Noticias

Según Sport, Luis Enrique fogueará el once de gala en Córdoba

By 1 mayo, 2015 No Comments

Menos rotaciones para coger ritmo de juego

Con solo ocho partidos por delante, el cuerpo técnico considera que ha llegado el momento de no reservar nada

Alba, Piqué, Iniesta y Rakitic recuperarán la titularidad frente al Córdoba tras descansar contra el Getafe

Llegó la hora de la verdad. Poniendo como condición que elimine al Bayern en las semifinales de la Champions League, al Barça le quedan ocho partidos para levantar los tres títulos. Poco más de un mes de competición en el que el cuerpo técnico ha decidido poner fin a las rotaciones. Luis Enrique y sus colaboradores han estado reservando fuerzas durante toda la campaña para llegar al punto culminante a pleno rendimiento. Y lo han conseguido. El equipo está al completo, sin ningún problema físico, y en un estado de forma que le ha permitido recuperar su mejor fútbol.

Aunque por delante quedan algunos partidos de los considerados de trámite, empezando por la visita al Nuevo Arcángel de mañana, Luis Enrique no moverá ya su once de gala. El objetivo no es solo evitar sorpresas. En el horizonte está la trascendental eliminatoria de la Champions League, la vital visita al Vicente Calderón, donde se pondrá en juego la Liga, la final de la Copa del Rey y una hipotética final de la máxima competición europea. Y el entrenador asturiano quiere que sus estrellas tengan el máximo ritmo posible para afrontar con las máximas garantías todos estos retos. Esa puesta a punto solo se consigue con carga de minutos y, Menos rotaciones para coger ritmo de juego. Con solo ocho partidos por delante, el cuerpo técnico considera que ha llegado el momento de no reservar nada salvo percance en forma de lesión o sanción, las rotaciones quedan a partir de ahora limitadas a la mínima expresión.

En Córdoba volverán al once titular Jordi Alba, que se perdió el duelo ante el Getafe por sanción, Piqué, que lo vio desde la grada por decisión técnica, Iniesta y Rakitic, que se quedaron en el banquillo. Toda la artillería para mantener la presión sobre el Real Madrid y ganar ritmo de cara a la inminente visita del Bayern al Camp Nou.

Dentro de esta dinámica y salvo percance inesperado, el ‘tridente’ estará a partir de ahora siempre sobre el terreno de juego. La política empezó ya frente al Getafe. Todo apuntaba a que Luis Enrique aprovecharía la visita del conjunto azulón para dar un último respiro a Luis Suárez y premiar de paso a Pedro. El entrenador asturiano, sin embargo, prefirió no romper el excelente momento goleador del delantero uruguayo y la absoluta conexión que está demostrando con sus dos compañeros de vanguardia, Leo Messi y Neymar.

‘Lucho’ es consciente de que buena parte de sus opciones de levantar los tres títulos pasa por el rendimiento que pueda ofrecer su tridente de ataque, por lo que ha decidido no tocar lo que está funcionando a la perfección.

Lo que sí puede cambiar a partir de ahora respecto a lo que hemos visto durante lo que llevamos de temporada es el capítulo de los cambios. Hasta la fecha y con contadas excepciones, las sustituciones durante los partidos han llegado más bien en la recta final y a menudo no se han completado los tres relevos. Desde este momento, si los partidos se resuelven pronto, como fue el caso del Getafe, el banquillo se moverá con más celeridad.

Frente al conjunto azulón también se dio un primer paso en este sentido, con la entrada de Pedro. El objetivo no es tanto reservar fuerzas como preservar a los futbolistas clave de alguna inoportuna lesión o cualquier golpe que pueda poner en duda su participación en alguno de los duelos importantes que hay de aquí al final del curso.

Luis Enrique tiene muy claro su equipo titular con la única excepción del centro del campo, donde Xavi puede competir con Iniesta y Rakitic.

Diario Sport, edición impresa

Leave a Reply