El Madrid entrega la Liga

By | Competiciones, Deportes, Equipos, Eusebio Sacristán, Fútbol, Girona CF, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marcelo, Marco Asensio, Organizaciones deportivas, Portu, Primera división, Real Madrid, Santiago Hernán Solari, Stuani | No Comments

Aquella hora de desmayo en Ámsterdam se la trajo el Madrid al Bernabéu, donde en un mal rato el Girona le levantó por las solapas y le sacó de la Liga, esta vez parece que con carácter definitivo. Confiado hasta el pecado al principio y descosido al final, se vio desbordado por un adversario que llevaba casi tres meses sin ganar un partido de Liga pero que adivinó que el Madrid le había medido realmente mal.

Le sucede a la mayoría de los grandes y especialmente al Madrid. Sin explicaciones o por una tonelada de ellas, de pronto un equipo que adquiere un aire invencible en la alta montaña se queda en el llano, como en la matinal ante el Girona, donde sufrió un peligroso desvanecimiento.

La intriga andaba en la banda izquierda, convertida por Solari en centro de rehabilitación. Esta vez quedaron fuera Vinicius, que lleva mes y medio de San Valentín con el público, y Reguilón y entraron Marcelo y Asensio, ángeles caídos. Estos, al menos, demostraron andar en la pelea. Porque la banda tuvo doble tracción. Marcelo sufrió cuando Portu se plantó frente a él pero recuperó cierta agitación en el ajeno. El Bernabéu le ha perdonado habitualmente sus infidelidades defensivas por esos arranques de repetición en ataque que desaparecieron y volvieron esporádicamente ante el Girona. Incluso le anularon un gol. Con todo, dejó claro que galopa de ida y trota de vuelta. Asensio hizo poco por recuperar terreno. Al otro lado, Odriozola, un gran productor de asistencias, dejó intranquilidad a su espalda.

El partido, en cualquier caso, tuvo corriente alterna. El Madrid flaqueó terriblemente en intensidad y Eusebio abrigó al equipo más de lo habitual, consecuencia lógica de los trece partidos sin ganar que llevaba en los lomos y en el ánimo. Volvió a la zaga de cuatro y metió cinco en el centro del campo, con Pedro Porro y Portu para sellar los flancos. El plan ofreció de todo: ratos de agobio y una respuesta excelente en la segunda mitad. Antes del descanso, Courtois le sacó con la nariz un remate a Stuani, que andaba en fuera de juego, y Granell asustó con un zurdazo. Atrás, Bono le salvó dos veces, ante Lucas Vázquez, que dejó un autopase picado espectacular, y Benzema. No pudo hacerlo en el cabezazo de Casemiro, a lo Ramos, que adelantó al Madrid. El brasileño lleva dos semanas en registro rematador.

Como la sentencia se aplazaba metió Solari a Vinicius ante la celebración general y cambió de banda a Asensio, un ubicación más de su agrado. La cosa acabó en voladura incontrolada. Courtois detuvo el cabezazo de Lozano y Aleix García puso en órbita el rechace. Primer aviso. También Eusebio había cambiado de banda a Portu buscando la salida del laberinto y la encontró de inmediato. Un penalti por mano de Ramos condujo al empate de Stuani. Vio amarilla y pudo ser roja. El Madrid se vio desbordado hasta el punto de que Portu mandó un zapatazo al larguero antes de aprovechar un mal rechace de Courtois para marcar el segundo. La entrada de Lozano le había dado la vuelta al Girona y al partido ante un Madrid atónito, fragmentado en el centro del campo, abandonado por sus laterales y desmejorado en los cambios, porque Bale y Mariano no pararon la caída por el tobogán del equipo. Ni siquiera pareció amenazar con la carga final, en la que Ramos vio la segunda amarilla y en la que Courtois pudo empatar en su cabezazo a la desesperado en un córner. Definitivamente, el Madrid no es corredor de fondo. Así que fía su año a los sprints de la Copa y la Champions, su consuelo habitual.

 

El Madrid desciende al valle y Eusebio se asoma al abismo

By | Bale, Biwenger, Crónicas deportivas, Equipos, Estadio Santiago Bernabéu, Estadios fútbol, Fantasy manager, Fútbol, Girona CF, Instalaciones deportivas, Juegos online, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marcelo, Marco Asensio, Previas deportivas, Primera división, Real Madrid, Stuani, Varane, Videojuegos deportes, Vinícius Júnior | No Comments

El Madrid (quince puntos) es el mejor equipo de 2019 y el Girona (dos), el peor (sigue el partido en directo en As.com). Así que se citan en el Bernabéu, a la hora del aperitivo, la máxima satisfacción y la máxima preocupación en un encuentro muy familiar. Ya se vieron en la Copa dos veces en enero y en las dos ganó el Madrid. También en Montilivi en la Liga.

Eusebio llega asomado al abismo, cargado de números rojos. No gana un partido desde el 25 de noviembre y ha perdido los siete últimos. En los cuatro más recientes ha marcado tan sólo un gol. En cierto modo, los datos reflejan una realidad cruda. Sólo ha metido siete tantos en las segundas partes, el peor registro de Primera con diferencia, y ha encajado 23, hecho que revela un cierto declive físico.

Es el segundo equipo que encaja más goles a balón parado (14), síntoma de descuido, y el que menos dispara, rasgo que define su pobreza artillera. Y eso que Stuani es el tercer goleador del campeonato (12 goles) y el primero de los que no juegan en el Barça. Pero está demasiado solo. Portu sólo ha hecho tres tantos y los otros delanteros del equipo, Lozano y Roberts, ni se han estrenado en Liga. La situación está a punto de llevarse por delante a Eusebio, no tanto después del partido de hoy como de lo que suceda ante Real Sociedad y Rayo, sus dos próximos rivales.

La hora del refresco

El Madrid, en cambio, atraviesa un valle. Tras Girona y Levante le aguarda un doble duelo (Copa-Liga) con el Barça y la vuelta ante el Ajax. Parece tiempo, pues, de que algunos de los jugadores exprimidos hagan un alto. Benzema, que ya suma 38 partidos y que salió tocado del Johan Cruyff Arena, apunta al descanso, aunque está en la lista. Y quizá Vinicius, que ha jugado todos los partidos del año, aunque no sacarle ahora es aguar la fiesta al Bernabéu, que se pregunta dónde anduvo metido en la era Lopetegui.

Puede parar también Carvajal y volver Varane, griposo en Ámsterdam, y quizá Marcelo, que ha disputado sólo 14 minutos en los últimos cinco partidos de Liga y que ya juega menos que Reguilón con Solari. Ceballos refrescará a Modric, sancionado. No son descartables ni Bale ni Asensio, que en la Champions salió disparado del banquillo. Solari, el club y la grada están deseando que vuelva.

Brahim: un nuevo ‘caso Asensio’ entre el Real Madrid y el Barça

By | Brahim Díaz, Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marco Asensio, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid | No Comments

Madrid y Barcelona se han peleado en los últimos años por las jóvenes promesas del fútbol español y la batalla la han ganado los blancos con claridad. Brahim Díaz, la última incorporación blanca, también ha estado siempre en el radar del Barça. Tanto es así que incluso visitó las instalaciones del Barcelona en 2012. Todo parecía hecho… pero Al Thani, el jeque del Málaga, lo impidió.

En diciembre de 2013 fue el City quien, a cambio de 300.000 euros, consiguió ficharle. En Barcelona nunca se olvidaron de él y siempre estuvo en el radar, pero cuando Brahim supo del interés del Madrid no hubo vuelta atrás: el jugador le dijo a su agencia de representación que sólo quería jugar en el Bernabéu. A partir de ahí se puso en marcha una operación que As adelantó el pasado 20 de noviembre y que ha terminado con la joven promesa del fútbol español vestida de blanco.

El caso de Brahim se une a los recientes de Asensio y Ceballos. El caso del balear fue muy parecido. El Barça le tuvo casi atado, no se decidió y después apareció el interés madridista. Cuando tuvo la oferta blanca sobre la mesa, Marco no tuvo dudas: informó a Horacio Gaggioli, su agente, de que sólo quería jugar en el Madrid.

La operación de Dani Ceballos fue diferente, aunque con el mismo final. El Madrid se adelantó al Barcelona y comenzó las conversaciones con el entorno del jugador antes de que comenzase el Europeo Sub-21 de 2017, en el que el utrerano fue MVP. Cuando comenzó a despuntar en el torneo, el Barça quiso torpedear la operación, pero ya era demasiado tarde: Ceballos sólo quería vestir de blanco. Hasta Bartomeu llamó personalmente a Ceballos para convencerle y la oferta económica blaugrana superaba la del Madrid, pero Dani terminó jugando en el Bernabéu.

