los cuales ha completado los cinco últimos. Acumula en este año 532 minutos; sólo Ramos (540′) y Casemiro (566′) han jugado más que él…

Como Reguilón, que está exigiendo a Marcelo, Vinicius está cumpliendo con la advertencia del entrenador del Real Madrid: “Todos deben sentir que pueden perder el puesto”. Con su descaro y rebeldía, el brasileño está apretando al titularísimo Bale y a Asensio, ahora lesionados pero que volverán ya a ser convocados la próxima semana. Con todos en plenitud, será tarea de Solari elegir, pero Vini ya ha marcado su territorio y está lanzado.

Vinicius-Benzema: hay química

By | Competiciones, Copa Rey Fútbol, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Vinícius Júnior | No Comments

Vienen buenas noticias en la delantera del Real Madrid, con tres importantes efectivos a punto de abandonar sus procesos de recuperación para unirse al ritmo del grupo y volver a estar disponibles para Solari: Mariano, Asensio y Bale. En ausencia de ellos tres, el tridente de ataque ha tenido tres nombres inamovibles: Vinicius, Benzema y Lucas Vázquez. Y entre los dos primeros se ha creado una química, una conexión de nuevo cuño que le está produciendo réditos al Madrid en buenas cantidades; Lucas, por su parte, levantó el vuelo en el partido ante el Girona (4-2 en la ida de cuartos de Copa) con un nuevo gol, el cuarto que anota esta temporada.

Pero si un jugador fue omnipresente ayer en el juego de ataque del Madrid, ése fue Vinicius: dio 31 pases buenos de 42 intentados (74%), encaró cinco veces y se marchó en tres de ellas, disparó una vez que casi acaba en golazo por la escuadra, se aplicó en defensa con siete recuperaciones… Aunque si algo estuvo Vinicius ante el Girona fue generoso: sirvió seis asistencias de remate, una de las cuales acabó en el 4-2 definitivo de Benzema, su mejor socio en la noche del jueves. Y además provocó otro tanto con el penalti que cometió Lozano sobre él, transformado por Sergio Ramos.

Por su parte, Benzema no dejó ver ante el Girona sólo su versión de trescuartista, más preocupado por ser el aceite que engrase el juego del Real Madrid; a ese repertorio sumó enorme presencia en el área rival: realizó siete remates, cuatro a puerta y tres fuera. Se marchó con un gol de nueve puro como premio, aunque pudo hacer más si la puntería llega a estar de su lado. Y todo ello firmando 44 pases buenos de 49 (90%), perdiendo sólo ocho balones, dejando dos asistencias de remate… Especialmente fructífera fue su conexión con Vinicius: se pasaron el balón once veces, cinco del brasileño al francés, seis en sentido inverso.

Entre ambos ‘hicieron’ 30 goles

Entre los dos acumulan una participación de 30 goles: Vinicius ha marcado tres y ha asistido en ocho ocasiones; Benzema ya lleva 13 tantos, siendo el máximo artillero del Madrid este curso, y ha dado seis asistencias. Con sus ocho asistencias, Vinicius ya ha igualado esta temporada, en todas las competiciones, a Griezmann, Sarabia y Suárez; sólo le superan Messi (13) y Jordi Alba (10).

Vinicius-Benzema: hay química

By | Competiciones, Copa Rey Fútbol, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Vinícius Júnior | No Comments

Vienen buenas noticias en la delantera del Real Madrid, con tres importantes efectivos a punto de abandonar sus procesos de recuperación para unirse al ritmo del grupo y volver a estar disponibles para Solari: Mariano, Asensio y Bale. En ausencia de ellos tres, el tridente de ataque ha tenido tres nombres inamovibles: Vinicius, Benzema y Lucas Vázquez. Y entre los dos primeros se ha creado una química, una conexión de nuevo cuño que le está produciendo réditos al Madrid en buenas cantidades; Lucas, por su parte, levantó el vuelo en el partido ante el Girona (4-2 en la ida de cuartos de Copa) con un nuevo gol, el cuarto que anota esta temporada.

Pero si un jugador fue omnipresente ayer en el juego de ataque del Madrid, ése fue Vinicius: dio 31 pases buenos de 42 intentados (74%), encaró cinco veces y se marchó en tres de ellas, disparó una vez que casi acaba en golazo por la escuadra, se aplicó en defensa con siete recuperaciones… Aunque si algo estuvo Vinicius ante el Girona fue generoso: sirvió seis asistencias de remate, una de las cuales acabó en el 4-2 definitivo de Benzema, su mejor socio en la noche del jueves. Y además provocó otro tanto con el penalti que cometió Lozano sobre él, transformado por Sergio Ramos.

Por su parte, Benzema no dejó ver ante el Girona sólo su versión de trescuartista, más preocupado por ser el aceite que engrase el juego del Real Madrid; a ese repertorio sumó enorme presencia en el área rival: realizó siete remates, cuatro a puerta y tres fuera. Se marchó con un gol de nueve puro como premio, aunque pudo hacer más si la puntería llega a estar de su lado. Y todo ello firmando 44 pases buenos de 49 (90%), perdiendo sólo ocho balones, dejando dos asistencias de remate… Especialmente fructífera fue su conexión con Vinicius: se pasaron el balón once veces, cinco del brasileño al francés, seis en sentido inverso.

Entre ambos ‘hicieron’ 30 goles

Entre los dos acumulan una participación de 30 goles: Vinicius ha marcado tres y ha asistido en ocho ocasiones; Benzema ya lleva 13 tantos, siendo el máximo artillero del Madrid este curso, y ha dado seis asistencias. Con sus ocho asistencias, Vinicius ya ha igualado esta temporada, en todas las competiciones, a Griezmann, Sarabia y Suárez; sólo le superan Messi (13) y Jordi Alba (10).