Noticias

Óliver podría ser el perjudicado si Simeone mantiene el 4-3-3

By 12 octubre, 2015 No Comments

El Cholo, entre su habitual 4-4-2 y un plantel diseñado para jugar con tres puntas

El grupo rojiblanco tiene esta temporada cinco delanteros natos (Jackson, Fernando Torres, Vietto, Correa y Griezmann) y otro futbolista de perfil evidentemente ofensivo (Carrasco), lo que invita a utilizar al menos la mitad de ellos. Si se hace con el 4-4-2, tal y como viene sucediendo, uno se retrasa para partir como interior y pierde llegada a portería: Correa y Griezmann han sido los elegidos en ese sentido.

Jugar con tres arriba, lógicamente, implicaría jugar con tres en el medio. En ese sentido el gran perjudicado podría ser Óliver Torres, toda vez que Koke se antoja fijo ya recuperado y que Gabi y Tiago no se caen de la alineación. Saúl, además, se perfila como gran alternativa para los mediocentros a la espera de que Kranevitter aterrice en enero. Thomas, en ese sentido, está por detrás de unos y otros: aún no se ha estrenado en lo que va de campaña.

Óliver ha participado en los nueve partidos oficiales disputados hasta ahora, siete de ellos como titular, pero ni ha llegado a completar 90 minutos ni ha convencido con su rendimiento más allá de momentos puntuales entre los que destaca el primer tiempo del Pizjuán.

Obligado a partir desde la banda en el esquema habitual, el canterano no se encuentra cómodo tan pendiente defensivamente de ayudar al lateral como ofensivamente de colaborar en la creación. Puede que creciera jugando justo por detrás de un punta, pero eso exigiría un 4-2-3-1 para el que también hay mimbres, pero que de momento no parece contar con las simpatías del cuerpo técnico.

Leave a Reply