Brahim: un nuevo ‘caso Asensio’ entre el Real Madrid y el Barça

By | Brahim Díaz, Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marco Asensio, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid | No Comments

Madrid y Barcelona se han peleado en los últimos años por las jóvenes promesas del fútbol español y la batalla la han ganado los blancos con claridad. Brahim Díaz, la última incorporación blanca, también ha estado siempre en el radar del Barça. Tanto es así que incluso visitó las instalaciones del Barcelona en 2012. Todo parecía hecho… pero Al Thani, el jeque del Málaga, lo impidió.

En diciembre de 2013 fue el City quien, a cambio de 300.000 euros, consiguió ficharle. En Barcelona nunca se olvidaron de él y siempre estuvo en el radar, pero cuando Brahim supo del interés del Madrid no hubo vuelta atrás: el jugador le dijo a su agencia de representación que sólo quería jugar en el Bernabéu. A partir de ahí se puso en marcha una operación que As adelantó el pasado 20 de noviembre y que ha terminado con la joven promesa del fútbol español vestida de blanco.

El caso de Brahim se une a los recientes de Asensio y Ceballos. El caso del balear fue muy parecido. El Barça le tuvo casi atado, no se decidió y después apareció el interés madridista. Cuando tuvo la oferta blanca sobre la mesa, Marco no tuvo dudas: informó a Horacio Gaggioli, su agente, de que sólo quería jugar en el Madrid.

La operación de Dani Ceballos fue diferente, aunque con el mismo final. El Madrid se adelantó al Barcelona y comenzó las conversaciones con el entorno del jugador antes de que comenzase el Europeo Sub-21 de 2017, en el que el utrerano fue MVP. Cuando comenzó a despuntar en el torneo, el Barça quiso torpedear la operación, pero ya era demasiado tarde: Ceballos sólo quería vestir de blanco. Hasta Bartomeu llamó personalmente a Ceballos para convencerle y la oferta económica blaugrana superaba la del Madrid, pero Dani terminó jugando en el Bernabéu.

Brahim, con una cláusula más alta que Isco y Asensio

By | Brahim Díaz, Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, Isco, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Manchester City, Marco Asensio, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid | No Comments

El Madrid cree que Brahim se puede convertir a medio plazo en uno de los mejores jugadores del mundo. De ahí que no tuvieran dudas en hacer un desembolso importante por él (15 millones fijos más cinco en variables) a pesar de que quedaba libre el próximo mes de junio. Y por eso mismo han querido blindarle: su cláusula de rescisión es de 750 millones de euros. Una cifra de crack.

El malagueño ha firmado un contrato que le vincula al Madrid durante lo que queda de temporada y la seis siguientes (hasta junio de 2025). Esa cláusula, inalcanzable para ningún club con el actual Fair Play Financiero, le ata al Bernabéu. Club y jugador demuestran que quieren que la vinculación sea duradera.

Esta cláusula le sitúa por encima de otros jóvenes talentos de la actual plantilla. Isco y Asensio, que renovaron hace poco sus contratos, tienen una cláusula de 700 millones de euros, 50 menos que Brahim. También la de Dani Ceballos, que firmó por el Madrid en el verano de 2017, es inferior: 500 millones.

El club blanco no ha sido el único pretendiente de Brahim. El City intentó renovarle hasta el último momento, mientras que PSG y Juventus se pusieron en contacto con sus agentes para intentar seducirle. No hubo manera: el malagueño siempre afirmó que sólo quería ir al Madrid. En su presentación lo dejó claro. “Sólo hubo tres opciones: jugar en el Madrid, jugar en el Madrid y jugar en el Madrid”. Esa fidelidad la mostró también besando el escudo y, sobre todo, fijando en su contrato una cláusula de rescisión que le convierte en un deseo imposible para ningún club del mundo. Brahim sólo quiere jugar en el Madrid…

Solari no revaloriza al Madrid

By | Álvaro Odriozola, Bale, Casemiro, Dani Carvajal, Dani Ceballos, Equipos, Fútbol, Isco, Jesús Vallejo, Karim Benzema, Keylor Navas, Luka Modric, Marcelo, Marco Asensio, Marcos Llorente, Mariano Díaz, nacho, Real Madrid, Reguilón, Santiago Hernán Solari, Sergio Ramos, Thibaut Courtois, Toni Kroos, Varane | No Comments

Con Solari, el Madrid sigue donde estaba con Lopetegui: a siete puntos del Barcelona en Liga. Su irregular rendimiento deportivo se ha notado en la valoración de la plantilla del Real Madrid en la última actualización del portal especializado Transfermarkt. En comparación con la anterior medición, sólo dos de los hombres de Solari cuestan ahora más, mientras que nueve valen menos y el resto se han mantenido.

Suben: Reguilón y Marcos Llorente

Los dos que han aumentado su tasación han sido canteranos, Sergio Reguilón (de 5 millones a 7,5) y Marcos Llorente (de 12 millones a 15). El lateral, que destacó en la pretemporada, aprovechó los problemas físicos de Marcelo para, ya empezada la temporada, debutar con el primer equipo en partido oficial, gustando mucho y sumando 495 minutos. A Llorente le pasó algo parecido: iniciado el curso, Casemiro se lesionó y, aunque Solari no le puso ni en Balaídos ni en Eibar, luego apostó por él y ahora, pese a verse frenado por la primera lesión de su carrera, se ha convertido en un jugador importante en la plantilla. Entre los dos se han revalorizado en 5,5 millones.

Bajan: Keylor, Ramos, Isco, Asensio, Bale…

Peor les ha ido en este sentido a otros nueve jugadores. Keylor (de 18 a 15) ha pasado de ser titular indiscutible a la alternancia con Lopetegui y, por último, al banquillo con Solari y querer salir; Casilla (de 6 a 3) no se ha estrenado esta temporada; Ramos (de 40 a 30) no termina de alcanzar su nivel; Nacho (de 3 a 30), otro de los que ha pasado por la enfermería, también ha bajado; Vallejo (de 12 a 10), que ha acumulado lesiones, sólo ha jugado 90 minutos; Isco (de 90 a 75) terminó el año en la picota por Solari aunque enero, con la Copa y las lesiones de Asensio y Bale, le abre un hueco; el del balear (de 90 a 80) es un caso similar al del malagueño; Bale (de 90 a 80), nuevamente lesionado, sigue sin hacer de Cristiano; y Mariano (de 22 a 20) fue perdiendo fuelle. El descenso total de valor se ha ido a los 60 millones.

Se mantienen: Courtois, Marcelo, Carvajal, Vinicius…

En un término medio se ha quedado el resto, que no ha visto variada su cotización. Este grupo lo forman tres fichajes, Courtois, Odriozola y Vinicius; y Varane, Marcelo, Carvajal, Casemiro, Kroos, Modric, Ceballos, Valverde, Lucas Vázquez y Benzema.

2019: un año para enmendarse

By | Bale, Deportes, Equipos, Fútbol, Isco, Luka Modric, Marco Asensio, Mariano Díaz, Real Madrid, Varane | No Comments

El inicio del año suele ser tiempo de buenos propósitos. Propósitos de enmienda para disipar nubarrones recientes o crónicos. En el Real Madrid el parón, tras conquistar el Mundial de Clubes, supone un punto de inflexión para algunos miembros de la plantilla que no comenzaron la temporada con su versión más brillante. El jueves, en Villarreal, primera estación para enderezar el rumbo.

Gareth Bale

Al galés se le esperaba y apareció en uno de los momentos decisivos de la temporada. Pero su actuación, hat- trick incluido, en la semifinal del Mundial de Clubes ante un rival de entidad menor no satisface las altas expectativas depositadas en él. Aunque salvando la chilena en Kiev, su final de temporada anterior fue decepcionante, Bale estaba señalado para suceder a Cristiano (salvando las distancias) como estandarte del nuevo Madrid. Pero en el primer tramo de la temporada ha brillado más por apatía que por liderazgo. Solari ha insistido desde su llegada en el protagonismo que debe adquirir en el equipo. En Champions ha cumplido, pero en Liga atravesó una racha de casi tres meses sin marcar que rompió en El Alcoraz. Ser decisivo en partidos espesos como el de Huesca y esquivar las lesiones deben ser sus propósitos para el 2019.

Isco

Isco era otro de los candidatos a figura del nuevo Madrid post-Cristiano. La puerta se le habría para la última plaza del once y encima comenzaba la temporada a las órdenes de su gran valedor Lopetegui. Pero si Solari ha mimado a Bale, Isco se ha encontrado en una situación opuesta con la llegada del argentino al banquillo del Bernabéu. El nuevo técnico ha estado lejos de hacer manifestaciones públicas de aprecio.

Desde el cambio de entrenador, Isco es el 18º jugador de la plantilla blanca en minutos jugados. Solo ha sido titular en el intrascendente partido de Champions contra el CSKA Moscú y en la vuelta de Copa contra el Melilla. Descontando esos dos partidos, apenas ha disputado 134 minutos. Sin mediar lesiones, solo Valverde ha jugado menos de entre los jugadores de campo.

A su precaria situación, el malagueño une el interés de varios grandes de Europa en ficharlo. Como sucediera en el verano de 2017 antes de su renovación, se avecina un posible culebrón Isco, aunque el jugador ha querido desactivar los rumores manifestado su deseo de permanecer en el club blanco: “Claro que quiero continuar en el Madrid para seguir ganando títulos”, decía en una entrevista con Deportes Cuatro durante el parón.

Asensio

Sin llegar al extremo del ostracismo vivido por Isco, el relevo al mando del vestuario tampoco le ha sentado bien al balear. Asensio se autoseñaló al poco de llegada de Solari, cuando durante la concentración de la Selección quiso desentenderse de asumir responsabilidades: “No tengo que tirar del carro, hay jugadores con más estatus”, decía en una entrevista en Vamos.

Fue uno de los damnificados por la debacle en Eibar y, aunque es uno de los que suman más partidos jugados con Solari (once) en el ranking de minutos (561′) desciende hasta la decimotercera posición. Mientras, Lucas Vázquez se ha consolidado como la preferencia del argentino. El gallego (801′) es el cuarto jugador más utilizado por Solari, casi doblando sus cifras con Lopetegui.

Mariano

El delantero ha empezado 2019 con mal pie. Después de dos meses arrastrando diversas lesiones, el Real Madrid anunciaba en Nochevieja que Mariano padecía “una irritación del nervio ciático”, sin especificar plazo de recuperación. El hispanodominicano necesita reivindicarse. Con Lopetegui tuvo pocas oportunidades y con Solari se ha visto lastrado por las lesiones. El equipo, falto de gol, necesita que Mariano exhiba las credenciales que mostró la temporada pasada en Francia (18 goles en la Ligue 1 con el Lyon). Hasta el momento solo ha mojado una vez: contra el Roma en un tanto de preciosa factura pero sin incidencia en el resultado.

Modric

Durante el primer tramo de la temporada, el Balón de Oro ha acusado la fatiga de la intensa recta final de la campaña anterior. Lo reconocía él mismo: “El Mundial me dejó agostado por completo”, afirmó tras recibir el premio The Best de la FIFA en septiembre. El croata ha estado lejos del excelso nivel que le valió para romper una década de duopolio Messi-Cristiano en el palmarés de los premios individuales. El madridismo confía en que su gol en la final del Mundial de Clubes —en una suerte que no suele practicar— fuese un aperitivo de lo que está por venir.

Fuera del terreno de juego el croata también será protagonista. En verano coqueteó con el Inter y desde Italia insisten en que el cortejo nerazurro no se ha desactivado. Modric, que tiene contrato con el club blanco hasta junio de 2020, ha rechazado la primera oferta de renovación que le ha trasladado el Real Madrid.

Varane

Como a Modric, el Mundial le ha pasado factura al campeón del mundo con Francia. Es uno de los señalados del mal desempeño de la zaga. Siete errores de Varane han desembocado en goles del rival, más que en toda la campaña pasada, cuando solo concedió cinco ocasiones en las que el balón acabó en las mallas de Keylor Navas. Al menos, a diferencia de sus compañeros de zaga, las lesiones le han sonreído hasta ahora: solo se ha perdido cuatro encuentros.


2018 tuvo un mal final para ellos: Isco, Asensio, Keylor…

By | Deportes, Equipos, Fútbol, Isco, Keylor Navas, Marcelo, Marco Asensio, Real Madrid | No Comments

2018 ha sido un año de altibajos para el Real Madrid. La Champions volvió a colocar al club en la cima del fútbol europeo, a pesar de caer eliminado en cuartos de la Copa del Rey ante el Leganés y quedarse a 17 puntos del Barcelona en Liga. Tras la marcha de Zinedine Zidane, se originó un nuevo revuelo que ni mucho menos desapareció con la llegada de Julen Lopetegui. Con Solari ‘regresó’ la calma y con el Mundial de Clubes, la alegría. Sin embargo, en el terreno individual, varios futbolistas han involucionado con el paso de los meses y se despiden de 2018 con más pena que gloria.

Isco: de imprescindible al ostracismo

Isco era uno más para Zidane, el comodín, el jugador número 12, el recurso al que siempre recurrir. El malagueño fue titular en la ida ante el PSG, en la eliminatoria ante la Juventus y en el primer duelo frente al Bayern. También en la final de Kiev. Sin embargo, no se terminaba de consolidar como un líder en el terreno de juego. Y él quería ser un número 1.

Todo cambiaba cuando la Selección llamaba a su puerta. Isco no tuvo reparos en reconocerlo públicamente tras el amistoso ante Argentina: “La Selección me da la vida, en el Madrid no tengo continuidad…“. En abril le dio la vuelta a su situación en el Real Madrid. Brilló con el balón, fue capital en el fútbol ofensivo y firmó un 98,7% de acierto en el pase. Así, acabó la temporada rozando el notable.

El fichaje de Lopetegui fue otra inyección de confianza para Isco. El seleccionador, salvavidas en sus peores momentos como madridista, era ahora su entrenador en el club. Además fue de lo más destacado en el pobre Mundial de España. Pero la temporada comenzó y el infortunio volvió a cruzarse en su camino. Una apendicitis frenó su proyección y al jugador le costó volver. Y es entonces cuando llegó Solari…

Isco pasó de ser clave para Lopetegui al ostracismo con el argentino. El actual entrenador del Real Madrid confía ciegamente en el 4-3-3 con Lucas y Bale como extremos y tampoco renuncia a Modric o Kroos en el centro del campo. A pesar de reiterar en repetidas ocasiones que futbolísticamente el ’22’ es de su agrado, apenas le tiene en consideración. Entre tanto, más polémicas: foto en Instagram preguntando si está gordo, pitada en el Bernabéu, enfrentamiento con la grada, renuncia al brazalete

Keylor: de héroe a suplente indiscutible de Courtois

Un año más contra viento y marea, Keylor Navas llegó al mes de mayo y ejerció cómo héroe en la consecución de una nueva Champions. Sin embargo, en verano llegaría al Real Madrid un regalo envenenado. Deseoso de volver con su familia y sin intención alguna de renovar con el Chelsea, Thibaut Courtois aterrizaba en la capital por el módico precio de 35 millones de euros. Un fichaje a todas luces extraordinario -y más tras el Mundial del belga-, pero que acabó con la titularidad de un guardameta constante en el trabajo diario y deseoso de pelear por un puesto.

Lopetegui tuvo tacto en la inevitable transición: le dio los 90 minutos ante Getafe y Girona en las dos primeras jornadas. Keylor, iluso ante la posibilidad de mantener la titularidad, pidió no ir con Costa Rica para que no existiese excusa alguna para quitarle el puesto. Pero antes del parón de selecciones, Courtois se estrenó en la titularidad ante el Leganés.

Aun así, rememorando viejos tiempos, Lopetegui decidió alternar los porteros para las diferentes competiciones. Los tres primeros partidos de la fase de grupos de la Champions fueron para el costarricense. Pero, al igual que sucedió con Isco, todo cambió con la llegada de Solari. El argentino no tiene dudas: es entrenador de un solo portero. Alinear a Keylor ante el Melilla ya fue un mal augurio para el ‘tico’. El fin de semana se terminó por confirmar. Eso sí, Navas ya está acostumbrado a superar baches como blanco…

Asensio: el estrellato exige continuidad

Marco Asensio vive en el filo. Capaz de lo mejor y de lo peor, el 2018 del futbolista mallorquín ha sido un altibajo constante. Un año más se esperaba de él un paso definitivo hacia el estrellato y, de nuevo, ha chocado con la barrera de la constancia. Frío sobre el terreno de juego, el atacante tiene ángel y demonio: o pasa desapercibido o enamora al Bernabéu.

No será por oportunidades. Asensio fue titular en la Supercopa de Europa y en las siete primeras jornadas con Lopetegui. Sin embargo, fue uno de los señalados en los malos resultados y la BBA parece haber pasado a mejor vida. Tampoco fue hábil en una entrevista en #Vamos. Aquel sonado “no soy yo el que tiene que tirar del carro” hizo a muchos cuestionarse su capacidad de liderazgo y su actitud en el día a día.

Con Solari no se termina de asentar en el once y está un peldaño por debajo de Lucas Vázquez. Sí parece ser el primer suplente cuando uno del nuevo tridente falla, aunque en el Mundialito una lesión muscular le ha impedido reclamar el puesto. Su exhibición ante el Melilla hace presagiar que su mejor versión está por llegar. Claro que, para ello, no hay otra solución que la persistencia.

Marcelo: con él, flaqueza defensiva y vendaval ofensivo

Los problemas defensivos del lateral brasileño, permanentes en el paso de los años, se han acentuado más aún con la flaqueza atrás que está mostrando el Real Madrid. Los números, desde luego, no le avalan. Ha jugado 16 partidos en lo que va de temporada: nueve victorias, un empate y seis derrotas.

De hecho, sin contar los dos partidos del Mundialito, el equipo ha encajado más goles (24) que los que ha marcado (23) con el ’12’ en el campo. Las dos goleadas en el torneo mundial camuflan la estadística: pasa a ser 30 goles a favor y 26 en contra.

De todos modos, la segunda mitad de 2018 no ha sido del todo mala en el terreno ofensivo. En octubre, consiguió marcar tres goles hasta que las lesiones le sentaron. En ese tiempo, Reguilón apareció como la esperanza de que el brasileño tenga competencia de garantías años después. Nada más lejos de la realidad, la buena labor desempeñada por el canterano no evita que, una vez recuperado, Marcelo vuelva a la titularidad. Ahora con Pintus trabajando, se espera que vuelva a deslumbrar en el carril izquierdo del Santiago Bernabéu.

Asensio, de baja por una lesión muscular en el recto femoral

By | Clubes fútbol, Competiciones, Deportes, Equipos, FIFA, Fútbol, Kashima Antlers, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marco Asensio, Mundial Clubes, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid | No Comments

El Real Madrid ha hecho oficial el parte médico de Marco Asensio. No ha comunicado el tiempo exacto que estará de baja, aunque ha desvelado que padece una lesión muscular de grado II en el recto femoral derecho.

El veinte blanco, que se lesionó tras regresar de baja ante el Kashima Antlers en la semifinal del Mundial de Clubes, se encuentra pendiente de evolución.

“Tras las pruebas realizadas hoy a nuestro jugador Marco Asensio por los Servicios Médicos del Real Madrid se le ha diagnosticado una lesión muscular de grado II en el recto femoral derecho. Pendiente de evolución”.

Ni Isco ni reconciliación

By | Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marco Asensio, Miguel Ángel Sánchez "Míchel", Organizaciones deportivas, Primera división, Rayo Vallecano, Real Madrid, Santiago Hernán Solari | No Comments

Si se trataba de ganar y llegar al Mundial de Clubes de buen humor, cumplió su misión sin esmero el Madrid. Si se trataba de hacer las paces con el público, se quedó realmente lejos. No jugó Isco, por costumbre, porque es mejor poner a enfríar ese plato y porque a Solari tampoco le apetece disimular que es farolillo rojo. Sí lo hizo Asensio, otro al borde de la ruptura con el Bernabéu. Perdió dos goles, aunque escuchó más aplausos que pitos cuando le relevaron. Y se marchó tocado en un tobillo Benzema, asunto que dispara la máxima alerta en la situación actual. El Rayo se corrigió mucho atrás, pero sin De Tomás no tuvo uñas ni dientes.

Son tantos los antecedentes que incriminan a Benzema que ahora, en su mejor momento desde que llegó al Madrid, pasa un mes sin marcar y se le abre ficha policial. Pero ante el Rayo le quitó el precinto al partido en un clásico del Madrid: marcar antes de jugar. Fue un gol estupendo y capicúa: el francés marcó el camino con un cambio de juego y remató la faena tras envío de Lucas Vázquez, a quien Solari privilegia ya sin disimulo.

Ese gol en medio de un partido adormilado sacó al madridismo de su mal humor. Un partido en el que no comenzó Isco y sí Marco Asensio, sobre el que se investiga en qué momento y circunstancias perdió en su condición de príncipe heredero.

El Rayo había salido encogido, con Embarba de nueve, una defensa casi de cinco y groseros desajustes en su línea de fuera de juego que le costaron ese gol y un mano a mano de Asensio que invalidó un pie de Dimitrievski. En su favor declararon un cabezazo de Velázquez que se fue por milímetros y un corte providencial de Llorente, que volvió a proclamar que el Madrid no puede salir a la calle sin guardaespaldas.

Courtois, otra vez héroe

Con todo, el equipo de Solari no acaba de poner la casa en orden. Modric enseñó su Balón de Oro en los prolegómenos y a la gente le pareció un suceso lejanísimo, porque el jugador que lo ganó lleva meses sin justificarlo más allá de algunos detalles. Uno dejó ante el Rayo, mal abrochado por Asensio. Mejor anduvo Kroos, con más empuje y un buen zurdazo al palo. Pero todo en un clima frío que hizo que el público no le diera importancia al partido y tampoco el Madrid, al que se le pedía más nervio para amigarse con la grada. El Rayo se fue al descanso correcto pero sin rebeldía. Corrió mucho tras el balón y casi nada sin él.

Después le puso más pimienta a la presión durante un rato, pero el vetado De Tomás es infantería, caballería y artillería en el equipo. Michel puso a Bebe, un futbolista con más remate que participación. y dejó un zapatazo sin colocación que rechazó Courtois. Y después a Álex Alegría, el único nueve que le quedaba. Dos pasos adelante de Michel y un paso atrás del Madrid con Ceballos por Asensio. Quedaba la sensación de que había dejado llegar demasiado lejos al Rayo por falta de contundencia arriba. Eso queda de los tiempos de Lopetegui. Luego se lesionó Benzema y entró Vinicius, al que los accidentes y las fobias de Solari acercan mucho a la titularidad. Y el Rayo, en el descuento, tuvo por dos veces el empate. Lo evitó Courtois en un Bernabéu al borde del ataque de nervios.

 

Sin Zidane, de lío en lío

By | Bale, Competiciones, Cristiano Ronaldo, Deportes, Equipos, Fútbol, Isco, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marcelo, Marco Asensio, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Santiago Hernán Solari, Sergio Ramos, Zinedine Zidane | No Comments

Algo parece haberse roto en el Real Madrid, que desde la dimisión de Zidane el pasado 31 de mayo encadena lío tras lío. El último, el enfrentamiento de Isco con una afición con la que vivía un idilio desde que aterrizó en el Bernabéu en 2013. El malagueño, señalado por Solari al descartarle contra el Roma, fue pitado por la grada ante el CSKA después de terminar él mismo una ocasión (el remate se marchó fuera) en vez de pasarle la pelota a Vinicius y explotó dirigiéndose al Fondo Norte al grito de “¿Qué queréis? ¿qué queréis?”. Este roce público se suma al divorcio con su entrenador y a su distanciamiento con los pesos pesados del vestuario. Marcelo evidenció la fría relación al no arroparle tras quedarse en la grada en Roma (“Somos mayores, sabemos lo que tenemos que hacer. Hay que trabajar. No digo que Isco no trabaje pero el fútbol es así. Ver en lo que estás fallando y mejorar”) y al señalarle por no coger el brazalete de capitán contra el CSKA (“Intenté dárselo a Isco, pero dijo que se lo diera a Carvajal, el porqué no lo sé”) cuando el de Arroyo de la Miel le había prometido cedérselo al lateral derecho.

Este enredo es el último de una serie de seísmos que se iniciaron antes incluso de comenzar la temporada. Con Zidane pareció marcharse la armonía ambiental y la estabilidad y se abrió la caja de los nervios. El primer lío en el que se metió el Real Madrid tras la dimisión del francés fue el fichaje de Julen Lopetegui, seleccionador español. A Florentino Pérez no le importó que la Selección estuviera a tres días de estrenarse en el Mundial de Rusia para fichar a su entrenador. Este movimiento del presidente blanco, que contrató a Lopetegui como quinta opción (tocó a Pochettino, Allegri, Klopp, Conte…), acabó con el vasco fuera de la Selección y dejó muy dañada la imagen del club. Este ambiente enrarecido a raíz del fichaje del exseleccionador pareció anunciar una temporada entre sonidos de alarma.

El Madrid ha ido saltando de polémica en polémica: Florentino, en modo ahorro con el objetivo de remodelar el Bernabéu, malvendió a Cristiano (máximo goleador de la historia del club) por 100 millones y debilitó al equipo al no compensar la marcha del portugués con un fichaje de grandes dimensiones; con el fichaje de Courtois apareció de nuevo el debate de la portería; Lopetegui alimentó el caso Vinicius, fichado por 45 millones, al ‘mandarlo’ al Castilla y no darle minutos; el recado de Kroos a Julen (“Yo no soy un Casemiro”); Bale y sus misteriosas “fatigas musculares”; el despido de Lopetegui después de una larga agonía; el “no” de Conte y el ascenso de Solari (primero provisional y después, con contrato hasta 2021); el “no soy yo quien tiene que tirar del carro” de Marco Asensio”, las revelaciones de Football Leaks sobre Sergio Ramos, los tirones de orejas de Ramos a Casemiro (el brasileño hizo autocrítica a pie de campo tras la dura derrota en el Camp Nou y el capitán le respondió: “Es inoportuno opinar de esa manera, no hay que señalar a nadie”) y de Marcelo a Isco…

Crisis del Real Madrid en el campo

Convulsiones que se han trasladado al césped, donde el Madrid es incapaz de mantener una dinámica positiva. El equipo blanco, primero con Lopetegui y después con Solari, colecciona borrones históricos en Liga y Champions. El Atlético le derrotó en la Supercopa de Europa, un tropiezo que pareció un accidente gracias un inicio de Liga ilusionante. Pero la realidad golpeó al equipo, que se ahogó en una crisis de gol histórica (481 minutos sin marcar) y tocó fondo con derrotas estrepitosas ante el Sevilla (3-0), el CSKA (1-0), el Alavés (1-0), el Levante (1-2), el Barça (5-1). La era Solari comenzó mejorando los resultados pero en las últimas semanas el argentino, con contrato hasta 2021, ha bajado su nota media con un partido que ganó de milagro al colista, el Huesca, y dos patinazos históricos: 3-0 en Ipurua contra el Eibar y 0-3 en casa ante el CSKA (la peor derrota blanca en el Bernabéu en competiciones europeas).

Algo parece haberse roto en el Madrid, pero Solari tiene tiempo de recomponerlo. El equipo está clasificado para octavos de la Champions como primero de grupo, cuarto en la Liga a cinco puntos del Barça, líder, con 23 jornadas aún por disputarse y en octavos de Copa. Hoy se somete al examen del Rayo y al juicio del Bernabéu antes de marcharse a intentar revalidar el Mundial de Clubes. Un título que podría ser un calmante ante tantas crisis…

Solari no se guía por nombres

By | Competiciones, Dani Ceballos, Deportes, Equipos, Fútbol, Isco, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Lucas Vázquez, Marco Asensio, Marcos Llorente, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid | No Comments

Con Solari no hay vacas sagradas. En menos de mes y medio desde que asumió el cargo de entrenador del primer equipo del Real Madrid, el técnico argentino ha dejado claro que, en sus decisiones, los méritos pesan más que el nombre. Isco ha sido el mayor damnificado por la llegada de Solari, pero no el único. Asensio también ha perdido protagonismo por decisión técnica.

En el polo opuesto, Marcos Llorente —lesión de Casemiro mediante—, Lucas Vázquez y Ceballos se encuentran en los beneficiados. Además, en la zaga, la plaga de lesiones ha aumentado el protagonismo de Odriozola y Reguilón y Solari ha tomado otra decisión drástica en la portería: Courtois se ha impuesto definitivamente a Keylor tanto en Liga como en Champions. El costarricense ni siquiera tuvo su oportunidad en el intrascendente partido de Champions contra el CSKA.

Mención aparte merece Bale. El técnico argentino ha dado a entender en rueda de prensa que tiene que tomar los galones del equipo y eso, aunque sus actuaciones no siempre hayan sido notables, se está traduciendo en minutos para Bale. El galés ya ha jugado tres partidos completos, uno más que con Lopetegui.

Del teórico once titular que, tras la salida de Cristiano Ronaldo, cualquiera hubiese recitado a principio de temporada, Isco está siendo el gran damnificado por el cambio de entrenador. Con Lopetegui gozaba de absoluta confianza. Como seleccionador ya lo tuvo en la Sub-21 y en la absoluta y en el Madrid renovó su crédito. Aunque el de Asteasu le sustituyó en seis partidos, solo la inoportuna apendicitis redujo su participación a apenas la mitad de los minutos (51,4%). Con Solari el malagueño ha caído en desgracia: solo ha jugado siete de los nueve partidos de Liga y Champions completando apenas el 26,7% de los minutos posibles, la mitad de presencia que con Lopetegui. Y eso que sus números mejoran gracias al partido completo contra el CSKA.

El otro gran perdedor del relevo en el banquillo ha sido Asensio. El mallorquín estaba llamado a ser el jugador número doce de la plantilla. Con Lopetegui asumió el rol: fue titular en diez partidos (completó siete de ellos) y disputó el 72,1% de los minutos, el octavo que más de la plantilla. Desde noviembre Marco Asensio ha pasado a ser un jugador del montón: disputa poco más del 40% de los minutos de Liga y Champions: el 14º de la plantilla. Y como Asensio, ese dato está ‘maquillado’ por su participación contra el CSKA.  Ni su destacada actuación en la vuelta de Copa contra el Melilla (dos goles y una asistencia) le abrió las puertas de la titularidad en Huesca, donde jugó 13 minutos. 

Marcos Llorente, Lucas Vázquez y Ceballos, los recuperados

Marcos Llorente y Ceballos parecían ser dos piezas incompatibles con Lopetegui. Ceballos se había instalado como recambio natural de Casemiro y Llorente había quedado como el recambio del recambio. Las lesiones han resultado oportunas para el canterano blanco: primero la de Casemiro y luego la de Kroos le catapultaron desde la grada directamente a la titularidad con sólidas actuaciones en Roma, contra el Valencia y en Huesca. Obviando la Copa, ha jugado en esos tres partidos más minutos que desde febrero hasta su resurgimiento.

Con sus altibajos, Ceballos también ha adquirido, en menor medida, protagonismo con Solari, aunque, como Llorente, beneficiado por las lesiones. Ha sido la solución a la ausencia de Casemiro hasta que la lesión de Kroos ha dejado un segundo espacio para la irrupción de Llorente. Ceballos, reservado en el último compromiso de Champions, ha disputado con Solari el 54% de los minutos por el 40,9% con Lopetegui. 

El tercer recuperado para la causa es Lucas Vázquez. Si Isco es el mayor damnificado, el gallego es el principal beneficiado por el cambio de entrenador. La primera opción de Solari para ocupar la plaza del defenestrado Isco fue Asensio, pero pronto desdeñó esa opción en favor de Lucas Vázquez. Confió en él en Vigo, en Ipurua recuperó la apuesta por Asensio y el argentino acabó volviendo sobre sus pasos recuperando a Lucas para la causa contra el Valencia (marcó el 2-0 que sentenció el partido) y en Huesca.

Valverde y Vinícius asoman más

El fondo de banquillo también se ha visto afectado por la llegada de Solari. Dejando a un lado casos explicados por los condicionantes de las lesiones (Reguilón o Mariano), Valverde y Vinícius también gozan de más minutos con el argentino, a pesar de continuar en el vagón de cola. Con Lopetegui, la participación del brasileño fue más que testimonial: dos minutos en el derbi contra el Atlético y diez contra el Alavés. Solari, que ya le dio confianza en el Castilla, le ha dado dos cuartos de hora en Liga (Valladolid y Eibar) le ha hecho debutar en Champions y le dio su primer partido completo este miércoles contra el CSKA: .

Caso parecido vive el uruguayo. También conocido de Solari en su etapa en el Castilla (2016-2017), con el anterior responsable del equipo blanco jugó 36 minutos en Plzen. El nuevo inquilino del banquillo del Bernabéu le está dando más cancha: ha jugado los dos últimos de Liga y en Roma y contra el CSKA en el Bernabéu en Champions, además de 135′ en esa Copa tradicionalmente reservada para los menos habituales.


Cristiano: “Es el mejor grupo en el que he jugado, en otros sitios alguien se siente más grande”

By | Bale, Competiciones, Cristiano Ronaldo, Deportes, Deportistas, Equipos, FC Barcelona, Fútbol, James Rodríguez, Juventus, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Lionel Messi, Marcelo, Marco Asensio, Mario Mandžukic, Mercado fichajes, Organizaciones deportivas, Paulo Dybala, Primera división, Real Madrid, Sami Khedira, Serie A | No Comments

Cristiano Ronaldo concedió una entrevista a La Gazzetta dello Sport en la que habla de su nueva vida en la Juventus. El jugador portugués lo comparó con su antiguo equipo, el Real Madrid, al que no dejó en muy buen lugar al reconocer que su actual club demuestra más unión. Cuando le preguntaron si algún futbolista impresiona más que otro dijo que a diferencia de lo que ocurre en otros equipos, aquí nadie se cree por encima del resto: “No es justo mencionar solo a algunos, pero puedo decir que este es el mejor grupo en el que he jugado. Aquí somos un equipo. En otros lugares, alguien se siente más grande que los demás, pero aquí están todos en la misma línea, son humildes y quieren ganar. Si Dybala o Mandzukic no marcan, todavía siguen felices y sonríen. Es bonito y percibo la diferencia. En Madrid son humildes pero aquí siento que lo son más. Es muy diferente de Madrid, esto es una familia”.

Sobre la posibilidad de cruzarse con el equipo blanco en la próxima ronda de la Liga de Campeones, dejó claro que se esforzaría al máximo y olvidaría sus antiguos colores: “Me da lo mismo. El pasado ya pasó, ahora quiero ganar con la Juventus. Tengo que defender estos colores y el resto no cuenta. Si jugara contra el Real Madrid trataría de dar lo mejor de mí”.

Por otra parte, llama la atención que cerró las puertas a todos los excompañeros del Real Madrid que han sonado para la Juventus salvo a su amigo Marcelo: “Veo que escriben sobre James, Bale, Asensio… pero para ser honesto, la Juventus no necesita otros jugadores. Debes hablar con el presidente. En el futuro, no lo sé. Marcelo es fuerte. Abrimos las puertas a buenos jugadores y Marcelo es uno de ellos”.

El periodista del medio italiano le preguntó por las continuas apuestas que hacen los jugadores durante los entrenamientos, en las que se juegan desde dinero hasta botellas de vino. Al parecer, Cristiano gana la mayoría de las veces: “Nunca hago apuestas con Allegri en los entrenamientos. Las hago con Dybala, Mandzukic, Khedira y en el 99% de los casos gano, quizá unos pocos euros o una botella de vino. En el vestuario tengo una colección con tres botellas y 200-300 euros”.

Finalmente, habló sobre su rivalidad con Leo Messi. No le resulta raro la idea de que ya no compiten directamente en la misma liga, aunque piensa que el argentino del Barcelona le echará más de menos que él: “No extraño a Messi. Jugué en Inglaterra, España, Italia, Portugal y en la selección mientras él todavía sigue en España. Tal vez él me necesite más. Para mí, la vida es un desafío, me gusta y me gusta hacer felices a las personas. Me gustaría que viniera a Italia algún día. Que aceptase el reto, como yo. Sin embargo, si él es feliz allí, lo respeto. Es un jugador fantástico y un buen tipo pero no me pierdo nada aquí. Esta es mi nueva vida y soy feliz”.

Bale tiene tres problemas

By | Bale, Deportes, Equipos, Fútbol, Isco, Marco Asensio, Real Madrid, Vinícius Júnior | No Comments

“No hay indiscutibles”, repite una y otra vez Solari ante los micrófonos. Especialmente, para defenderse en el Caso Isco. Una justificación que ahora tendrá que demostrar con Gareth Bale. El 6-1 en la vuelta ante el Melilla sirvió para que Isco y Asensio, dos de los jugadores discutidos durante la etapa del argentina, marcaran goles a pares. A la fiesta se unió Vinicius, un futbolista que conecta con el Bernabéu… y con el palco del Bernabéu. Tres problemas para Bale, cuya titularidad es cada vez más resbaladiza. Mientras le aprietan, el galés vive su peor racha goleadora en Liga desde que llegó al Madrid.

Isco es un viejo conocido de Bale en lo que a pelear por un puesto se refiere. Le adelantó en el tramo final de la 2016-17 en el que el malagueño terminó siendo el titular en Cardiff, en la Duodécima. También un año después en Kiev ante el Liverpool, en la Decimotercera. Ahora, aunque Solari está aún pendiente de concederle a Isco el indulto, el 22 madridista empezó a pedirlo ofreciendo sonrisas en el trámite ante el Melilla. También golazos, como el primero suyo. “Un gol de esos que justifica el gastarse la pasta para ir al Bernabéu”, así lo narraba Antonio Romero en Carrusel Deportivo. 

Asensio es otro problema para Bale. La BBA (Bale-Benzema-Asensio) desplaza al balear a la izquierda pero sigue demostrando que, donde está más cómodo, es en la banda derecha. El carril del galés. A Asensio le gusta entrar de derecha para golpear con la precisión de su zurda. Así fue su primer gol al Melilla. Un doblete que reconduce el debate sobre el rendimiento de Asensio a si debería dársele una oportunidad en su hábitat natural.

El tercero en introducirse en escena es Vinicius. Pecado de Lopetegui, agitador del Madrid que empezó a salir de la crisis con Solari y suplente perpetuo en las últimas semanas. El Melilla, como en la ida, fue su petición pública de minutos. Al brasileño no le importa entrar por la banda izquierda, lo que dejaría la contraria para Asensio. Tienen química. “Siempre que participo, Marco quiere que entre en juego”, explicaba el brasileño ayer. También la tiene con Benzema…

Un 6-1 que congestiona el ataque de jugadores al alza. “Me siento feliz por Isco, por Asensio, por Vinicius…”, admitía Solari. Ceballos hablaba de que los titulares tienen que “apretar el culo”. El domingo, en Huesca, Solari tendrá que confrontar su filosofía pública, la de que no hay titulares por decreto, con el empuje de Isco, Asensio, Vinicius y las molestias físicas de Bale, que le impiden entrenar… aunque no haya parte médico oficial que indique lesión alguna. 

Los fichajes, en Valdebebas

By | Comunidad de Madrid, Deportes, Equipos, España, Fútbol, Isco, Madrid, Marco Asensio, Mariano Díaz, Real Madrid, Reguilón, Valdebebas | No Comments

Los fichajes están en Valdebebas

Solari asegura que no pedirá nada en enero. Los refuerzos los tiene delante: recuperar a Isco, enchufar a Asensio, mantener involucrado a Marcos Llorente, encontrarle minutos a Reguilón, reenganchar a Mariano

Solari se inhibe en materia de fichajes. ¿Pedirá algún refuerzo en el mercado de enero?, le preguntaron en la previa del Melilla. “No están en mi esfera de competencia…”, fue la respuesta del argentino. El club es partidario de que, de acometer fichajes faraónicos, sea ya en verano. El primero podría ser Hazard. Pero antes está la ventana de contrataciones de invierno. Un periodo para el que negocia más fichajes de futuro (el de Brahim, del Manchester City) pero ya tiene los refuerzos en casa, en forma de futbolistas ahora mismo fuera de la órbita de la titularidad, a los que puede enganchar a la locomotora madridista para pelear Liga, Copa y Champions.

Isco

El gran quebradero de cabeza de Solari. Una situación insostenible, por ambas partes, que el argentino y el malagueño tendrán que terminar limando. Recuperar un futbolista del calibre del malagueño es un plus. Por su aportación sobre el campo y por evitarle tentaciones de hacer la maleta. “Son 24 en la plantilla y sólo puedo poner once, es una cuestión matemática, no futbolística”, se excusa el nuevo técnico madridista para sentar a Isco, pero eso no explica que en siete partidos aún no haya sido titular. En forma, algo aún por ver dadas las dudas que arroja su estado físico, su presencia es desequilibrante (20 goles entre sus dos últimas temporadas completas).

Asensio

Aunque se resistió públicamente a cargar con la responsabilidad de llevar a hombros al equipo durante la crisis, ahora que la tormenta ha amainado, le toca recuperar una mejor versión. Porque Lucas Vázquez le ha adelantado, en goles e intensidad. Un gol en Liga y ninguno en Champions para un futbolista, el balear, que suele ver portería con asiduidad… Solari tiene la misión de enchufarlo para la segunda mitad, lo que peor se le da a Asensio. De sus 11 goles en la 2017-18, sólo cuatro llegaron en 2018…

Marcos Llorente

“Ha estado a la altura de dos grandes partidos como los del Roma y el Valencia”, fue la bendición de Solari tras el 2-0 a los che. En la previa del Melilla, preguntado sobre si el canterano estará en igualdad de condiciones cuando regrese el lesionado Casemiro, el argentino se limitó a encogerse de hombros. “No hay indiscutibles”, fue su respuesta. Llorente, de linaje madridista, es el ancla que puede permitir al Madrid sobrevivir a una ausencia de Casemiro y no ahogarse como en Ipurua. Incluso ser alternativa en los picos de baja forma del brasileño, que los hay.

Reguilón

Pide minutos y se los gana cada vez que Marcelo no puede jugar por lesión. El último Coentrao no aportaba y Theo, el año pasado, era de todo menos consistente. Reguilón es todo lo contrario, no se está notando que es su primer año con los mayores. Marcelo (ya tiene 30 años y acumula 12 en la élite) podrá rotar y llegar a abril y mayo sin obligar a Solari, como le pasaba a Zidane, a tener que recurrir a soluciones como Nacho de ‘tres’. “A veces no miramos tanto como deberíamos a la cantera”, dijo Solari tras el Valencia. Con Reguilón tiene una oportunidad pintiparada para corregirlo.

Mariano

Vino porque le gustaba a Lopetegui y no coincidió con Solari en La Fábrica. Sólo un gol, un golazo al Roma, en 412 minutos. Viene de una lesión de tobillo y ahora Benzema sí que no admite competencia. El galo se ha puesto el mono de trabajo. Pero quedan seis meses de competición y Mariano hizo 21 goles el año pasado en Lyon. En este Real Madrid post Cristiano, con tantos goles a cubrir, en algún momento se le va a necesitar…

Solari mete a Isco y Asensio en el furgón de cola de la plantilla

By | Deportes, Equipos, Fútbol, Isco, Julen Lopetegui, Marco Asensio, Real Madrid, Santiago Hernán Solari | No Comments

La llegada de Solari al banquillo del Real Madrid ha puesto en el ojo del huracán a Isco y Asensio. El cambio de entrenador siempre supone un revuelo en todo vestuario: los menos utilizados ven una oportunidad de revertir su situación y los habituales tienen que mantener o aumentar sus prestaciones para seguir contentando al nuevo entrenador y no convertirse en suplentes. Esto último es lo que ha ocurrido con el malagueño y el balear, importantes para Lopetegui hasta su salida, que han visto disminuido el porcentaje de participación en el juego.

Especialmente sensible es la situación de Isco, que se ha visto involucrado en varias polémicas desde que el técnico argentino ocupó el puesto que dejó Julen Lopetegui tras su destitución. El malagueño ha pasado de jugar el 47% de los minutos con el técnico vasco, contando el mes de baja debido a una apendicitis que frenó en seco el gran rendimiento que estaba mostrando, a disputar sólo el 13%.

Desde que Solari se hizo con el cargo de entrenador, Isco no ha sido titular en el Real Madrid. De los 7 partidos que lleva dirigidos el técnico argentino en 3 no ha jugado ni un sólo minuto (descartado frente al Roma en Champions, no convocado para el partido copero ante el Melilla y suplente en el encuentro liguero en Vigo). Y en los partidos en los que ha contado con minutos, el malagueño se ha mostrado apático en el juego y no ha tenido gran incidencia en el resultado. De hecho el equipo blanco sólo cambió el signo del encuentro desde su entrada al campo en el enfrentamiento liguero ante el Valladolid (entró en el 55′ y el Madrid consiguió vencer al equipo vallisoletano con goles en el minuto 82 y 87). 

Esto contrasta con la importancia que tenía el malagueño con Lopetegui. Isco fue titular en 7 de los 13 partidos que dirigió el vasco, teniendo en cuenta que se perdió cuatro de ellos por la apendicitis que sufrió en el mes de septiembre. Un dato a destacar es que el malagueño ha metido sus dos goles de la temporada durante la estancia de Lopetegui en el Real Madrid.

El caso de Marco Asensio es muy similar al de Isco. El balear, que también ha tenido su ración de polémica desde que Solari ocupa el banquillo blanco, ha visto reducida su participación en el terreno de juego a un 44% de los minutos totales. Sus minutos han bajado 30 puntos porcentuales con respecto al peso que le daba Lopetegui durante su estancia en el banquillo blanco, ya que el balear disputó el 75,75% de los minutos con el técnico guipuzcoano. 

Asensio, en diferencia con el caso Isco, sí ha contado como titular en tres ocasiones para Solari. Fue ante el Celta de Vigo y Eibar en Liga y frente al Melilla en el duelo copero, donde metió uno de sus dos goles de la temporada. Sin embargo, su participación en Champions se ha visto limitada a 6′ en el partido contra el Roma (no jugó ni un minuto en la visita al Viktoria Pilsen. Cabe destacar que en ninguno de los tres partidos como titular, el balear se libró de ser sustituido por el técnico argentino, mientras que con Lopetegui, Asensio jugó los 90 minutos de 7 de los 13 encuentros que dirigió el entrenador vasco y sólo fue suplente en tres ocasiones.

El trámite copero servirá para que ambos jugadores aumenten sus porcentajes de minutos, ya que es más que probable que sean de la partida desde el inicio en el partido de vuelta ante el Melilla. En las manos de Isco y Asensio está revertir esta complicada situación y ganarse la confianza de Solari para volver a ser importantes en el Real Madrid.

El Madrid vuelve a casa un mes después: así ha cambiado

By | Deportes, Equipos, Fútbol, Isco, Marco Asensio, Real Madrid, Santiago Hernán Solari | No Comments

El Madrid volverá a jugar en el Bernabéu casi un mes después. El último encuentro de los blancos en su estadio fue el pasado 3 de noviembre contra el Valladolid (2-0). Este sábado recibe al Valencia (20:45 horas) y muchas cosas han cambiado desde aquel duelo frente a los vallisoletanos.

Solari

En aquel partido, el único que ha dirigido Solari en el Bernabéu como técnico del primer equipo, el argentino aún era provisional. Estaba en pleno proceso de prueba. El Madrid venía de ganar al Melilla en Copa (0-4) y afrontaba tres partidos (Valladolid, Plzen y Celta) que iban a decidir el futuro del entrenador. Ahora Solari regresa ratificado, sin la etiqueta de provisional y con un contrato por dos temporadas y media (hasta 2021). Ante el Valladolid tenía la presión de saber que una derrota le podía condenar, pero ahora llega con la responsabilidad de demostrar a la afición que de verdad está preparado para asumir la responsabilidad que le han dado.

Marcos Llorente

Hace un mes, la decisión sobre Marcos Llorente era clara: debía salir cedido en el mercado de invierno. El canterano, aunque había jugado ante el Melilla, no contaba ni para entrar en las convocatorias de Solari cuando llegaban los partidos importantes. Sin embargo, la lesión de Casemiro y el descalabro de Ipurua han cambiado radicalmente su situación. Ahora llega tras completar un gran encuentro contra el Roma y apunta también a titular frente al Valencia.

Isco

Todos los focos le apuntarán después de ver desde la grada por decisión técnica el partido de Champions contra el Roma. Ante el Valladolid fue suplente (jugó 34 minutos) y venía de no ir convocado ante el Melilla, pero no se intuía lo que estaba por venir. El malagueño venía de superar una apendicitis y la decisión de Solari parecía más por una cuestión de ritmo de competición. Sin embargo, el nuevo técnico no cuenta con él hasta el momento y todavía no ha sido titular. Después de quedarse sin convocar en Champions, podría volver a ver desde la grada el encuentro ante el Valencia en Liga…

La defensa

La línea defensiva ha cambiado casi por completo. Sólo Ramos se mantiene. Contra el Valladolid jugaron Odriozola, Nacho, Ramos y Reguilón. Excepto el capitán, los otros tres han caído lesionados. A cambio, Solari ha recuperado a tres teóricos titulares que entonces estaban en la enfermería: Carvajal, Varane y Marcelo. Aquella defensa encadenó tres encuentros consecutivos sin encajar gol (Melilla, Valladolid y Plzen). La línea defensiva que actuará ante el Valencia fracasó en Eibar (3-0) pero dejó la portería a cero contra el Roma. Frente al Valencia tendrán una prueba de fuego para demostrar su fiabilidad.

Asensio

Asensio fue titular en aquel encuentro contra el Valladolid. Venía de realizar un buen encuentro en Copa, con gol incluido. Benzema y el balear fueron los dos únicos futbolistas de ataque que fueron titulares en los dos primeros encuentros de Solari. El entrenador argentino comenzó su andadura en el banquillo blanco con plena confianza en Asensio, pero con el paso de los partidos Lucas Vázquez le ha ganado el sitio. El balear tuvo la ocasión de reivindicarse ante el Eibar, aunque no lo aprovechó. Ahora apunta a que Lucas volverá a ser titular ante el Valencia. Asensio, en caso de ser suplente, tendrá que aprovechar los minutos que tenga en la segunda mitad para reivindicarse…

Asensio sí sabe tirar del carro

By | Deportes, Equipos, España, Fútbol, Marco Asensio, Real Madrid, Valencia CF | No Comments

El pasado 13 de noviembre, Asensio hizo unas declaraciones que han levantado polvareda entre el madridismo: “Yo no tengo que tirar del carro en el equipo. Hay otros jugadores que llevan más años en el club, más experimentados y que tienen un estatus mayor al mío”. El encuentro de este sábado será la primera ocasión en la que el mallorquín se enfrentará al plebiscito del Bernabéu desde aquellas palabras. Sin embargo, el rival de mañana, el Valencia, trae buenos recuerdos a Asensio y podría ser una víctima propicia para reivindicarse. La última visita de los hombres de Marcelino al coliseo blanco fue uno de los mejores partidos que ha disputado el mallorquín con la camiseta blanca. El encuentro correspondiente a la segunda jornada de la Liga 2017-18 se disputó el 27 de agosto del año pasado. Asensio fue el mejor del partido al marcar los dos goles del Madrid. El resultado final fue de 2-2. El malloquín abrió y cerró el marcador.

Esta temporada sólo ha marcado dos goles (uno en Liga y otro en Copa) en 19 partidos. Su único tanto liguero se remonta a la quinta jornada, en la victoria por 1-0 ante el Espanyol en el Bernabéu. Desde la llegada de Solari, Asensio sólo ha sido titular en tres de los seis partidos que lleva dirigidos el argentino (Melilla, Eibar y Valladolid), ha sido suplente en dos (Celta y Roma) y no jugó ningún minuto ante el Viktoria Plzen. En todo lo que va de temporada, acumula 1.164 minutos y el el noveno jugador de la plantilla blanca que más ha jugado.

El laberinto de Solari

By | Bale, Champions League, Competiciones, Deportes, Equipos, Fútbol, Isco, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marco Asensio, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Santiago Hernán Solari | No Comments

La derrota de Eibar ha esfumado el efecto Solari, que parece ahora más provisional que antes de firmar hasta 2021. El Madrid vuelve a estar en crisis y el técnico obligado a tomar decisiones drásticas… empezando por el partido de Roma

Bale en el foco.

Bale ha contado con la protección de Solari. Titular en cuatro de los cinco partidos con el argentino (faltó en Melilla), ante el Eibar perdió 21 balones y sólo recuperó uno. Remató dos veces, una de falta. Pero estuvo en el campo los 90 minutos. Los toques del técnico argentino (“quiero que aparezca todos los días”, “tiene que comerse el escenario”) parecen más de cara a la galería. Sólo Zidane se atrevió a sentarlo.

Asensio no arranca.

El otro gran señalado. En Eibar fue el que menos pases dio del once titular (21, sólo 16 buenos). En los días previos dijo: “No soy quien tiene que tirar del carro, hay otros con más estatus”. Solari le volvió a dar la titularidad tras dos partidos y el balear dejó patente que no es el mismo sin nadie que le apriete por el puesto. Lucas espera… 

Sin Casemiro.

No volverá hasta mediados de diciembre por un esguince de tobillo. La de Ceballos en Ipurua fue una extraña solución. Recuperó 9 balones, pero fue superado una y otra vez (sólo ganó el 30% de sus duelos). El sustituto natural del brasileño es Marcos Llorente y lo dejó fuera de la lista, o Valverde, en el banquillo. Debe apostar por ellos.

Plantilla debilitada.

Solari podría escudarse en que la plantilla se ha ido debilitando en las últimas temporadas por la pretensión de Florentino de ahorrar para la remodelación del estadio. Tras el 5-1 del Clásico y antes de la destitución de Lopetegui, una encuesta en As.com reflejó que el 86% de la afición culpaba de la crisis al presidente antes que al técnico vasco. 

Los datos.

Desde 2014 el Madrid invirtió 434M€ menos que el Barça en fichajes. Su balance en ese tiempo es de -9,7M€, mientras que en el Barça es de -400M€ y en el Atlético de -141M€. Se han ido Cristiano, Pepe, James, Morata o Kovacic sin que el club haga amago de reemplazarlos por futbolistas del mismo rango.

El caso Isco.

Suplente en sus cinco partidos. Con Lopetegui, Isco jugó el 50% de los minutos (el 13º más utilizado), pero fue titular en los partidos importantes (Supercopa de Europa, Roma, Barcelona…). Con Solari, Isco ha jugado el 11% y ocupa el lugar 18.

Sangría atrás.

19 goles en contra en Liga (la peor cifra en 10 años). Solari también debe convencer a sus jugadores para emplearse atrás. En los dos últimos partidos ante Celta y Eibar su Madrid ha encajado cinco tantos. Su mensaje de echarle coj… no ha calado.

Vuelta al Madrid en ruinas

By | Bale, Competiciones, Dani Ceballos, Deportes, Equipos, Fútbol, Isco, José Luis Mendilibar, Karim Benzema, La Liga, Liga Santander, Ligas fútbol, Marco Asensio, Organizaciones deportivas, Primera división, Real Madrid, Santiago Hernán Solari, SD Eibar, Thibaut Courtois | No Comments

Un mes ha durado el efecto Solari, que ha dado para mejorar el contrato del técnico y engañar al tiempo, pero no para redimir al equipo. El Madrid aprendió a ganar, pero no aprendió a jugar. Aceptó el paliativo de cuatro triunfos, agrandados por el pinchazo del Barça ante el Betis. Y aquello dio para confundir un analgésico con una terapia. Pero la victoria sin progresos tiene las patas muy cortas. El baile del Eibar en Ipurua levantó de nuevo las faldas al equipo, que firmó uno de los peores partidos en años, mucho peor que el peor de la era Lopetegui. Courtois evitó un sonrojo mayor ante un Eibar espectacular y Ramos, Varane, Bale y Asensio, fundamentalmente, tendrán que volver a juicio.

El partido fue un calvario para el Madrid y un regalo para Tebas. O un premio a su política de igualdad, que ha mejorado las condiciones de vida de la clase media de LaLiga. Probablemente nunca estuvo el Eibar más cerca del Madrid. Y cuélguese esa medalla también Mendilibar, que presentó un equipo vigoroso, bien organizado pero también valiente y decidido, con futbolistas que merecerían aparecer más arriba en los títulos de créditos de esta Liga.

Uno de ellos, Kike García, un delantero con una multioferta ofensiva: aguanta la pelota, es generoso en el desmarque y no desmerece en el remate. Otro, Cucurella, un lateral de tan larga distancia que aquí vale como extremo. Le dio la mañana a Odriozola, desasistido por Bale, que se desviste mucho atrás, y a Carvajal. Lucieron ellos, pero lució también el grupo. La presión elevadísima, feroz, cursó al Madrid una invitación al juego en largo, que no es su palo. Ahí, en los balones divididos y las segundas jugadas, el Eibar está algunos cursos por delante. Así que el equipo de Mendilibar empezó a ganar el partido sin la pelota. Y a perderlo el Madrid, que incomodó menos en su presión y que, sin Casemiro, quedó a la intemperie en las contras. En un mal saqué de córner se vio tres contra cinco. Un repliege a la buena de Dios. La cosa acabó en gol de Escalante, tras pasar durante un minuto por manos del VAR, por un posible fuera de juego de Cucurella que no existió.

Antes, el palo había devuelto una volea de Kike, desviada por un dedo de Courtois. Esos palos que en la era Lopetegui pegaba el Madrid. Esos detalles que acabaron derivando en septicemia, de la que no ha podido escapar.

Un desastre general

Ni antes ni después del gol tuvo autoridad en el partido el Madrid. A Ceballos se le hizo grande el campo, Kroos ofreció una dirección subterránea e inapreciable, Modric quiso más que pudo, Marcelo restringió mucho sus subidas, Bale sigue en Gales, Varane, en Babia, y Asensio, buscando un carro sin asidero. Sólo a Benzema debe reconocérsele la enmienda, aunque no dio para todo.

Un Madrid caótico, horrible delante y detrás, desastroso, en definitiva, que comenzó a perder la esperanza en el segundo gol, en un robo del magnífico Cucurella a Odriozola (que se rompió) del que sacó provechó Enrich, y en el tercero, también preparado por el canterano del Barça y culminado por Kike. Entre un gol y otro y después, al Madrid en ruinas sólo le defendió de un ridículo para la historia Courtois, heroico en una mañana sin héroes.

Para entonces habían entrado ya Isco y Vinicius como meros observadores de la paliza de un Eibar que comenzó bien y fue a mejor, sin ceder al recato que dan los goles a favor. El Madrid toleró su festín.